Buscar

Barcelona / j re crivello

Escritor y Editor

Autor

juan re crivello

Escritor & Editor Autor que publica en diferentes blogs: Masticadors de Letras España, MasticadoresUSA, MasticadoresEROS. Colabora con el periodico digital Mundiario con 10 millones de lectores. Su blog oficial es Barcelona & j re crivello https://bcnexpres.wordpress.com/ En sus diferentes blogs ha superado la barrera de 1 millón de visitas. Dirige la Editorial Fleming Ha publicado en los blogs de El País, Le monde, Clarín Ha editado 12+1 libros disponibles en Amazon Dirige el Taller de Escritura FlemingLAB por el que 50 escritores han dado voz a su propio estilo.

¿Te sumas?

Masticadoressalvemoselplaneta! Un proyecto recién salido de la cocina de Masticadores ¡te invito a hacerte seguidor y sumarte!

j re crivello

La degradación del planeta 05: las brujas

Les invito a darse de alta y seguir MasticadoresSalvemoselplaneta! –j re crivello

“¿Aumentó el precio del pan, se elevaron los impuestos, disminuyeron los salarios, escaseaban los puestos de trabajo? Obra de las brujas. La audacia de las diabólicas e infernales brujas no conocía límites. […] El significado práctico de la manía de las brujas consistió, así, en desplazar la responsabilidad de la crisis de la sociedad medieval tardía desde la Iglesia y el Estado a demonios imaginarios con forma humana (1) pág. 205 Marvin Harris

Y en la Edad Media fueron quemadas 500.000 brujas. Ante ello nos preguntamos ¿Cuáles serán los demonios que inventaremos ante la degradación del planeta?

Le dejo la lista…. Puede Ud. rellenar con sus fobias y simpatías. O dejar que la rellenen los populistas. O enfrentarnos a la degradación del planeta con un pensamiento racional.

Saludos y buen viernes

Notas

  • Vacas, cerdos, guerras y brujas. Marvin Harris

MasticadoresColombia & Antonio Caro Escobar

Antonio Caro escobar ha aceptado ser el editor de MasticadoresColombia. Estamos orgullosos de su colaboración y con él la familia de Masticadores agrega otro canal para difundir a los creadores.

¡Gracias Antonio! —J re crivello Fundador de MasticadoresdeLetras

Blog de Antonio Caro

Libros en amazón

Seguimos a la búsqueda de fundar MasticadoresMexico, Perú y Argentina. ¿Te gustaría colaborar con nosotros en un proyecto que ya reúne a 38 escritores? Escríbenos a fleminglabwork@gmail.com a la atención de j re crivello Te escuchamos…

Y lo festejamos con un poema del poeta Julián Badillo Camargo de Colombia

CARTA A UN AMOR ENFERMO. By Julián Badillo Camargo

Un cuerpo amarillo de ojos similares

Al pasado majestuoso, 

Me mira en todos los espejos,

Memoria de que existo en ti,

De que mi cuerpo

Sano está enfermo en tus pulmones

Que exhalan fuego extinto.

Un cuerpo amarillo 

Me recuerda el rosa de tus párpados,

Telones de anhelados mundos,

Muros de doble sol agónico.

Devoraría el venado salado

En tus pestañas, el mundo

Que enferma ante tu hermoso fracaso,

Juntos fracasamos como un pubis

De hierba acuchillado de flores.

Devoraría tu sexo pútrido

A cambio de un minuto

Para contemplarnos

Como atadas serpientes

Vacías de huesos,

Donando nuestras columnas al cielo

Para que dé un bastonazo

En tu cuerpo plaza desnuda

De palomas, y espante sus alas infelices, 

Su cáncer alimentado 

Por los rubios granos de tu esqueleto, 

Que solía ser un prado

En que la tarde sentada

Esperaba una luna 

Como un trozo de hierba en los labios.

Astro feroz de leche

Que se posaba en mi espalda,

Sorpresa que murmura

Un oleaje sano surgido en tu saliva,

Donde voraz,

Como nunca naufraga esta lengua. 

Pertenece al libro de poemas Libérate del Closet

La degradación del planeta 04: el espíritu Yanomano

“Los mismos yanomano tienen dos palabras para el hambre: una denota un estómago vacío y la otra un estómago lleno de carne. El hambre de carne es un tema constante en el canto y la poesía yanomano, y la carne es el foco de sus festines” (1) pág 97 Marvin Harris

Nuestra sociedad hasta hace poco ha estado regida por los hombres, quienes descendemos de cazadores. Toda nuestra estructura de consumo descansa en el botín sin saber si aquel degrada o no el ambiente. Recurrimos a la obtención de la presa y con ello aseguramos las proteínas de la dieta. Pero nuestra sociedad posee ya mil millones de personas que viven con menos de un dólar al día y han sido despojados de su capacidad de cazar. El nuevo milenio debe proveerles de una salida a su subsistencia, no hablaremos de los subsidios. Son palabras que pertenecen al ámbito socialdemócrata y generan inmensos ejércitos de funcionarios. Debemos pensar en nuevas herramientas para lograr que esta sub-humanidad se integre al mercado de los valores de uso y con ello no obtengamos un aumento del desequilibrio medioambiental. Y ello es solo posible con los proyectos que descansen en ciudades inteligentes. Los Estados deben desaparecer. Las ciudades deben aparecer.

Para ello deberíamos guiarnos por una máxima: los animales se regulan de una manera textual y los hombres de una manera convencional. Con lo cual ajustemos nuestros acuerdos y convenciones en una dirección diferente al consumo y la caza.

Es la civilización femenina quien debe dotar de nuevas ideas, tal vez tales como: el trabajo cooperativo, la re-utilización, el cuidado de la prole, la vida compartida: coches compartidos, hogares compartidos, actividades comunitarias compartidas. Puede ser que estemos próximos al mundo del no valor y eso es posible por la caída del valor de cambio de las mercancías (2). Cada vez más baratas y en más cantidad y hechas por robots.

Solo nos queda asegurar: en este contexto la Inteligencia Artificial ¿estará dotada del espíritu cazador o colaborativo? ¿Y los robots, los activará Putin o el espíritu femenino?

  • Marvin Harris, Vacas, cerdos, guerras y brujas.
  • Sobre este tema regresaré. Consideramos desde El capital de Carlos Marx que para producir cada Mercancía cada vez se usa menos horas de trabajo por unidad. Cada vez valen menos. La ley del valor es decreciente, más mercancía menos tiempo de trabajo socialmente necesario y en esto si soy marxista. Ahora no digo las tonterías de la izquierda del siglo XIX, que con ello desaparecerán los burgueses.

la degradación del planeta -03: La descarbonización y la afluenza

“La afluenza es una enfermedad dolorosa y contagiosa o de trasmisión social que consiste en sobrecarga de endeudamiento, ansiedad y despilfarro como consecuencia por el obstinado empeño por poseer más” (Fuente Wickie) (1)

Lograr descarbonizar el planeta es asumir esta enfermedad que padece nuestra sociedad de consumo y diagnosticada por agudos psicólogos y coachs. No es posible romper el ciclo del carbono que incluye el consumo desmesurado de plásticos sin plantearnos retos. Sin asumir que la muerte del planeta es la muerte de una civilización angustiada por poseer para desechar.

El mundo acumula un aumento de 1°C y ya se observan impactos globales: huracanes, aumento del nivel del mar, inundaciones y, la sequía, que amenaza la producción de alimentos. Todos estos efectos resultarán familiares en el futuro y son ya la nueva normalidad. Un cambio de temperatura 1,5°C tendrá efectos catastróficos todavía mayores. España es más vulnerable por su clima mediterráneo. Planeta Futuro El País

¿Qué podemos hacer para descarbonizarnos? Lo primero y más visible es reducir nuestro consumo ineficaz, nuestra vida construida en el despilfarro, en la utilización de objetos para calmar, para atraer hacia nosotros una satisfacción efímera e intercambiar lo usado dando nuevos valores a lo que está casi intacto. La medida de nuestras vidas debería ser un consumo responsable. O consumir cultura. O consumir aquello inmaterial que acrecienta la satisfacción de nuestras vidas: ir a bailar, leer libros, leer artículos digitales, hacer y escuchar música, ir al teatro, pintar, caminar y exigir parques limpios de Co2. En suma reemplazar el consumo de objetos por el consumo de valores de uso. De utilidades inmateriales.

¿Descarbonizar? Si haces eso ya estas reduciendo el consumo de carbono. Y… ahora viene lo segundo: una economía circular, una ciudad sostenible, unos coches reciclados a partir de los que tienen 20 años, etc. Haz tu lista mental y ve a por ello. En mi caso tengo un coche que compré por 900 Euros y me lleva a los sitios. ¿A dónde nos llevan los coches de 20000 Euros?

La cultura es la manera de consumir sin degradar el medio ambiente y da placer y amistad.

Y si no te convence, puedes exigir: “Zero carbón Spain 2030” como proyecto basado en “Zero Carbón Britain 2030” que detalla a continuación Carlos Fresneda en la entrevista a quien realiza el Informe  Paul Allen, en el año 2013 cuando comenzó el proyecto y director del emblemático Centro para la Tecnología Alernativa de Gales:

“Nuestros modelos demuestran que se puede reducir hasta un 90% las emisiones sin necesidad de desarrollar nuevas tecnologías y sin un detrimento en nuestra calidad de vida”, asegura Tony Kellner, especialista en la proyección de las energías renovables y miembro del equipo de Zero Carbon Britain. “El restante 10% puede ser absorbido por métodos naturales de captura de carbono como la plantación de bosques y la restauración de los humedales”.

El segundo gran pilar del informe Zero Carbon Britain es la apuesta por el ahorro y la eficiencia energética, los así llamados ‘negavatios’. Según el CAT, Gran Bretaña podría reducir hasta un 60% de sus necesidades energéticas con una “cura de eficiencia” en su parque de viviendas, en sus edificios industriales y de oficina y en su flota transporte.

El tercer elemento va más allá de la propia energía y aborda la contribución, tantas veces olvidada, de la industria alimenticia a las emisiones de CO2. El CAT reclama un profundo cambio en el uso de la tierra y en las prácticas agrícolas, con una drástica reducción de la superficie dedicada a la ganadería, unida a una ‘relocalización’ en la producción de alimentos y una popularización de las dietas ‘bajas en carbono’.

En la Gran Bretaña de ‘carbono cero’ a la que aspira el Centro para la Tecnología Alternativa, los coches serían preferente eléctricos y de uso compartido, se requerirían fuertes inversiones en transporte público y el avión se reservaría para las grandes distancias.

Nota:

(1) El primer registro que se tiene de la palabra afluenza es de 1954. El término es un neologismo que nace de la combinación en inglés de influenza (gripe) y affluence (afluencia, riqueza)

La degradación de nuestro planeta -02: el mito hindú

“La boñiga de vaca (en la India) cumple por lo menos otra función importante. Mezclada con agua, se convierte en una pasta utilizada como material para recubrir el suelo del hogar. […] Y dejándola endurecer hasta que se convierte en una superficie lisa, impide la formación de polvo y puede limpiarse con una escoba” (pág. 23) (1)

El ecosistema hindú considera a las vacas sagradas pues ellas le proveen de poca leche para su familia y además de vacas macho cebú que son los tractores de los campesinos. La relación entre el culto y la prohibición de matarlas para Marvin Harris es la base donde prevalece el cálculo a corto o largo plazo, matarlas para no pasar hambre o cuidarlas para evitarse morir de hambre en el futuro.

Cuando hablamos de cuidar el ecosistema en términos occidentales hemos perdido los límites morales que nos brinden una idea de cuál es el corto plazo y donde reside el futuro. Estamos tan sumergidos en una cultura del consumo que destruimos lo que nos rodea a través de la inmediatez de satisfacción egocéntrica sin considerar la idea de reciclar, o talvez poco a poco esta está surgiendo en nuestras vidas.

La lucha por sobrevivir está influida por esta tendencia a considerar que el valor de cambio que reside en la Mercancía explora y define la sociedad (concepto de Marx en El capital), los valores de uso latentes son vehículo, y confirman su  aceptación pero no dirigen nuestras vidas.

La mercantilización de la vida que nos rodea crea estos grandes espacios de consumo sin alma. Alguno se preguntará: ¿he abandonado la fe capitalista? No, esta sociedad tiene aspectos positivos, pero la fe ciega en el consumo está destruyendo el planeta en objetivos de satisfacción egoísta a corto plazo y nos impide concebir una sociedad capitalista a medida del planeta.

El mito de la boñiga de la vaca es una lección de cómo concebir una sociedad basada en valores de uso. En utilidades que no siempre deben ser mercantiles. Alguien me dirá, detrás de ese mito esta la religión que actúa como norma. Aceptaremos que es así, pero nos preguntamos: ¿necesitamos de la religión para sobrevivir y hacer buenas obras? O ¿tan solo unas normas morales básicas y civiles pueden ser suficientes?

Ayer cuando un alumno me decía, he aprobado filosofía, ya me despido de ella para siempre, le pregunté:

¿Cómo es tu generación partiendo de alguno de los filósofos que has leído? ¿Sois como S. Mil que habla de buscar la felicidad de los demás para obtener la propia? Su respuesta fue, creo que esa no es la nuestra, nosotros los jóvenes buscamos el like. Y mirándole dije:

—Nosotros éramos platónicos —dije, queríamos cambiar la Idea. Los dos sonreímos. Nietzche había triunfado.

Ahí… queda.

(1) Marvin Harris, Vavas cerdos…

La degradación de nuestro planeta -01: Potlach

Esta semana hablaremos de ecología, amigos -j re

Una afirmación tal como: “en el año 2040 según nuestros cálculos el Aeropuerto de Barcelona quedará bajo el mar por el avance de “x” metros producido por el calentamiento global” dejo a mis contertulios en una fiesta donde la mayoría eran profesionales de clase media acomodada en Barcelona con una cierta perplejidad. Luego su reacción fue que lo que estamos haciendo no está bien, pero que en 20 años el aeropuerto con 55 millones de visitantes quedará inservible no encajaba en sus parámetros.

En este momento nos encontramos, en el cual el calentamiento global esta tan cercano pero a la vez tan alejado de nuestras prioridades. En la encuesta de El Pais de hoy, entre 8000 europeos aparece como segunda prioridad por primera vez detrás de la emigración. Los europeos temen a los que vendrán desde fuera, pero no temen al calentamiento y la degradación del planeta y aún menos a la Inteligencia Artificial que atrapara poder y condicionará nuestras vidas.

Dice Marvin Harris(1) que “entre los amerindios en las regiones costeras del sur de Alaska. […] Los buscadores de status practicaban lo que parece ser una forma maniaca de consumo y despilfarro conspicuos conocida como Potlach. El objeto del potlach era donar o destruir más riqueza que el rival. Si el donante del potlach era un jefe poderoso, podía intentar avergonzar a sus rivales y alcanzar admiración eterna entre sus seguidores destruyendo alimentos, ropas y dinero”

Y en esta situación nos encontramos, en la civilización del potlach, en la cual todos rivalizamos por consumir, que es una manera de destruir la naturaleza y rodearnos de una masa gigantesca de deshechos.

Mis contertulios del sábado eran unos 60 % ingleses y los restantes españoles(o catalanes) La fiebre nos ha acercado a ellos, ahora somos europeos, pero ellos están dejando de ser europeos. Con ello quiero señalar que las prioridades siguen estando desajustadas con respecto a lo que se avecina mientras estamos sometidos al consumo autodestructivo por el impulso al prestigio que nos domina. Actuamos como los jefes de esas tribus imbuidos por el espíritu potlach y con ello invitamos a nuestro huésped a una carrera por la emulación, según M. Harris: “El jefe huésped y sus seguidores prometían desquitarse . Y con ello preparaban la siguiente fiesta potlach de consumo”.

Notas:

  • Pág. 105, Vacas, cerdos, guerras y brujas. Marvin Harris.

A partir del siglo XIX, los pueblos que practicaban el potlatch, y en particular los kwakiutl, comenzaron a comerciar con los europeos, lo que supuso un gran aumento de su riqueza, al mismo tiempo que disminuía drásticamente su población debido a las nuevas enfermedades que éstos introdujeron. Ello estimuló una intensa competencia por el prestigio, hasta el punto de que los kwakiult comenzaron no sólo a regalar bienes como mantas y piezas de cobre, sino incluso a destruirlos. En algunos casos, los anfitriones destruían la mayor parte de sus propiedades, e incluso llegaron a quemar sus casas. Este hecho produjo el que algunos estudiosos llegaran a considerar estas prácticas como comportamientos económicamente derrochadores, resultado de un impulso irracional de búsqueda de estatus y prestigio. (Fuente wicki)

María traición (la Inteligencia Artificial)

El sueño de anoche no fue tan largo pero pasaban actrices de los años 60 en España, la última María Traición. Como siempre esta actriz no existió. En el 30% de los chimpancés el lenguaje sirve para dar curso a hablar sobre los demás (entre gruñidos está claro). Dice en su libro Eduardo Punset que el antropólogo británico Robin Dunbar explica: “que descubrió que cuanto más numeroso es el grupo , más tiempo se dedica a la limpieza y al cuidado del otro; con toda probabilidad, no porque haya más pulgas, sino mayor necesidad de intercambiar información social”

También aduce que más chismorreo o sesiones de matar pulgas están unidos a más selección e inestabilidad sexual. Con ello tenemos dos habilidades que vienen desde los primates la comunicación y el intercambio sexual y una tercera el lenguaje. A partir de aquí se me ocurre una pregunta:

¿Los robots heredaran estas meta-cualidades? La inteligencia Artificial que es su base, ya la práctica, es cotilla. Ella utiliza el intercambio de la información para generar algoritmos que establezcan parámetros de comportamiento. Luego compramos esta información para establecer mejoras grupales o en la sociedad, por citar un ejemplo, un grupo de emprendedores españoles ha generado una I. A. que permite escalonar la gestión de la ruta de los camiones, siempre pasando por los sitios donde los cotillas camioneros se detienen e intercambian información.

Y ¿qué tiene que ver María traición en todo esto?, tal vez refleja el fin de una época, la de la España Cañi y una que estará regida por la I- Artificial y sus mejoras.

Saludos y buen viernes.

¿Qué es una Isla Creativa?

logo de MasticadoresdeLetras

Crear un paradigma creativo, es acercar creadores a la sombrilla del talento (esa es mi tarea en MasticadoresdeLetras –j re crivello

Esta mañana decidí caminar por la playa en dirección al final donde una roca gigante aparecía varada en el mar. Me preguntaba que abría detrás. El día estaba removido y se alternaba el sol y unas nubes que amenazaban tormenta. Casi en la cima pude ver otra playa sucesiva y un cañón de agua que entraba pegando con fuerza. Nadie era posible que me descubriera, pero nadie me salvaría de aquel espacio apartado y sometido al control de la naturaleza y la soledad. Pude sentarme y recordar una frase de Max Planck:

 “Una nueva verdad científica no triunfa por medio del convencimiento de sus oponentes haciéndoles ver la luz, sino más bien porque dichos oponentes llegan a morir y crece una nueva generación que se familiariza con ella” (1)

En esta soledad se veían las cosas más claras, para que surja una nueva teoría científica -me dije- es necesario que esa isla creativa germine y luego sea aceptada.
Las islas creativas son espacios que uno sumerge su ambición, sus deseos de explicar algo percibido por otros pero que pocos se atreven a dominar. En ese momento aparece con fuerza un impulso que intentamos escuchar pero que multitud de distracciones atraen para apartarnos del foco. Los escritores -y ese es mi caso aunque este varado en esta isla- descubrimos hilos finos que asoman. En la vida real el bistec puede estar salado, o la paella subida del sabor al marisco, y nosotros reaccionamos como la infinitud de mortales. Pero en las islas creativas que nos sumergimos nada nos dice, ni nos dirá que aquel pecado, o aquel marido celoso, o aquella señora que trabaja de mujer policía, no sean caras hambrientas que están dispuestas a vivir con nosotros hasta que les demos un espacio en un papel y el lector le anime en su imaginación.

Una isla creativa supone, como dirá Max Planck que ellos no aceptaran que sus miedos les impiden ver nuevos caminos, y la tarea es parte de una intuición ante algo que late pero nadie ha recogido.

#Nadie#


Notas:


La Estructura de las revoluciones científicas. Thomas S. Kuhn, Edit. Fondo de Cultura Economica pág. 235
Max Planck: “En 1900, descubrió una constante fundamental, la denominada constante de Planck, usada para calcular la energía de un fotón. Esto significa que la radiación no puede ser emitida ni absorbida de forma continua, sino solo en determinados momentos y pequeñas cantidades denominadas cuantos o fotones. La energía de un cuanto o fotón depende de la frecuencia de la radiación: donde h es la constante de Planck y su valor es 6,626 por 10 elevado a -34 julios por segundo o también 4,13 por 10 elevado a -15 electronvoltios por segundo.
Un año después descubrió la ley de la radiación electromagnética emitida por un cuerpo a una temperatura dada, denominada Ley de Planck, que explica el espectro de emisión de un cuerpo negro. Esta ley se convirtió en una de las bases de la mecánica cuántica, que emergió unos años más tarde con la colaboración de Albert Einstein y Niels Bohr, entre otros. Fuente Wickipedia.

¿Qué es un paradigma?
Thomas S. Khun: “El término «paradigma» designa todos los compromisos compartidos por una comunidad de científicos. Por un lado, los teóricos, ontológicos, y de creencias y, por otro, los que hacen referencia a la aplicación de la teoría y a los modelos de soluciones de problemas. Los paradigmas son, por tanto, algo más que un conjunto de axiomas (para aclarar su noción de paradigma Kuhn invoca a la noción wittgensteiniana de los «universos de discurso»)” Fuente Wickipedia

¿Dónde están las monedas? -03 de Joan Garriga by j re crivello

Hoy termina esta interesante serie amigos, tal vez mañana venga… Ciudad Juarez (una ciudad donde la muerte no tiene precio) _j re

“Algunos hijos piensan que tienen que querer a uno de sus padres, al que catalogan de bueno, y que deben despreciar al otro, al que tildan de malo. Es decir, escinden su corazón entre el bien y el mal y se ponen de juzgadores.” (pág. 54) (1)

El gran desencuentro surge cuando luego nos parecemos o buscamos personas en esa línea. El gran esfuerzo –según Joan Garriga, es tomar al niño inocente que fuimos y reparar lo que allí pueda aparecer, las cicatrices nos sirven para ser mejores. Debemos abandonar la queja, pero para ello necesitamos coraje, y tal vez a veces un buen terapeuta agregaría por mi parte.

En mi caso viví partido entre dos mundos el bueno de mi madre y el malo de mi padre. Y entre dos familias, la buena y la mala. Años me ha costado en reparar ese desequilibrio y disculpar en mi padre aquella enfermedad que le esclavizaba: el alcohol. Debo agregar que más difícil ha sido aceptar que la bondad de mi madre, que conducía al desastre.

Detrás de la bondad puede estar escondido una suerte de manipulación que nos atrape en sus habitaciones donde la luz es sustituida como en un juego sin fin de espejos mágicos. Cuando observo a hombres solteros que viven con sus madres dotadas de una infinita bondad (y conozco dos) puedo descubrir o intuir esa prisión del alma que les atrapa.

Pero, retomemos, busquemos a ese niño dotado de ingenuidad y desde su mano dejémonos llevar como dice Joan Garriga y repitamos:

“Sé que sufriste mucho con tus padres en ciertos momentos, y con estas raíces tú vas a crecer y con estas cicatrices tú vas a ser grande también” (1)

¿Probamos?

Notas

  • Pág. 54, Joan Garriga, ¿Dónde están esas monedas?

Fleming crece ¿participas?

Esteban Suarez, j re crivello

La foto nos muestra trabajando en los proyectos de Fleming/Masticadores, pero el equipo lo componen Diana Gonzalez en Granada, Mel Gómez en Texas y Victoria de la Fuente en Oviedo Y próximamente alguien en Buenos Aires…

Amamos la comunicación y construimos herramientas para el futuro y llegar a muchos lectores con contenidos de calidad, por ejemplo ayer con Esteban hemos cerrado: vender libros en 10 cafeterías (una red especial pero interesante), detrás dos pequeñas empresas Cellec de Esteban y Fleming Academia (por mi parte) ayudan con sus contactos a expandir nuestra comunidad, pero sin vosotros nada sería posible.

¿Quieres participar? Puedes unirte a nuestro proyecto, o bien escribiendo y publicando, o dirigiendo un Taller de Escritura, o un Masticadores de letras (nos faltan llegar a Perú, Chile, México y norte EEUU. Pero si tienes una idea ¡dínosla! Con nosotros no te harás rico en dinero pero si en cultura.

Y si tienes una empresa, convierte tu éxito en un sponsor de cultura, con poco, solo necesitamos… muy poco.

j. re crivello

Fundador de Masticadores

Info: fleminglabwork@gmail.com

Mel Gomez, Diana Gonzales y Victoria de la Fuente

¿Dónde están las monedas? -02 de Joan Garriga by j re crivello

“No importa tanto lo que me han hecho, sino lo que yo hago con lo que me han hecho” J. P Sartre

Dice Joan Garriga: “si rechazamos nos debilitamos (…) En cierto modo permanecemos como niños tiránicos que decimos a la vida y a nuestros padres cómo deberían ser, en lugar de aprender de lo que es, de tomarlos como son o fueron” pág. 41 (1)

Yo fui un niño tiránico, en la medida que la disputa entre mis padres en un matrimonio desquiciado y cruel no me permitió muchas veces reconciliarme con los aspectos positivos de sus personalidades y aceptarles tal como eran. Agrega Joan Garriga: “quien amputa una parte de su trayectoria se encuentra eternamente en fuga, intranquilo”.

Los años (y dos terapeutas mujeres) pueden dar la paz y llevarnos a aceptar nuestro pasado y desde aquel inmenso espacio de sabiduría hacer crecer la fuerza para crear una personalidad brillante. Ese espacio fue mi vida y es. Me pregunto, le pregunto estimado lector: ¿está aceptando a sus padres?, ¿ha dejado de ser niño tiránico? Bienvenido pues a una era donde sus capacidades emocionales turbadas pueden ser más ricas.

Es allí en el dolor, donde descubrimos nuestro lado humano.

Nota:

¿Dónde están las monedas? Joan Garriga Institut Gestalt

¿Dónde están las monedas? -01 de Joan Garriga by j re crivello

Este libro clásico que he leído hace un tiempo plantea interrogantes que a todos nos cuesta responder pero que deberíamos hacer un esfuerzo para mejorar nuestras vidas. En mi memoria subyace la separación de mis padres, pero dos separaciones de familiares hace muy poco la han activado (o dos solteros viviendo solos en casa de su madre). No soy un experto en esto, ni pretendo serlo; como escritor mi olfato me lleva por senderos donde descubro que a veces nos jugamos la vida en tan solo pocos minutos. Esta semana atravesó la red la nueva Actividad para los 17 escritores de mi Taller de Escritura y prefiero nos situemos en lo que dice Joan Garriga:

“Es un clásico de psicoterapia el caso de los pacientes que juraron de niños no parecerse a sus padres para luego descubrir, en la fase media de su vida, que son y actúan como ellos…

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: nos encadena lo que rechazamos, y sólo lo que amamos nos hace libres.

Por eso, es importante tomar conciencia de lo que rechazamos, para investigarlos a fondo en nuestro interior, y hacer espacio a todos los componentes emocionales que sobrevengan hasta que se complete el proceso hacia la paz.

Es cierto que muchos problemas se originan por heridas de amor, por traumas y por lo terrible de lo vivido. (…) Es importante no olvidar algo más profundo: tenemos problemas porque amamos mal. Si miramos sin prejuicios el alma familiar y las dinámicas del niño, encontramos que este se inserta en su sistema familiar de forma que ama incondicionalmente suceda lo que suceda. Y vemos que por amor ciego trata de asumir sacrificios, cargas o culpas que corresponden a sus padres, hermanos, abuelos o la familia extensa”. (pág 31)

Garriga nos enseña que el buen amor es aquel que respeta en los demás (padres o hijos) sus dificultades y acepta que esta no es fácil de resolver, pero son materia y responsabilidad de ese miembro de la familia. A veces pienso que la vida es larga pero la resolvemos en minutos, a través de decisiones que no hemos meditado ni contextualizado al formar parte de una estructura mayor que nos condiciona y unas jerarquías familiares de las que debemos conocer y reflexionar.

Hace unos años asistí a una sesión de constelaciones familiares impartida por Joan Garriga, hubo muchos ejemplos que me llamaron la atención pero uno aún siempre aún me sorprende, una mujer mostró su dolor ante la sucesión de suicidas en su familia desde su bisabuelo.

Regresando al Taller de Escritura, muchas veces lo concibo como una manera de ser más genuinos con nosotros y decía en la Actividad enviada estaba bautizada como: Nunca le conté esto a nadie. A partir de aqui debían crea historias desde donde atrapas aquello que no quieres contar:

a.            Un sueño: Allí descansa material de la angustia, de lo imposible, o de los recuerdos. Recoge el fragmento trasládalo al papel y desde él escribe sin censurarte.

b.            El recuerdo en concreto que no quieres contar: puedes ser desde una reprimenda paterna, a un abuso (toda persona que secuestra tu voluntad y dispone de ella).

c.          O tan solo una divertida historia familiar.

Alguno sonreirá, tal vez no es necesario para escribir partir de esto. O tal vez no es necesario para vivir partir de esto. Ambas situaciones nos llevan a ser mejores personas, o mejores escritores o… mejores decisores sobre nuestras vidas, sabiendo que en un minuto cambiamos sobre el resto de nuestra vida.

Nota.

Si le interesa, haga la actividad y envíemela a fleminglabcursos@gmail.com. Le responderé

¿Dónde están las monedas? Joan Garriga Institur gestalt

½ Lingote (la ira)

La ira es una emoción compleja. La reservamos para esas ocasiones en que un miembro del clan con disimulo juega un papel de pacífico y amable, pero su comportamiento es cruel y egoísta. Dentro nuestro crece sin reparo una planta fea y ruda que nos ahoga. Algunos recomiendan apartarle, quitarle de cuajo. Pero esta agarrada allí, le alimenta el dolor que sentimos. En las estrechas calles de las relaciones familiares no hay números ni mapas al estilo Google. Solo complejas y largas series de recuerdos y traiciones unidas al amor y de antiguo. Pero para un atardecer tranquilo, muchas veces vemos violentos acertijos que nos despiertan en la noche. Hartos, llenos de sudor, asustados, canibalizados ante esa furia del poder. Del chantaje.

Metí cinco calzoncillos en la nevera. Quite la leche de allí, prepare café. La situación me superaba. Rodeado de odio intente ver, más allá de la espesa nube que dicen es el amor familiar. Nada era tan inexplicable como descubrir un sendero falso e incómodo, el cual se repetía y me engañaba. Me dije: “si no puedes con esta violencia ¡abandónale!” Decidí abrir la puerta de casa, llevaba conmigo el jersey arrugado y un pequeño bolso. Dentro aun tiritaban de frio los calzones prisioneros en la nevera. En ese gélido camino no fui capaz de preguntar, deambule solo y perdido durante días, en mi interior, la inmensa hiedra que me ahogaba, se iría secando, hasta dar a mi vida un litro o dos, de paz.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: