Debates: Zygmunt Bauman / J Re Crivello: Identidad virtual y física: Los miedos. -01

el

By j re crivello

Hola amigos, comienzo una nueva serie sobre el mundo Post-Ucrania. Durante unos días repasaremos la Sociedad líquida (seran artículos nuevos y antiguos actualizados bajo este nuevo prisma)

d14d37cd1d41908c01b2f7aa6c984960

Zygmunt Bauman: Facebook tiene más de 1.000 millones de cuentas, una invitación a mostrar las identidades, los pensamientos, los gustos, las opciones en público. Y la grandeza de gente como Orwell o Huxley es que captaron los miedos de su generación. […] Esos miedos no causan pesadillas a las generaciones más jóvenes. Tienen miedo de ser abandonados por sus compañero, de perder el trabajo, ser innecesarios para la economía, perder su casa… esos son los miedos”. (1a)

Re Crivello: Los miedos anteriores eran referidos al fin de la civilización, o al control estatal (Orwell, 1984; el paso del milenio, año 2000; o una revolución, comunismo, maoísmo que alterara el marco de valores). Los actuales como -bien apunta Bauman- son individualistas, van unidos al rechazo, a la exclusión, la pérdida del status. Esto está en abierta contradicción con la explosión de las identidades en la red. Todos sugerimos –en la red- que respondemos a un modelo interesante, en nuestros corazones vibra una celebritie que desea triunfar y ser deseada. Pero a veces olvidamos que esta sociabilidad es una conexión, como dice Bauman “on line” y sumergidos en esta pertenencia a la aldea virtual nuestra soledad aumenta y con ello nuestros miedos al rechazo. Ello nos sitúa prisioneros de la fábula de Sodoma, en la cual nuestra curiosidad al llevarnos por caminos diferentes puede paralizarnos.

En un pasaje de la Biblia se relata como Sodoma y Gomorra fueron destruidas conjuntamente con Adma y Zeboím (Deuteronomio 29.23). Lot huyó de Sodoma antes de su destrucción, avisado por ángeles de Yahveh. Su mujer de nombre Edith al darse la vuelta (desobedeciendo el mandato de Yahveh) se convirtió en estatua de sal, en castigo divino por su curiosidad, quedando ahí mientras el resto de su familia abandonaba el lugar. (1)

En esa disyuntiva nos encontramos ante el fin de la familia y la aparición de la individualidad que encuentra su carácter y vitalidad en ser “hijo de la gente”, y en la cual las redes son su vehículo y las minorías su expresión.

(1a) Cita extraída de internet.

(1b)Fuente Wickipedia

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gracias Juan. En la línea que discurren tus reflexiones existe hoy en día una cuestión crucial que no excluye lo que planteas, sino que lo incorpora, a saber, ¿Cómo la cuarta revolución industrial va a modificar la condición humana? Convertidos en meros algoritmos, qué valor tienen las vidas, qué criterio se usa computacionalmente para jerarquizar a las personas? Esto, bien pensado, constituye un clamor y un llamamiento a que la Filosofía y otras disciplinas humanísticas HABLEN, cuestionen Y LUCHEN POR NO PERDER EL NORTE DE QUE SOMOS HUMANOS Y DE QUE ESTA CONDICIÓN ESTÁ EN PELIGRO ¿Queremos ciertamente eso? Quizás sí…pero no pueden decidirlo los algoritmos, sino que deben ser los propios humanos los que se desintegren por voluntad propia, o no….interesante!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Coincido contigo Ana,,, tal vez en esta serie incluya algo sobre ello. Si tienes tú escrito algo sobre esto lo agrego a la serie en mi blog. Cariños juan

      Le gusta a 1 persona

  2. Interesante, muy interesante, como siempre que desmenuzas textos de Bauman. El individualismo líquido agobiado por el rechazo o la exclusión (véase cierta contradicción en tal perfil) y que se mantiene en ansiedad por una posible pérdida de status es notorio, muy visible. Pero si después observamos que quienes, como los mismos grupos de Masticadores, intentan expandir la cultura, el uso de la razón y el gusto por leer y escribir, generan un número discreto de visitas y comentarios en comparación con las legiones de «influencers» que, sin casi nada que aportar o aportando contenidos de poco valor, reciben miles de visitas, comentarios y «likes», podemos concluir que es fabuloso que en nuestros corazones vibre una «celebritie» siempre y cuando no lo conectemos con el deseo de triunfo, porque esa es la razón por la que surge la ansiedad. No parece racional preocuparnos por una jerarquización de las personas (a la que alude con mucha razón Ana de la Calle) conectada a unos valores virtuales con los que no coincidimos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno,,, el papanatismo o sea influencers es moda. Y con ello como dices se acrecienta el rechazo o la aceptación. Seguimos un abrazo Juan

      Le gusta a 1 persona

    2. Este mes Masticadores ha cerrado con 19000 visitas,,, si es poco en relación a esta gente Pedro. O tal vez mucho…

      Le gusta a 1 persona

      1. Es una cantidad más que suficiente para que el grupo se sienta orgulloso y asombrosa para un grupo de webs que transmiten cultura. Es un triunfo. Un abrazo, maese Crivello.

        Le gusta a 1 persona

      2. Un abrazo,,, si, un esfuerzo de muchos, digamos alrededor de 200 entre editores y escritores. A veces los hijos nos sorprenden jajajaja

        Le gusta a 1 persona

      3. Normalmente siempre nos sorprenden.

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.