¡Amo el futbol! Comienza el Mundial —01 by j re crivello

Artículo escrito a las 6:35 horas de la mañana.

He creado un grupo de WhatsApp de 28 personas, todos familiares, la mitad españoles la otra mitad argentinos. Así es el Planeta futbol, vida, pasión, identidad y locura por tu equipo. Ya está claro quiénes son los dos equipos que ganarán, alguno mencionó Brasil, pero el administrador (soy yo) y borró ese comentario (es broma). Todos hemos debatido de la prohibición de la cerveza, en este grupo parece que nos saltaremos la norma.

Una Francia sin Benzema! Ayer se retiró lesionado

Escuche mi primer Mundial, con 10 años, recuerdo sentado en una escalera que no tenía salida. Hacia sol, y era casi primavera. Estaba solo. La orgullosa Argentina era la favorita, hasta que expulsaron a Rattin su capitán y todo se acabó. Pero aquello se recuerda como: La increíble historia de cómo la expulsión de Antonio Rattín en el Mundial de 1966 hizo que se inventaran las tarjetas en el fútbol (link) «¡Afuera!», exclamaba Kreitlein y le señalaba el camino a los vestuarios pero Rattín, furioso, se quedó unos minutos.

Otro momento, ya en Barcelona, participé en la campaña contra el mundial del 78, la Dictadura Militar Argentina era tremenda y después de los actos que hacíamos, nos íbamos a ver los partidos a un bar en la esquina de calle Corsega con La Meridiana. El primer llamado a boicotear el Mundial 78 se produjo en octubre de 1977 en el diario Le Monde de Francia, el verdadero epicentro de las denuncias de violaciones a los derechos humanos en la Argentina (link)

 La final de la Copa Mundial de Fútbol de 1978 fue disputada el 25 de junio de 1978, en el estadio Monumental, de Buenos Aires, Argentina, y ganó Argentina contra Holanda con dos goles de Kempes y Bertoni. La Dictadura aguantó unos años más pero nosotros amantes del futbol aun recordamos esa final.

Y ¿quién no recuerda la mano de Dios?: El balón con el que Diego Maradona anotó el mítico gol del Mundial 1986 con la ayuda de «la mano de Dios» fue vendido en una subasta por 2 millones de libras (2,28 millones de euros, 2,36 millones de dólares) el miércoles en Londres. Pero alguno se preguntará de donde surge este nombre, Google nos dice: En la Biblia «la mano de Dios» significa algo muy profundo. La mano invisible e intangible de Dios está sobre ti: liderando, guiando, animando, protegiendo, fortaleciendo y dándote ánimo.

    “Ahora sí puedo contar lo que en aquel momento no podía, lo que en aquel momento definí como «La mano de Dios»… Qué mano de Dios, ¡fue la mano del Diego! Y fue como robarle la billetera a los ingleses también…”    Diego Armando Maradona

Y ese mundial lo ganó, Argentina contra los alemanes eliminando a Reino Unido en cuartos vengándose de aquella expulsión de Rattin.

La primera vez que vi a Maradona fue con 16 años correr en el campo en un partido de futbol y toda la grada gritaba que sería grande. Esa tarde un borracho echaba vino desde una torre de iluminación y se hizo un espacio ante el miedo que la botella nos callera encima.

Otro momento de gloria es cuando España gana el Mundial. “El 11 de julio de 2010, España venció a Países Bajos en la final del Mundial de Sudáfrica. El triunfo representó el primer título de tal índole para los ibéricos. España llegaba con la chapa de campeón europeo y, pese a que tropezó en su arranque, pasó la fase de grupos. Aquella instancia la superó con seis puntos y como líder. Los Países Bajos también fueron punteros en grupos y con un puntaje perfecto de 9 unidades. En las siguientes llaves superaron a Eslovaquia, Brasil y Uruguay. 

En el caso de los españoles, estos superaron por 1-0 todos sus choques eliminatorios hasta llegar a la final. En el camino dejaron a Portugal, Paraguay y Alemania. 

Y podríamos seguir hablando horas sobre futbol. Y lo haremos durante 20 días. Y beberemos cerveza. Y hablaremos de la situación de Qatar y sus 300 mil personas que viven como reyes a costa de los demás no-ciudadanos de ese país. Y de la situación de las mujeres.

¿Futbol? Esto es futbol!


Notas:

He escrito muchode futbol, va este link El escritor y Dios: Maradona -010 by j re crivello y su imagen

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carlos Usín dice:

    Me gustaría formar parte de ese grupo de «locos por el fútbol», aunque este seleccionador, ha conseguido que me desconecte de la selección por varias razones. La primera es que no soy capaz de conocer a todos los jugadores que se ha llevado a la selección. Incluso llegué a pensar que se trataba de un nuevo talent show, como los maestros de la cocina. Como ha hecho debutar a todos los jugadores de la Primera y Segunda división, asumí que empezaría a llevar los de categoría Regional y así sucesivamente.
    Por otro lado, me sorprende la hipocresía de la gente hablando de Qatar y de las condiciones del país. ¿Es que acaso no se demostró en su día que los de Qatar, una auténtica nulidad en el mundo del fútbol, compraron los votos de algunos señores de la FIFA corruptos, para llevarse el mundial allí? ¿Nadie habla de eso? Hemos tenido 12 años para acordarnos de los operarios muertos, de los contratos salvajes a los que se ha sometido a los trabajadores, de prometerles ganar X y cuando llegan allí y hacen su trabajo les pagaban X/2. Y sin sindicatos, y si protestabas, te llevaban a la embajada y para casa, sin posibilidad de volver a entrar. Por bastante menos que eso se han boicoteado JJOO y algún Mundial.
    Y fnalmente no soporto a Luis Enrique por su petulancia, porque es un inútil que ha construido su fama en base a la mejor plantilla que ha tenido el Barça, con el mejor Messi que ha habido.
    Pero sobre todo, por su antimadridismo recalcitrante.

    Por todo eso, esta vez, no estoy ilusionado por este Mundial. Por primera vez desde 1966, cuando fui testigo televisivo del robo que le hicieron a Alemania (la del oeste, la de los buenos) en Wembley, con aquel gol fantasma que nunca entró y que se lo dieron a Inglaterra.
    O aquel Bekenbauer jugando con la clavícula rota y el brazo en cabestrillo.
    O aquella Brasil de Pelé, Jair, Tostado, Gerson…
    O cómo salté de alegría con aquel gol de Dieguito, sorteando ingleses hasta llegar al portero y dejarlos a todos en el suelo. Como dijo Valdano tiempo después, yo sólo le di la bola y él sólo tuvo que empujarla.
    O cómo me acordé de todos los ancestros del árbitro que no concedió el gol a Michel contra Brasil
    O del maldito egipcio que señaló fuera un balón que suponía la victoria de España contra Corea…en Corea.
    O aquel gol que Cardeñosa, a puerta casi vacía,no fue capaz de meter en la portería de la canarinha.
    O a Mario Alberto Kempes, destruyendo la naranja mecánica de Kruyf, como antes lo hizo Torpedo Muller.

    Han convertido algo sagrado («la bola no se toca») en algo mercantilista.

    Para este año tenía dos favoritas: Brasil y Francia. Los neymar, Mbapé, Vinicius, Rodrygo y demás, no se les puede ignorar.
    Tras la última noticia de Benzemá, Francia ha perdido mucho. Y con respecto a Argentina, creo que en el pasado ha tenido unos equipos temibles, con un mejor Messi. Y sin embargo, ya conocemos la historia.

    Así es que este año voy con Cristiano Ronaldo.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.