Viernes: Espías o supervivientes by j re crivello

Anoche en mi tradicional sueño de las tres de la madrugada mi protagonista denunciaba a un espía para protegerse el como espía. Uno de los más famosos es Philby.

“Ese día de invierno, en la capital del Líbano, y ante unas tazas de té, ambos saben que la suerte está echada y que ese encuentro marcará un antes y un después. Tras acabar la conversación, uno de los dos personajes sabe que su fachada se ha venido abajo y que su imagen ha quedado ya irremisiblemente expuesta, por lo que no queda otro remedio que la escapada. En efecto, pocos días más tarde desaparecía súbitamente para reaparecer al poco tiempo en la capital de la Unión Soviética. Ese encuentro al que acabamos de hacer referencia es el que mantuvieron John Nicholas Rede Elliott, miembro de los Servicios Secretos Británicos, y Harold Adrian Russell Philby, célebre periodista que durante un tiempo en el pasado ocupó destacados puestos en los Servicios de Inteligencia Británicos o MI6”. (Link fuente)

En mi tradicional caminata de las 7:30 de la mañana (unos 4Km) por la ciudad me preguntaba si los que siempre veo, o me saludan pueden ser espías. El vendedor de cupones de la ONCe, es más un tarzán que un espía, pero está en su parada muy temprano, lo tache de la lista y lo pase a superviviente, o mi amigo Esteban, que dejo su país y fundo una empresa y siempre me saluda, no lo creo, aunque su sonrisa engatusa a todos, lo quito también,; o el tipo joven de buen ver que trabaja en la administración de un Colegio del pleno centro, y me saluda pero su cara dice, estoy harto y quiero cambiar de trabajo, o mi profe de cerámica, Marc, que fuma hasta hartarse pero nos reímos mucho, humm, los espías no ríen, lo tacho de la lista. O el jefe de la Guardia urbana que me compró la casa. No tampoco un Poli puede serlo. Frustrado estoy llegando a casa, la sociedad está llena de supervivientes.

Por ello he preguntado a Google, y como este es un supermercado ideológico, responde “que es asumir que nos enfrentamos a situaciones complejas”. Lo cual nos lleva a que los supervivientes de nuestra sociedad son como los agentes secretos, su vida esta encajada en miles de dudas o decisiones que aparecen como simples pero representan algunos valores: continuidad, tesón, sacrificio, talento en cómo aplicar tu deseo, olfato espiritual, seducción y rigor para aplicar tus resultados. Si, amigos vivir no es fácil. De todo mi círculo de conocidos he descubierto quien puede ser la espia…

Mi profesora de yoga: de hablar suave y tenaz en sus ejercicios y a la vez conecta con sus alumnos pero mantiene la justa separación. Es una Matta Hari moderna. Y ese es el nuevo territorio del espía, el pulpito, la variedad, el contacto con la gente y saber evaluar los riesgos y las posibilidades.

No, está claro que mi tarzán, el vendedor de cupones de La Once no sirve para ello. Tal vez, el que más pollos al Ast vende en vilanova, canoso, alto, desgarbado, como si hubiera bajado de Marte y supiera como se debe vender un pollo y luego veinte millones más. Si, este es de los dos: espía y superviviente.

Buen finde, amigos.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Carlos Usín dice:

    Kim Phliby ejerció de periodista en España durante la guerra civil.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.