Guerra y paz: El socialismo by j re crivello

“Después de improviso, le va a invadir una sensación de felicidad; en la niebla de nieve, por la tierra virgen de la estepa, se dirigían hacia el oeste los tanques soviéticos: los T-34, terribles, veloces, musculosos.

[…[ Rusia encadenada por el acero, terrible y lúgubre, marchaba hacia Occidente. (pág. 891, Vida y destino, Vassili Grossman)

De la literatura que estoy releyendo y está pasando por mis manos, El libro de Vassili Grossman, el de Svetlana Aleksiévich, El fin del Homo sovieticus, y Archipiélago Gulag de Alexander Soljenitsin constituyen tres retratos que nos hablan de la Rusia actual a través de su pasado. Cabría agregar Los hijos de Arbat, de Anatoli Ribakov.

Estos libros nos muestran la profundidad del alma rusa y los sufrimientos con los que se construyó la Rusia del socialismo (que es la actual). Si Ud. se dice socialista, tal vez debería hacer el esfuerzo de conocer sus resultados. Y con ello comprender al gigante dormido que se acuesta entre Asia y Europa.

Leemos en Homo Sovieticus, desgarradoras descripciones donde el miedo es parte de las vidas de todos los ciudadanos de ese país:

“De esos diplomas, impresos todos en un papel espléndido, tengo lleno un armario entero por ahí […] Más tarde en la guerra, teníamos que economizar la munición. Si teníamos la costa cerca, cogíamos a los prisioneros y los acomodábamos, como arenques, en una barca. Desde la sentina nos llegaba el sordo clamor de sus voces: “Nuestro fiero Variag no se rendirá jamás / aquí nadie suplica clemencia…” Les atábamos las manos a la espalda con alambre y les atábamos una piedra a los pies” Y se hundían despacio hasta el fondo.

En Los Hijos de Arbat un capitulo explica el cambio de un diente por el odontólogo de confianza de Stalin, pero a la vez muestra la preocupación de Stalin ante la actitud de kirov. Dice la Wikipedia al respecto: “Ese mismo año, Stalin le pidió a Kírov que fuera a Moscú a trabajar directamente con él y alejarlo de su base de poder en Leningrado, al haber sido elegido secretario del comité central, pero Kírov se negó alegando que deseaba permanecer en la ciudad hasta el fin del segundo plan quinquenal (1938),​incrementando el resentimiento de Stalin”

En los Hijos de Arbat Anatoli Ribakov describe con maestría el momento previo al asesinato de Kírov ocurrida el 1 de diciembre de 1934 y que abriría la gran represión de los años 30.

El Gulag, es la expresión máxima de un régimen que es la sociedad transformada en un campo construido por la delación, las denuncias y el miedo. Muchos consideran expresa la verdadera esencia del Socialismo. No es algo separado de la sociedad, no es un régimen que posee leyes separadas del Estado. Es la KGV, su esencia, es quien llevará al poder a Putin y con ello construirá el contenido de la Guerra de Ucrania.

Si leemos a Soljenitsin, nos describe la peresylka, la prisión de transito que representa la conexión entre los dos mundos durante 70 años. Existen pocas imágenes de estos viajes de tránsito, algo que fue abundantemente fotografiado bajo Hitler. Dice al respecto:

“La prisión de transito produce en el recluso la impresión aparente de que todavía se halla en contacto con los suyos. Es aquí donde escribe la primera carta a que tiene derecho: algunas veces, para comunicar que no le han pegado un tiro; otras, para decir hacia donde va. Siempre son las primeras palabras que un hombre envía a su casa, siempre escritas por una persona que ha dejado ya atrás el arado de los interrogatorios. Allí en casa le siguen recordando todavía como era, pero ya nunca volverá a ser… (pág. 406 A. Soljenitsin, Archipiélago Gulag)

Tantos crímenes se han cometido en los sistemas socialistas que nos resulta paradójico que en algunos aún se refieran a sí mismos como tal. Está en la libertad de cada uno elegir su opción política y en la de todos recordar los aspectos de la historia que razonan sobre lo ocurrido. Nos queda aún la apertura de China a la democracia y con ello la aparición de la documentación y reflexión sobre este poder construido sobre 96 millones de funcionarios del partido y solo 7 hombres en el vértice del poder (y Cuba, y Corea del Norte). Pero será más rápido, mucho más rápido de lo que pensamos…

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carlos Usín dice:

    Tenemos unos amigos cuya vida ha sido bastante peculiar, por ser magnánimo.
    Ella nació en Checoslovaquia, un país que ya no existe.
    Vivió bajo el comunismo y fue testigo de cómo en Bratislava, algunas personas pretendían huir a Austria, en la orilla de enfrente del Danubio. Los soldados les ametrallaron.
    Por dinero, decidió emigrar a trabajar a Libia, cuando allí gobernaba un tal Gadafi.
    Cuando EEUU bombardeó Libia, ella estaba allí aunque no le afectó.
    Conoció a su actual esposo allí. Un holandés.
    El marido tuvo que salir hutendo de Libia porque le seguía la policía secreta.

    El que quiera socialismo o comunismo, sólo tiene que ir a vivir donde lo han sufrido.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.