Charlas con mi gato —32: Apatrullando la ciudad

el

Hacía frio, me tapé y di vueltas hasta ponerme nervioso. ¿Qué haría mi gato? Me levante y fui hasta el comedor. Vi que leía. Le puse su plato de leche pero lo ignoró. ¿Que era aquello que tanto le entretenía? Y pregunté. Levanto la vista, su color negro azabache contrastaban con esos dos puntos azules de sus ojos. Dice aquí y leyó:

El  “mito es puesto por el autor en boca de Sócrates y relata la historia de un soldado de Panfilia llamado Er, hijo de Armenio, que, muerto en la guerra, es resucitado por los dioses al cabo de doce días de su deceso, para contar a los vivos el destino de las almas después de la muerte. Las ideas centrales que refiere la narración son: la inmortalidad del alma, la existencia de premios y castigos expiatorios en un plano escatológico, la armonía entre libertad y destino, la sabiduría y la justicia como virtud (ἀρετή)”(Fuente La Wicki)

—¿Qué opinas? —preguntó. Fui hasta mi mesa y levanté un libro que estaba leyendo.

—Este libro es de uno de los terapeutas de más prestigio de Barcelona. Se llama Diálogos de ultratumba y es de Manuel Villegas.

—¿Le conoces? —preguntó mi gato. No, yo conozco a la persona que lo conoce. Aquí en la página 79, habla que la psicoterapia “se entiende como un proceso de cambio y transformación, y lo primero que uno debe hacer es recuperar la memoria, la que da sentido a la experiencia”(1).

—Que… ¿ahora harás terapia? —exclamó mi gato. Cuando entraba con el cuchillo es fino,       —pensé.

—Lo que dice el terapeuta es que la terapia es “la oportunidad de pasar del juicio de las almas sin necesidad de morir y volver a encarnarse”. La relación entre el mito de Er y los humanos es que podemos “volver a decidir la vida que queremos escoger de ahora en adelante”(1)

—¡Y todo eso en una página!

—Si —dije. “Los felinos no nos refundamos, pero veo que los humanos han creado esa posibilidad cultural. Son unos simios inteligentes.

—¿Por qué?

—Pues han dejado de ser animales y han creado instrumentos para crecer.

—Bueno aquí dice Manuel Villegas que con ello podemos pasar de sostenernos en otros a sostenernos en nosotros mismos. Vi que bebía leche y dejo su libro. “Me lo prestarás —dijo y se marchó a su espacio. Miré fuera, comenzaba a llover por enésima vez. Era un silencio previo en la cual las almas van de la mano de Er.

Mi gato era ya humano, me fui a dormir. Mañana me tocaba caminar para estar en forma. En mi móvil, mi hijo el Sr. I, tal vez me pusiera la clásica frase: Apatrullando la ciudad.

Notas:

  • 1-Página 79manuel Villegas, Diàlegs d´ultratumba
  • 2-Bio de Manuel Villegas: Manuel Villegas Besora (Barcelona, 1941) es doctor en psicología y ha sido profesor de la Universidad de Barcelona (UB) desde 1974 hasta 2013. Socio fundador y presidente de la Asociación Española de Psicoterapias Cognitivas (ASEPCO) durante más de una década y director de la Revista de Psicoterapia, desde sus inicios en 1990 hasta 2014. Tiene también una larga experiencia como terapeuta individual, de grupos y de pareja. Entre sus publicaciones, destacan El error de Prometeo, Prometeo en el diván y El proceso de convertirse en persona autónoma, así como Parejas a la carta, escrita en colaboración con Pilar Mallor Herder Editorial).
  • 3-Apatrullando la ciudad, canción del Fary que el sr I. (mi hijo) y yo intercambiamos cuando el camina por Madrid y yo por Barcelona.
  • 4-Letra de el fary:

Por la noche con su coche, vigilando sin cesar
Va tu amigo el policía, Policía Nacional
Los peligros que le acechan él los debe de afrentar
Pues adquiere un compromiso con toda la sociedad

Apatrullando la ciudad, apatrullando la ciudad
Por la noche con su coche apatrulla la ciudad
Apatrullando la ciudad, apatrullando la ciudad
Por la noche con su coche apatrulla la ciudad

Delincuencia y gamberrismo, violencia y drogadicción
Con entrega y energía, él será la salvación
Lo mismo rescata un perro de morir atropellado
Que evita que den un golpe en el viz que haya burgado

A las madres de la droga él ofrece su consuelo
Y persigue al traficante que tiene el corazón negro
Siempre alerta, siempre atento, siempre buscando la paz
Para ti gusto se lleva si debe desenfundar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.