by j re crivello

Querida Loren

Son días malos. Las bombas y la metralla suenan sin cesar. Leí tu carta en un pasillo lleno de suciedad de los caballos. Me conmovio. Te vi en la alberca, percibí tu olor a anís, y esa luna que solo la Provenza ve desde hace siglos. Mañana nos llevaran a otra trinchera, aquí hay muchos rumores del fin de esta odiada guerra. Te prometo que viviré para estar contigo. Te amo. Rufus

Querido Rufus

¡La guerra ha acabado! Te espero en casa. Solo imagino tu camisa verde del frente, tus labios grandes, tu bigote y el tacto de tu mano al rozarme.
Loren

###

Rufus bajo de un camión a dos kilómetros de la casa de los Loren. Y… camino despacio, no llevaba más que un bolso lleno de las cartas que había recibido. Al llegar a la casa, paso la puerta, un patio grande y agreste precedía la mesón. Volteo la puerta de entrada y al fondo pudo ver una mujer de mediana edad, con cabello a lo garçon, medio rubio. De espaldas a él… supo que era Loren. Se llevó los dos dedos a la boca y sonó un silbido acido. Ella se dio vuelta, una sonrisa de dientes brillantes y una mirada que brotaba desde un profundo amor le llevo hasta su amado casi sin esfuerzo. El saludo unió sus dos corazones. Un sabor a alcohol fuerte les quemaba. O era anís, siempre anís de la Provenza.

Nota: las cartas entre Loren y Rufus están expuestas en un museo de la Provenza. Tuvieron tres hijos y cultivaron anís hasta que uno de ellos se fue primero. Aún en la zona se dice una frase estúpida y clásica:
Si amas hazlo como la Loren y el Rufus.

Notas de turismo:
http://www.photonikon.com/FRANCIA%20-%20LA%20PROVENZA%20FRANCESA.htm

Notas referidas a las cartas:

(1) La creencia cátara (de la zona) tenía sus raíces religiosas en formas estrictas del gnosticismo y el maniqueísmo. En consecuencia, su teología era dualista radical, basada en la creencia de que el universo estaba compuesto por dos mundos en absoluto conflicto, uno espiritual creado por Dios y otro material forjado por Satán.
Los cátaros creían que el mundo físico había sido creado por Satán, a semejanza de los gnósticos que hablaban del Demiurgo. Sin embargo, los gnósticos del siglo I no identificaban al Demiurgo con el Diablo, probablemente porque el concepto del Diablo no era popular en aquella época, en tanto que se fue haciendo más y más popular durante la Edad Media.
Según la comprensión cátara, el Reino de Dios no es de este mundo. Dios creó cielos y almas. El Diablo creó el mundo material, las guerras y la Iglesia Católica. Ésta, con su realidad terrena y la difusión de la fe en la Encarnación de Cristo, era según los cátaros una herramienta de corrupción.
Para los cátaros, los hombres son una realidad transitoria, una “vestidura” de la simiente angélica. Afirmaban que el pecado se produjo en el cielo y que se ha perpetuado en la carne. La doctrina católica tradicional, en cambio, considera que aquél vino dado por la carne y contagia en el presente al hombre interior, al espíritu, que estaría en un estado de caída como consecuencia del pecado original. Para los católicos, la fe en Dios redime, mientras que para los cátaros exigía un conocimiento (gnosis) del estado anterior del espíritu para purgar su existencia mundana. No existía para el catarismo aceptación de lo dado, de la materia, considerada un sofisma tenebroso que obstaculizaba la salvación.
Los cátaros también creían en la reencarnación. Las almas se reencarnarían hasta que fuesen capaces de un autoconocimiento que les llevaría a la visión de la divinidad y así poder escapar del mundo material y elevarse al paraíso inmaterial. La forma de escapar del ciclo era vivir una vida ascética, sin ser corrompido por el mundo. Aquellos que seguían estas normas eran conocidos como Perfectos. Los Perfectos se consideraban herederos de los apóstoles, con facultades para anular los pecados y los vínculos con el mundo material de las personas.

(2) Pernod es una marca de anís francés, siendo la más antigua del país, perteneciente a la empresa Pernod, filial del grupo también francés Pernod Ricard.
El Pernod no es técnicamente un pastis (otro típico anís francés), aunque a menudo se le denomina como tal, pues en realidad contiene muy poco regaliz. El licor debe su gusto a la destilación de la planta del anís, y no a su maceración. El producto es obtenido a partir de la especie de anís estrellado, del que se extrae un aceite esencial llamado anetol, que se mezcla con esencias aromáticas obtenidas por destilación, tales como la menta o el cilantro.
Anís: ¿Para qué sirve?: Se utiliza la semilla. Es carminativo, favoreciendo la digestión, mejora el apetito, alivia los cólicos, incluidos los infantiles frecuentes en bebés lactantes, náuseas yflatulencias.1 El anis estrellado es neurotóxico por lo que no debería administrarse a bebés y està contraindicado que lo tomen las madres lactantes. El agua de anís estimula la producción de leche en las madres lactantes, puesto que pasa a la leche materna, el bebé puede beneficiarse de sus propiedades si la madre lo consume. Puede estimular el inicio de la menstruación cuando se le toma en infusión. Para la infusión hervir una taza de agua, dejar reposar una cucharadita de semilla de anís molidas, por 10 minutos, tomar 1 – 2 tazas al día.Fuente Wickipedia.

Links imágenes


Cartas de amor entre dos americanos base creativa de las cartas entre Loren y Rufus
https://es-us.noticias.yahoo.com/blogs/el-viralero/descubren-cartas-de-amor-de-la-primera-guerra-mundial-en-un-%C3%A1tico-de-indiana-222716723.html