Google vende nuestros datos…

Carisa Véliz

Tampoco puedo esperar años a que regulen esta situación. ¿Qué hago? ¿Hay soluciones a nivel individual?

CARISSA VÉLIZ. No uses Google, utiliza un buscador como DuckDuckGo. No uses WhatsApp, utiliza Signal. No uses Gmail, usa Protonmail. Para prácticamente cualquier app que necesites hay alternativas respetuosas con la privacidad. Y respeta cosas como tu email. Si no le das tu número de teléfono a cualquiera, ¿por qué hacerlo con tu dirección de correo?

No voy a escribir sino reproducir esta pregunta a una autora que su libro es número 1: Privacidad es Poder. ¿Tan alejados estamos de poder cambiar esta inercia y dejar las empresas que comercian con nuestros datos?

Y… puede ver la entrevista en El confidencial Link o leer esta otra respuesta.

P. Bueno, en realidad siempre nos dijeron que si no éramos algo así como un depravado sexual o un delincuente no nos teníamos que preocupar. Eric Schmidt, ex CEO de Google, decía que los que se inquietaban por la privacidad era porque tenían algo que esconder.

CARISSA VÉLIZ: El caso de Eric Schmidt es poco menos que curioso. Él mismo pidió a Google que retirasen información personal de los resultados. Es un argumento de marketing llamativo pero ya. Todo el mundo tiene algo que esconder. A veces no sabes qué es lo que tienes que esconder pero sin saberlo estás siendo vigilado y, por tanto, puedes ser discriminado. Tu teléfono puede llegar a inferir, como se ha demostrado en varias investigaciones, si eres susceptible de desarrollar una enfermedad mental grave solo por como tocas la pantalla. Si eso acaba en una aseguradora pueden discriminarte a la hora de contratar un seguro o pedir un préstamos. Tu información económica puede hacer que dentro de unos años te discriminen a la hora de alquilar un apartamento. Hay miles de ‘brokers’ de datos vendiendo información de millones de personas. Tu religión, tus tendencias políticas o tu orientación sexual pueden acabar en manos de la empresa que quieres que te contrate. Ellos simplemente te dicen: ‘no encajas’. Y tu no puedes saber que te están discriminando. Incluso no hace falta que hagas algo mal. Hay ciberdelicuentes esperando un error para cazar tus claves, tus datos y mucho más.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .