Hombres ayatolás —02

by j re crivello

“Todos toman partido por el reglamento de la casa y por el weedjie afable y parlanchin. Pero que hijoputa es el carbón.

“Tiempos duros, machote, no ha habido suerte”, sonríe extendiendo la mano […] “Victoria moral” dice el otro tio”. (pág. 222, Irvine Welsh, Acid House)

Son sólidos estos hombres, están construidos sobre la victoria moral. Son los ayatolás de Irán que mantienen la dictadura de la fé, o los curas católicos clásicos que mantenían contra viento y marea el pensamiento mítico.

Ellos hablan siempre de la revelación, un paraíso duradero que surgió allí en el pasado. Su Mito, es dogmático, incontrastable, sencillo y solo se puede aceptar por la fe. Y por las armas en el caso de lo ayatolás.

El primero que abrió el camino del pensamiento racional, fue Anaxímenes de Mileto, tuvo el valor de decir que la naturaleza (y nosotros) surgimos del aire y del movimiento. Pero pasaron siglos hasta que nos quitáramos esta venda mágica. Aun en nuestros días, hay hombres hablan de la verdad, de Dios, de el Mito, o de leyes que surgen de la divinidad. El pensamiento racional ha abierto el espacio en la sociedad a los hombres y las mujeres, con la Ética debatimos sobre la las normas de conducta y con la política gestionamos los cambios.

Los hombres ayatolas, aún no han sido derrotados, y pueden surgir en nuestros robots o la Inteligencia Artificial. Los nuevos proyectos nos hablan de los gemelos digitales, que la fábrica esté conectada con el Metaverso y los cambios en uno se actualicen en el otro: “»Todo lo que construimos en el mundo real se está volviendo muy complejo: no podemos imaginar la construcción de estas cosas sin simularlas primero dentro del mundo digital y virtual», dijo Rev Lebaredian, vicepresidente de Omniverso y tecnología de simulación en Nvidia. (link)

Pero para no apartarnos del tema, diremos que los hombres (y mujeres?) ayatolas, siguen presente en nuestras vidas, ellos simulan una realidad, la del mito, la de reglas surgidas desde una revelación y pretenden imponerlas a la sociedad.

Nos dicen eso sí, para calmarnos: “Tiempos duros, machote, no ha habido suerte”

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Comparto completamente tus pensamientos, Juan. La intransigencia religiosa hace ciegos y sordos a hombres y mujeres que imponen a los demás su forma de ver y de actuar. Hablan de amor y respeto, pero afirman que el amor y el respeto deben dirigirse solo a lo que consideran moralmente correcto.

    Le gusta a 3 personas

    1. Buen día Marcello, Juan nacemos, vivimos y morimos bajo la exclavitud de los dogmas, con una fe ciega sin argumentaciones y examen crítico porque ésta, es necesaria para justificarlo.

      Le gusta a 2 personas

      1. Si, Frida,,, comparto un saludo Juan

        Le gusta a 1 persona

      2. Muchas gracias por la respuesta, Frida🌹 con la que estoy totalmente de acuerdo.🙏🌹

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.