El hombre al que le ha rodeado el silencio: F. Ré

Cuando uno es escritor pasa jornadas desdoblado en multitud de personajes, hasta que se topa con una parte de la rama familiar donde alguien aparece rodeado de silencio. Y decide investigar, pero esa dura capa se aferra una y otra vez a dejarle entrar. Mi abuelo Felipe Ré me mira desde el otro lado de la fotografía. De cara ancha y orejas pequeñas, debajo de la nariz aparece un bigote alargado que acababa muy fino. La nariz desciende como si quisiera dominar toda la cara formando un triángulo con dos ojos negros.

Su estatura, era tradicional de los Re, 1,90 y zapatones que se acercaban a los 46. Al hacerle la foto, la única que existe de su vida vemos como se apoya en un mueble y cruza las rodillas al final. Cualquiera daría la idea de que no era campesino, ni que Italia fuera su cuna.

Mi abuelo Felipe posee una mirada atónita, su estatura le coloca en una posición alejada del núcleo de su mujer y sus dos hijos. Tal vez esa fue su intimidad familiar. Como si fuera de aquel triangulo solo pudiera considerar que no era posible hablar. Se le rodeo de silencio. Es en la familia aquel que no está presente, aquel del que nadie habla, ni mi padre, ni su hermana, ni mi abuela. Es quien interpreta el espacio teatral del silencio. Aquel que se muere joven y su vida no es importante pues los planetas familiares desconcertados se mueven año tras año sin resolver más que la vida propia del cual él ya está alejado. La foto (la otra que se conserva, le muestra inmenso, pero deja caer un brazo en una silla, el otro en un mueble). Me pregunto, nos preguntamos: ¿Por qué se apoya? Los gigantones en nuestra ilusión corporal de las figuras nunca buscan apoyo. Su figura llena el espacio, a veces debo volver hasta él, como si dos cromos escapados de una magia le compararan con mí otro abuelo. Hablo de A. Crivello y este pedazo de Re construido en el tamaño, el bigote y una cierta separación del espacio. Se cruzan dos abuelos, Crivello, cercano emprendedor y con tres hijos, muy familiar y compañero de sus dos hijas mujeres y muerto joven; y este hombretón también muerto joven pero que aparece situado en el silencio, en el tiempo que le ha negado su participación. Pasarían 100 años hasta que siete descendientes Re volvieran a cambiar el sino de las tendencias. Tal cual repitiendo ese rito de 3 mujeres y 4 hombres. Como siempre.  Tal vez sus ojos muestran una mirada que intuye que el apellido se mantendrá de milagro y los nuevos serán diferentes. Pasadas las angustias y peripecias las sinuosidades, los retiros de la vida triunfadora, los genes mezclados unos con otros reaparecen cuasi milagrosamente: en una palabra, en una tradición en un descaro o tan solo en esa inteligencia innata que les desborda.

Le imagino con voz recia, dirigirse cada mañana al trabajo, le imagino en el ritual del bar, le imagino en la espera y en la duda. Le imagino en esa nube que le cubrirá después durante años. Y le imagino hablándome:

“¿Hablas del silencio? Mira, yo estoy sentado donde los días se dividen y cada camino debe decidir entre el miedo de mi hija y el desorden de mi hijo. Más allá. Más allá veo a otros que superan este marasmo que desvalorizará nuestro nombre. Los genes son traviesos, mi hijo buscará la verdad en largas noches perdido y desconcertado. Luego, aparecerá J.; él se ocupará de reparar la rama de la familia casi 100 años después. Y luego Ré, más traviesos y geniales vivirán sin carga”.

Nota F. Ré esta casado con la famosa abuela: Domenica (mi bruja preferida)

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. spwilcen dice:

    A very interesting and entertaining caricature. Is it a caricature if it is a real person? I suppose in this case most definately so. Well done.

    Le gusta a 1 persona

    1. Is a real perdón… Yes un abrazo Juan

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.