“Al-Uqlidisi fue un matemático árabe cuya obra kitab al-fusul fi al-hisab al-hindi (capítulos de matemáticas indias) es el texto árabe más antiguo conocido que describe el uso posicional […] es decir, el uso de los dígitos del 0 al 9” (1)

Pero lo más interesante de este matemático es la utilización del separador decimal, por ejemplo si dividimos 19 entre 2, nos puede dar 19, 9,5, 4,75, 2,375 y sucesivos. Con ello se extendió el sistema decimal por nuestro mundo conocido.

Si Al-Uqlidisi viviera entre nosotros y fuera un mortal y nadie hubiera inventado las fracciones como él (alguno lo habría hecho) pero un medio o un cuarto no existirían. O por lo menos podemos imaginar que sin Nietzsche no existiría la cultura de los atrapados en la ideología del Más allá, ni podríamos decir: ¡Póngame un cuarto de sandía!

O no podríamos responder: es un medio amor. ¿Qué quiere decir que es un amor no completo? En la vida todo son fracciones: he pagado la mitad del coche, me he comprado una oferta de 2X1, mi madre tuvo dos maridos, pero el segundo fue bueno (un medio), ya hemos vacunado a un tercio, o Sanchez (para los que son de fuera de España) ha dado un medio indulto, o sea no ha hecho una amnistía.

Gracias a este matemático árabe que vivió en Damasco donde los dulces en aquel año del 920 eran la delicia de Oriente (y de Euclides de quien re-elaboró sus trabajos) podemos además escribir en papel, pues él fue uno de los primeros en convencernos que escribir los cálculos en la arena o la tierra no daba firmeza al conocimiento.

De ello tal vez hablemos, que sin la posibilidad de escribir, fijar y transmitir nuestro conocimiento es imposible que llegáramos hasta aquí. Por ello debemos tanto a Al-Uqlidisi, las fracciones, los números decimales, la escritura en papel de los cálculos matemáticos que en cada plaza debería estar su estatua.

O… ¿Ud. se imagina diciendo?: tengo un amor entero, he pagado todo el coche de una vez, la oferta era de 1X1, y hemos vacunado a todos de una vez. (2) Si, nos gusta la alteridad, sino como las cotorras de Tele 5 podrían fraccionar el docudrama de Rocío en tantos capítulos de amor y odio sinfín.

¿Y Sanchez? Pues habría dado una amnistía o no habría dado ni una amnistía.

Notas

  • El libro de las matemáticas, Cliford A. Pickover

(2) Por ejemplo los Chinos han vacunado a 1.000 millones en tres meses.