Chiquito Cabezón –02 by j re crivello

el

La Universidad de Oxford como regalo de su conferencia entrego un ejemplar a Chiquito de sus 50 monólogos más osados, debemos recordar que su obra está construida sobre miles de palabras elegidas de otros idiomas. Chiquito regreso a Barcelona y dejo aquel libro encima de una mesilla que estaba al lado de su televisor, diremos que era una taza de wáter con una tapa de metacrilato como las que venden en las grandes superficies, al abrirla solo se ve la loza blanca y limpia, de la cual sale una luz que proyecta la imagen de una moderna lámpara de salón. Allí estuvo un largo año hasta que B. Sam & Son lo rescato, y ha llegado hasta nuestras manos. Nos hemos propuesto permitir que el gran público acceda a alguna de estas disparatadas reflexiones, para ello le hemos rebautizado con el nombre de: #Monologo 1 y sucesivos# Editado by Oxford

#Monologo 1#

Chiquito Cabezón le tenía mucho cariño a este -su primer escrito, lo público en 1951 casi al acabar la guerra. Lo redacto para un grupo Trotskista que le invito a la fábrica Fiat de Torino. Sus impresiones de aquella visita aparecen garabateadas encima del texto:

Llegue allí y hacía un frío de mierda. Me recibieron tres tipos y me dijeron que tenía que hablar en la entrada. Habían preparado una base de madera y eran las 5:30 de la madrugada. Antes de salir del hotel había tomado un café y sentía que mis intestinos crujían produciendo unos gases que daban un olor a gasolina quemada en el Tercer Mundo. A mis pies colocaron un cartel que decía:   “tutti gli operai con Chiquito”.

Aún recuerdo que para preparar el texto pude consultar unos cuentos en italiano que había en casa de una de mis abuelas y de los cuales escogí tres palabras, decían más o menos lo siguiente:

a-      Una napolitana comió salsa picante y se fue al lavabo. Su baracca (1) se había esfumado, allí dentro las pedorretas le ayudaron a recordar que debía subir al Vesubio para obtener nueva fortuna.

b-      Un comerciante de pescados tenía cuatro atunes. Vendió dos y los restantes se los dejo al Santo para un milagro y fuera dovizia (2) su suerte. El Santo olería a pescado durante 24 horas y clamaría al cielo por un salario digno que le alejara de los milagros y la estulticia.

c-       Una turista del sexo atendió a su cliente en el lavabo del tren. Tanto traqueteo y ruido, ella se sintió capturada por una chispa de amor a su cliente. Pudo descubrir su primera sbornia (3) con un tipo que era bajito, sediento y fugaz, pero no le abandonaría el resto de su vida.

De los datos recogidos, diremos que Chiquito dio un discurso que daba vueltas a la suerte, la abundancia y la borrachera, estaba cargado de epítetos e introdujo las tres palabras en su castellano durante 15 minutos. La gente fue en aumento y el público le aplaudió a rabiar, salvo un grupo, quien desde el fondo le tiraba unos objetos rojos del tamaño de un tomate. El golpe fue tremendo, al darle en el centro de la cara tumbándole, mientras caía pudo escuchar:

“¡Sogno spagnuolo!” (4). Aquel día su cara se inflamo, pero aún tuvo que escuchar el mitin del  grupo trotkista de las 6 de la tarde, luego le montaron en un tren para España, donde llego un día después. Repuesto de la avería al deshacer la maleta desplego sobre la cama el cartel de recuerdo:

#Tutti gli operai con Chiquito#

Notas:

(1)Palabras: Baracca: suerte. (2)Dovizia: abundancia. (3)Sbornia: borrachera Fuente: Dizionario Sapgnolo-italiano. Carlo Boselli, editado en 1930

(4)Sogno spagnuolo: Öpera: Una cosa rara, ossia bellezza ed onestà, autor Vicente Martí y Soler, Viena 1786 La acción se desarrolla en un pueblo de Sierra Morena, a finales del siglo XV. La elección de un argumento español presumiblemente honraba la tierra nativa de la esposa del embajador español, protectora de Martín Soler. Fuente Wickipedia

(5)Texto de la Opera (completo en)

REINA

Valor, querido hijo,

disipa el anhelo;

la lucha ha sido muy fatigosa,

pero muerta al fin, la formidable fiera,

la gloria acentúa mi triunfo.

(6)En España se han puesto de moda los telepredicadores (ya tenemos el de Podemos, nos faltaba Chiquito Cabezón) Nota del autor

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .