Buscar

Barcelona / j re crivello

Autor

juan re crivello

Escritor Autor que publica en diferentes blogs: El País, Le monde, Clarín Blog oficial: https://bcnexpres.wordpress.com/ Obra literaria en Scribd http://www.scribd.com/juan re crivello Página Web oficial http://juanre-crivello.com/

Galletas con sardinas: Huguette Clark

10405561_752524058115635_3825234688813492639_nAndree y Huguette
Huguette y Réene Clark

En el siglo XX, un nuevo tipo de princesas americanas se alzó con el poder, no gracias a su riqueza, sino por su carácter, estilo e ingenio. He decidido de una manera personal reflejar alguna de ellas: Barbara Hutton, Clara Ward, Katlen Kennedy, Nancy Astor, Nancy Lancaster, Pauline Potter y Huguette Clark, no será una biografía, para ello encontramos muchas en internet, sino que intentaré restaurar sus voces. Algo más difícil por cierto – j re

Galletas con sardinas: Huguette Clark

He llegado a los 105 años, y veinte los he pasado en este Hospital. Es el día lo presiento y ya he renunciado a mirar hacia atrás. Aquellos que vivimos sumidos en la desconfianza ni siquiera las 42 habitaciones del piso de Nueva York nos protegen. Nada calma esta ansiedad heredada desde la fortuna familiar. La muerte de mi hermana Andrée de 17 años, cuando yo tenía 13 años marcó mi vida.

Galletas con sardinas, eso comía durante 50 años Huguette Clark. Rica, multimillonaria, encerrada en su piso de Nueva York. No sería este el primer caso de personas que se abastecen de soledad y refinamiento y donde aparece el resfriado o la miel cada tanto pero en su aburrimiento solo conciben una larga avenida de sandeces producto de la riqueza. ¿Hablamos del dinero?  Probablemente estamos tan cerca de él y su utilidad para subsistir que no reparamos cuanto estilo y esfuerzo aplicamos para evitar la escasez. Años tras años pagamos la hipoteca del piso o la letra del coche, como hormiguitas trasladamos uno tras otro la ruta de la subsistencia. Pero existen seres que nacen sin esta sensación ¿Y qué les domina?

El aliento del amor, o el sexo, o aquella conjuntivitis mal saldada de cada invierno. Sus medias de seda las renuevan, sus vestidos los reemplazan y cada tanto el administrador les cuenta de pasada que se han frito dos huevos más y eso le ha dejado un porrón de dólares.

¿Deberíamos olvidarnos de estos habitantes del planeta del dinero? o ¿del planeta de la no-escasez?

Para ello hay legendarias razones, una de ella –nos la sacaremos de la manga, si le parece-, es cuando el hada va a tocar a Pinocho diciéndole: “Niño bonito de pino, despierta, te destino a la vida. Pero para ser un niño deberás distinguir entre el bien y el mal y vencer a las tentaciones”.

En el caso de Huguette Clark, al nacer le habrán explicado que: ¿la riqueza supone vencer a las tentaciones? Alguna niñera le habrá contado el cuento de Pinocho o alguna fabula parecida, pero su tendencia a coleccionar muñecas de porcelana y apartarse de la vida pública nos señala un miedo o una lejanía, de aquella representación que le confiere un don: la ausencia de escasez.

Entre mi hermana Áandre y yo transcurrieron aquellos días que daban sentido a nuestra familia. Su muerte fue una señal. Debía alejarme de todos aquellos que me perturbaran. Y así lo hice, fui creando sucesivas capas entre el exterior y mi presente, por ejemplo mi insistencia en hablar en francés con los que me rodeaban. El idioma era una estrategia, o mis mansiones vacías durante más de medio siglo otra manera de mostrar mi insatisfacción de ya no estar juntas.

Notas:

Huguette Clark París 1906/Nueva York 24 de mayo de 2011

Datos e imágenes obtenidos de http://www.emptymansionsbook.com/

Datos: http://philosophyofscienceportal.blogspot.com/2011/05/deceased-huguette-clark.html

 

Anuncios

Masticadores sube en sus visitas…

img-personal-carnaval-con-egon

MasticadoresdeLetras el blog de Taller de Escritura está disparado en sus visitas ¡Gracias! Una vez más por corresponder de una manera cálida a las propuestas creativas. Y a los escritores que son su alma. Preparo alguna acción más

Saludos con cariño j re crivello

Mitos: Papas, Santones y otras hierbas

192433e5a0c696a54a0abff60766e7fd

Acaba esta serie amigos, me gustaría deciros que sé que haré la próxima semana pero me temo que no -j re

El uso de grandes estructuras institucionales —ritos, soberbia, visiones, herejías, median en los sueños de la muchedumbre. En su lógica de poder establecen un decálogo de amaneradas formas referidas a ser bueno. Ante la incógnita del cumplimiento de las normas, se erige la autoridad revestida de un halo de misterio.

¿Mi poder viene del más allá? Tal vez una pregunta o afirmación que surge de un espacio, donde los incumplimientos son velados, en la esfera del calor y la corrupción. Pero esta imagen celestial es producto de humores propios. Diríamos: en la mirada de mi poder proyecto la bondad y ahogo mi maldad. La sujeto, la amarro, en la oscuridad, en la secreta vanidad que me confiere actuar más allá de la norma. El Papado o cualquier iglesia de fieles absortos en la búsqueda del bien, es una construcción que no puede prescindir del catálogo de verdades. Una vez establecido este reino, los moradores son de dos almas, los que cumplen y se inspiran en la renuncia como diría Nietzche: vivir esta realidad, y los que viven en la esfera de la maldad encubierta. Surge la manipulación, las sentencias de moral para los demás, y una cierta austeridad espiritual. El escándalo de la bondad lo invade todo.

Pero, constatamos que su incumplimiento es demasiado tentador. La prohibición alumbra la riqueza y la creatividad de la sociedad. Surge esa fuerza vital que intenta separarse de tanta bondad y regirse por el talento.

Y… el talento no se doblega ante las dicotomías del bien o el mal.

Mitos: El de la racionalidad versus la radicalidad

364de031d24191acc23ee45684cfb3e9

Nunca hubiera deseado escribir este artículo -j re

En estos días que la radicalidad se adueña de las calles –y permitirme no decir donde, pues clientes, amigos, y familia se dividen -, los discursos fáciles de paraísos soñados van en contra de creencia arraigadas, las elaboradas por este escritor y muchos sobre la capacidad del dialogo o la reflexión sobre la historia pasada. Observamos que la ley es reflejo de las decisiones de un grupo que presiona a los otros por considerar que su verdad  -tal vez la del 50% de la sociedad- se puede imponer. No es día para escribir sobre historias de amor, vengadores solitarios, ficciones o poesías. Ni para hablar de Car Rawson y la sociedad de los robots que vendrá. Un nuevo mito se resquebraja, es el Yo que piensa de Descartes atrapado por las emociones y las gentes en las calles intentando doblegar a los otros, a los que opinan diferente. Ha muerto el dialogo, la bandera ofusca a su alrededor y nadie puede opinar diferente y si ello ocurre es señalado.

Apartado tras el Mito emocional: ¡Nosotros tenemos razón! Nuestro ego es tan poderoso que detrás del victimismo escondemos el Paraíso. El sueño, las nuevas leyes. Los nuevos humanos enriquecidos en ese imaginario atrapado en la bandera.

Mitos ya conocidos, me temo. Detrás se esconde lo que los manuales de historia nos cuentan. Seres humanos apiñados en busca de la verdad… pero maltratados por sus ideas. Triste, muy triste.

 

Mitos: Del sexo en cuotas o el amor con certificado

132308d5a2e1b17a634e96c2263e5def

By j re crivello

Nadie se atreve a opinar cuál de estos sistemas es mejor. Cuando hablas con diferentes personas nos explican que el sexo en cuotas es muy animal, te garantiza la pasión, es voluble y cambia hasta de colegas cada tanto. Aparentemente el rostro de la felicidad es parte de la vida de nuestros contertulios, pero por la noche al lavarse los dientes su reflejo en el espejo les devuelve un súbito silencio y luego el mando a distancia salta de cadena en cadena sin encontrar satisfacción.

Del amor certificado hablan todos. Ahora cuesta 20:000 euros si hace boda para 100 personas. Todos cantan, se emborrachan y los buenos recuerdos se acumulan en el depósito de la memoria. Los novios una vez solos deben enderezar no solo sexo, sino compromiso y afecto. Y esta palabreja se mete y repite una y otra vez: ¡Compromiso! Se daba por supuesto, que el certificado hablaba de fidelidad de amar hasta el fin de los días y milongas sucesivas. Hoy, en la sociedad líquida hay amantes que son flojos en esta parte de la vida diaria. Les gusta saltar, cultivar su individualidad, colarse en Instagram cientos de veces. En suma cultivar su narcisismo hasta el agotamiento. Con ello el amor con certificado encuentra grandes dificultades.

Los Mitos se desnudan, y algunos prefieren un tercer intento estar unidos por amor e ir despacio reduciendo las cargas sociales del contrato. ¡Solos!

En suma, una manera más Líquida de interpretar la compañía del amado respetando sus espacios.

 

Publicidad————————————–

Solo quedan 3 plazas libres -j re

Taller de escritura j re crivello _ FlemingLAB octubre

Abierta Matrícula VI Taller de Escritura

Amigos: 6 Plazas libres para octubre en el Taller de Escritura (glup! solo quedan tres) VI Taller Espero que alguno de vosotros se anime, o me envie a la suegra o el suegro. —j re info fleminglabcursos@gmail.com

Taller de escritura j re crivello _ FlemingLAB octubre

Mitos: Superman

652bf4d2afbbeb36d1ac08564531d9fd

by j re crivello

El mito de Superman es sabroso e inquieto. Nos habla de un origen extra-celular. Acostumbrados a trasladar y compartir nuestros genes durante siglos, los monos humanos, desearíamos construir nuestra civilización en un recorrido diferente al ovulo o al esperma. Más de un lector ¡maldecirá mi afirmación! Pero qué duda cabe, que esta época estamos obsesionados por retocar y dominar mediante la tecnología nuestras limitaciones genéticas, un paso paralelo es recrear grandes dinosaurios o mamuts pelados para experimentar las épocas pasadas –de las que somos grandes responsables de su cambio–. Pero Superman nos obliga a adivinar su doble personalidad, vive entre nosotros de manera torpe en Clark Kent –y dos– sus poderes intentan corregir las deviaciones de la lucha de clases, religiones, egos, ambiciones en suma, que dan fe de la compleja cultura en la que sobrevivimos.

¿Aparece Superman más seguido con la crisis capitalista? Es probable, los neoplatónicos de izquierda intentan dominar el microcosmos de nuestras agudas diferencias, con la imagen de una actitud vibrante frente a las tensiones de los mercados o de la derecha. Ansían con ello restaurar una Arcadia feliz en la cual el igualitarismo nos provee de un menor dolor. Pero Superman es de cirugía fina, interviene con el fin de restaurar la normalidad burguesa. No más robos, ni asesinatos, ni corrupción. Deberíamos convenir que no lucha contra violaciones de mujeres o asesinatos sociales. Es un policía masculino y acepta que las categorías de la maldad tienen unas prioridades.

Detrás del relato, además aparece un final de la raza humana al revés. Una parte de la antigua civilización de donde el proviene ha sufrido un colapso. Es una: ¿metáfora de nuestra desaparición?; o ¿un deseo de no estar solos en este inmenso palacio de materia incontrolada que nos puede destruir en cualquier momento? O… ¿una expresión de nuestro atraso tecnológico?

Muchas preguntas guarda debajo de su capa azul…

Mitos: De la rana que está en la charca y croa por las noches

7c1b8295d9291b5815b9ab04f38c55b2

La serie de esta semana va sobre Mitos. Mañana: El mito de Superman -by j re

Es una certidumbre tradicional, la imaginamos allí noche tras noche cuidando que la vida siga su ritmo. Pero ella es animal, es instinto y su supervivencia no es humana. No está allí por un acuerdo, por una ley ni tan siquiera por que el sindicato de ranas le ha conseguido vacaciones y jubilación. Ella es la esencia de la vida, despareja, imprevisible, con alimento o sin el. Con actividades humanas que desconciertan la charca o con su doble humano la rana Gustavo. No hay tele en su medio, ni programas que hablan de amor en escenarios en Suecia, ni aburridos señores de Gran Hermano con pedorretas de maldad siguiendo el guion.

La rana es libre, algo de lo que los humanos presumimos pero a veces olvidamos al llegar a acuerdos que nos sofocan. Ponga Ud. en esta lista cual es el acuerdo al que ha llegado pero reventaría en mil pedazos.

Lista: ………………………………………………………………………………………….. op! op!

Ahora seamos ranas y liberemos nuestra parte sometida.

———————————————Publicidad———————

Puedes descargar Sicilia gratis LINK

 

 

 

Hospital de Urgencias: Berrondo y los sapos / Homenaje a Carlos Pradier

cover Sicilia

Mi sentido homenaje a Carlos Pradier: Sicilia –j re Clasificación en los más vendidos de Amazon: n°1.337 Gratis en Tienda Kindle (Ver el Top 100 Gratis en Tienda Kindle) n.° 21 en Tienda Kindle > eBooks Kindle > Literatura y ficción > Cuentos

 

Monica Nigro  “No, el viejo Urgencias no existe más en la Santa Rosa. Está hecho a nuevo en otro lugar”.

Un correo se ha cruzado esta mañana antes de dar clase sobre Hume y Descartes. Diríamos para incluir a ambas situaciones que en ese Hospital donde llegaban todos los accidentados en los años 60, aprendí a inyectar en los sapos la orina de las embarazadas. Mi amigo Berrondo, un señor bajito, desigual, con mirada de oso de la estepa rusa me indicaba el ajetreo. La habitación estaba muy cerca donde trabajaban hasta 18 bioquímicos –entre ellos mi madre-; al salir del cole me paseaba por las tripas de un monstruo que daba o negaba la vida. Berrondo era uno más, de la colección de personajes carismáticos que poblaban esta sala de inyecciones, operaciones y candado frente a los virus. Otro era Azulay, y su hija Violeta Azulay, del cual le he inventado una historia en una novela que aun guardo en un cajón-, su padre, era inmenso, de carne de salmón y origen judío, su voz repetía una estrofa tan característica “hacer es deshacer”. Una frase que a mi corta edad siempre me dejaba al borde del acantilado; y  no podía faltar la secretaria digamos la señora M. Era espiritista, su máxima: “si tú piensas en ello lo obtendrás”. También bajita, llena de brillo, pero carente de atractivo sexual, al sentarse alrededor de una mesa de mármol alta donde hacían las extracciones pontificaba respecto al futuro y el devenir. Y en aquel recuerdo siempre aparecen los boxeadores, ese Hospital daba los permisos para practicar este deporte de manera profesional. Y allí desfilaban grandes niños de piel lisa, caras degolladas por la sed de triunfo, o simples árbitros de la patada que da la vida antes de elegir una profesión.

Con lo cual vuelvo a Hume, ¿o era Berrondo? quien nos dicen que elaboramos la moral a través de la simpatía, cada decisión es sumida en una coctelera de experiencias donde aprobamos o desaprobamos para construir una moral emotiva que reservamos en la memoria. Por ello, Berrondo y compañía regresan –año tras año, en un baile nostálgico donde los valores cuentan como si estuviera en un pasillo de sala de espera. De aquella relación intrépida y fascinante asistí a miles de preñados confirmados, mi acompañante de bata pulcra y sonrisa felina cada tarde al acabar su tarea y ver como hacía los deberes, se asomaba para despedirse. En esa conexión espiritual, la chispa nos unía.

Notas

“La comprensión ante cualquier otro hombre, de sus ideas, de sus ficciones o sus imágenes pueden tener un efecto inmediato sobre otro hombre, como si fueran impresiones suyas directas, vivaces inmediatas”. Esta capacidad de dejarse impresionar Hume lo llama simpatía y es “la condición básica de la existencia social”.

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: