Buscar

Barcelona / j re crivello

Escritor y Editor

Etiqueta

J Re crivello

La degradación del planeta 05: las brujas

Les invito a darse de alta y seguir MasticadoresSalvemoselplaneta! –j re crivello

“¿Aumentó el precio del pan, se elevaron los impuestos, disminuyeron los salarios, escaseaban los puestos de trabajo? Obra de las brujas. La audacia de las diabólicas e infernales brujas no conocía límites. […] El significado práctico de la manía de las brujas consistió, así, en desplazar la responsabilidad de la crisis de la sociedad medieval tardía desde la Iglesia y el Estado a demonios imaginarios con forma humana (1) pág. 205 Marvin Harris

Y en la Edad Media fueron quemadas 500.000 brujas. Ante ello nos preguntamos ¿Cuáles serán los demonios que inventaremos ante la degradación del planeta?

Le dejo la lista…. Puede Ud. rellenar con sus fobias y simpatías. O dejar que la rellenen los populistas. O enfrentarnos a la degradación del planeta con un pensamiento racional.

Saludos y buen viernes

Notas

  • Vacas, cerdos, guerras y brujas. Marvin Harris

Mis libros Capita(lis)mo y La Aldea Líquida aparecerán en 2019

“En los próximos 30 años 150 millones de africanos emigrarán a Europa”, Stephen Smith, antropólogo, autor de “huida a Europa”. Por ello he escrito 2018 Memoria e Inmigración.

También he publicado Los Monos humanos, luego Bios y Robots, una reflexión sobre la primera etapa del cambio de humanos a Bios/Robots y las secuelas en la consciencia personal de cada uno de nosotros.

Me queda aún por publicar Capita(lis)mo, donde aparecen mis lecturas de juventud cuando con 20 años daba clases sobre El Capital De Carlos Marx, y La Aldea Líquida, una aproximación a los fenómenos de la sociedad contemporánea y sus formas de relacionarse, que continúa la reflexión de Z. Bauman.

Considero que esta etapa habrá acabado a finales de 2019.

Tal vez estos cuatro libros resumen mi forma de pensar de los últimos treinta años en los cuales he evolucionado desde la izquierda al centrismo. Y desde la visión de un capitalismo equilibrado a uno salvaje y desde una sociedad basada en las normas morales a otra laxa y frágil. La tarea puede estar cumplida, queda juzgar al lector.

J re crivello

La mascara 02: La libertad genera angustia

Amigos esta serie me incomoda, y cada día busco dotarme de paciencia para dominarla –j re

“El existencialista, cuando describe un cobarde, dice que ese cobarde es responsable de esa cobardía” Jean Paul Sartre

En cualquiera de nuestros actos nos comprometemos plenamente, pero la libertad de elección genera angustia. Consideramos que en la Sociedad Líquida la aceptación de un compromiso efímero puede liberarnos como diría Sartre de esta “pasión inútil”. Pero caminamos por unos senderos que siempre generan espacios en los cuales la soledad, el posible abandono, las refriegas de amor que no se asientan están cercanas a nosotros. Vemos en la televisión seres efímeros, acicalados, con plásticos y geles inyectados pero aburridos de esta dificultad por comprometerse con relaciones largas o profundas.

Estamos sometidos a un exceso de juventud, de querer mantenernos en una libertad de intercambios efímeros.

Esta mañana cuando iba al gimnasio, paso a mi lado una madre joven en el carro iba su hija de 6 o 7 años, y en sus manos un móvil que disparaba imágenes. Eran las 8:30. Luego imaginé que al llegar a su realidad la niña atravesaría una crisis de desapego de sus fantasías, de aquel mundo de satisfacciones efímeras y tendría que lidiar con el malo de la clase, o la buena, o las miles de etiquetas que pueblan nuestra civilización.

Y se dotaría de una máscara para sobrevivir. Tal vez allí reside nuestro desgarro, vivimos aterrados, escondidos detrás de máscaras para no mostrar nuestra autenticidad. Y si nos las quitamos, pensamos que quedaremos:

#desnudos.

Pruebe a quitársela…

¿Aparecerá este libro? ¿o lo quemaré?

Mañana La máscara -03: El capitalismo salvaje

Crece Masticadores en Facebook

Hemos abierto (con la ayuda de Frank Spoiler) un grupo en Facebook llamado MasticadoresdeLetras, para MasticadoresUSa & MasticadoresdeLetras, ya nace con 4789 miembros (el 67% mujeres y el 39% hombres, el 0,3% otros). A ello se suman a los 15.000 seguidores de Escritores Indies y la Senda.

Como siempre una parte de los lectores está en España pero una gran parte de seguidores en Latinoamérica

Esperemos que sea de vuestro agrado y se sumen contribuyendo como lectores y escritores. ¿Amamos la cultura?

Saludos J re crivello

Editor & Fundador Fleming

Aparecerá pronto: 25 Ideas para escribir

La bestia esta a punto de salir… El libro que resume mis dos años de Tutor de 50 escritores. Lo venderé por 1 Euro en e-book. Pidelo a fleminglabwork@gmail.com o sino llama a quien más odies y regalaseló

-j re crivello

Incluye: 23 actividades sobre como escribir un relato: Erótico, Desde la jungla del cerebro, fantastico, de chicos malos/chicas malas, Terror, humor, Ciencia Ficción, Policial, Tercera persona, Aventuras, Ampliar una historia, Desarrollar la escenografía, Novela historica, unir recetas y cuentos, Drama y supervivencia, Papeles privados, Lo instantaneo: Fotomatón, Construir el personaje, Relatos de viaje, True Crimen, Chick-Lit, Relatos de la selva, con el cual 50 escritores han dado a luz sus creaciones.

Y 15 Tips / Disparadores de escritura, por ejemplo: #El asesino se dejó el bigote postizo encima de la nevera#

El más leído de 2018: 30 abril 1945: Martín Alsa escapa de Berlín

Berlín 1945

Este artícuo bate las 600 lecturas en 2018, y cada año está en los primeros. by j re crivello

«Producía el efecto de carecer de esencia. Estaba muerto, vacío»,   -concluye  Abert Speer refiriéndose a Hitler.

Me despertaron a las 5 de la madrugada, me afeité y me lavé, de la tensión, el peine pasaba por el cabello con dificultad. Presentía el riesgo, mi sentido común era mi ayuda. Se presentó un General, me acompañó hasta un Volkswagen aparcado sobre la acera. El viaje hasta el refugio duró quince minutos, al llegar se veía el incendio de varios edificios, íbamos directos a la Cancillería. Intente ver a Speer, pero no estaba por ningún sitio. ¿Habrá desertado? Bajamos por un pasadizo hasta el bunker. Estaba todo destrozado, algunos oficiales corrían, otros dormían del alcohol de la noche pasada, o guardaban papeles en cajas (¿con que fin?) o, los quemaban sin miramientos. Me dejaron en un cuartucho con una silla. Llevaba en un bolsillo el tubo opaco con CICUTA. Se abrió otra puerta, un oficial me hizo una señal para entrar. El sitio imponía, apenas hice un paso, un olor asqueroso me impulso hacia atrás, era de un reptil putrefacto. La situación de Hitler era insostenible. Speer(¡1) me había informado que le mantenían con calmantes debido a sus continuos ataques de ira. Di un paso para acercarme hasta su posición. Él clavó su mirada. Sobre su cabeza se movía un Pez. Aparecía en una charca y vigilante entraba y salía. Alguna vez se me apareció y esta era la confirmación de cuál era su dueño. Pero, solo había una mitad, ¿dónde estaría la otra? Desde la entrevista con Eichmann hace unos meses, siempre aparecía cortado en dos mitades en línea recta de la cabeza hasta los pies.

Estreche su mano, se le veía demacrado, debajo de sus pestañas había unas bolsas que acentuaban su vejez y la mano izquierda le temblaba ligeramente. La habitación estaba tapizada en azul oscuro, detrás de su escritorio descansaba la bandera y a su lado un retrato alto, rectangular que llegaba al techo, donde vestía una chaqueta marrón. Al llevar el flequillo peinado más inclinado hacia el lado, le daba un cierto aire patético. Me invitó a sentarme, el se mantuvo de pie, ello me dejaba en una posición incómoda. Dijo:

_Martín (2), me han traicionado, desde la última vez que nos encontramos la lucha en el Este con la ayuda de los americanos se ha decantado en favor ruso. Alemania no merece vivir (3), debe desaparecer y ser destruida. ¡No es capaz de sostener con orgullo su futuro! Él gritaba y se movía de un lado a otro, su cola de reptil batía la silla, luego la mesa. He ordenado -continuó- que el final sea radical, primero los judíos, luego los comunistas y por último los alemanes que no merecen vivir este presente. Y… Hubo un silencio, basculó de izquierda a derecha, para continuar: Ud. y yo lo sabemos. Para ello hemos de convenir -él Pez se agito- que Ud. me entregara el remedio que me ayude a acabar mi tarea y yo le corresponderé. ¡No mencionaba el objeto de nuestro intercambio! ¿No podía hacerlo? ¿Será el Libro que dicen posee en su caja fuerte? El Pez encima se estremecía abrumado. Cogí con una mano el frasco con el líquido opaco y se lo entregue, mientras observaba que el Pez se colocaba en una posición vertical. Con su mano le cogió, lo abrió y se lo llevo a la boca bebiendo con fruición.

Me dirigí hasta la mesa a buscar un vaso de agua, al girar, vi que sus ojos se movían desorbitados. El Furher descompuesto queria vomitar lo que su garganta no toleraba. Intentaba decirme algo estirando una mano. El Pez arriba de su cabeza se retorcía, aparecía y desaparecía cubierto de llagas de sangre. Le ayude para que se estirara en el sillón, mientras un hilo dorado le caía por la boca. Se bebió el vaso que le ofrecí y comenzó a calmarse. El Pez parecía no entender lo que sucedía, por primera vez estaba fuera del espíritu que le dominaba. Constate que el Furher se moría, desparramado en aquel sillón. Había cumplido mi misión a la mitad, el Pez ahora dejaba entrever en su barriga el Libro y no podía hacer nada. De improviso un león alado dio un salto sobre el Pez tirando del pergamino, este para protegerse se sumergió en el agua. En el forcejeo un trozo saltó y fue a dar en el cuerpo de Hitler, continuo rodando hasta acabar a mis pies, lo recogí y apretándolo con fuerza lo guarde dentro de mi abrigo. Un viento huracanado empezó a barrer la habitación destrozando los muebles. El retrato del Furher se soltó de la pared. El calor me sofocaba, encima de mi espalda el león clavaba sus patas mortificándome e impidiendo saliese despedido por el remolino. La violencia amainó, las garras que me sujetaban me empujaron hacia la puerta, me rehíce e intenté abrirla, al salir dos pasillos se bifurcaban. Por uno de ellos, corrían hacia mi Goering y un General, decidí escapar en el otro sentido. Detrás sentía disparos. Pude ver como uno de ellos entraba para ver el estado del Furher, y el otro me perseguía. Al llegar al final, abro una puerta ¡espero sea la buena!, al fondo hay una escalera, subo por ella, siento detrás un silbato y como aumenta el grupo en mi búsqueda. Al llegar arriba aparece el patio, no veo gente, las bombas se escuchan muy cerca. Al fondo hay un camión, ¡pero no hay ningún coche!, decido ir hasta el. Maldito cabrón: ¿me ha traicionado? Acelero el paso y me monto y lo pongo en marcha. Una ametralladora vomita fuego desde lo alto del tejado en varias direcciones. Veo a lo lejos que varios hombres arrastran el cuerpo de Hitler hasta un montículo. En mi lateral avanza un coche. ¡Será ese cerdo! ¡Es Speer! Al acercarse con el vehículo se abre la puerta, sé que debo saltar dentro y dejar que el camión se estrelle en el muro, aunque sea… con la cabeza. ¡Ya está! Speer enfila hacia la salida, la ametralladora destroza los cristales traseros, el coche golpea contra la verja de la puerta, la fuerza nos despide hacia el centro de la calzada. El logra controlar la dirección y acelera, detrás nos persiguen dos motos y un coche. Giramos en la esquina próxima ¡esto va a reventar! Un ramillete de calles se nos abre, Speer grita como un loco:

_Tranquilo Martín. ¡Berlín es mío! Sé hacia dónde vamos… La cara desencajada de Hitler por el sufrimiento de la CICUTA quemándole el vientre se me aparece, mientras Speer escapa. De repente un grito me avisa:

_ ¡Prepárate que saltaremos!

_ ¿Qué…?. ¡Cojones!. Un fuerte empujón, al abrir la puerta me deja en el cemento, el brazo y la pierna me duelen. El salta -después de mí- y rebota contra una caja de madera. Al ponerme de pie, veo que se levanta y se acerca y me coge de un brazo empujándome por una puerta que se abre. Dentro un grupo de soldados alemanes me llevan y suben en la parte trasera de un camión. El chofer lo pone en marcha y salimos del garaje por otra travesía. Viajamos aproximadamente una hora, el brazo me duele horrores. Llegamos a un descampado. Parece un aeropuerto, ya es de noche. Speer se despide, su abrigo esta desgarrado, el brazo izquierdo sangra levemente. Escupe al suelo y dice:

_Martín ¡la guerra ha terminado! Este país respira igual que en la primera guerra: ¡a desolación y muerte! Los rusos invadirán nuestro territorio, años costará reconstruir el sueño. Pero no dude que dentro de un tiempo mis edificios volverán a respirar. Me estrecha la mano, gira, para subir a un coche. El nazi de contacto me invita a seguirle hasta un avión pequeño, al subir me recibe un: ¡hola! en español. Tomo asiento. La escuálida ave comienza el vuelo. Le pregunto a mí compañero: ¿dónde vamos?

_A Barcelona. ¡Si llegamos! –agrega, con sorna-. El calendario del navegante marca 30 de abril de 1945 (4).

Notas:

CICUTA: Al hablar de cicuta (conium maculatum) todos pensamos en un potente veneno. Los antiguos griegos utilizaban la planta para matar a los condenados a morir. De hecho, pasó a la historia gracias a Sócrates, ilustre personaje que perdió la vida bebiendo una infusión de esta planta. Juzgado por no reconocer a los dioses atenienses y por, supuestamente, corromper a la juventud, el gran filósofo griego fue condenado a morir ingiriendo el potente veneno. Fuente: http://www.fotonostra.com/albums/plantas/cicuta.htm

(¡1) Concedió una extensa y profunda entrevista para el número de junio de 1971 de la revista Playboy, en la que declaró: «Si no lo vi, es porque no quería verlo».

(2) Martín Alsa, agente secreto que actuaba entre Buenos Aires y Alemania. Luego se convirtió en el banquero más famoso del régimen de Perón de la primera época. Es un personaje creado por j re crivello de un libro que tal vez no aparezca nunca, con el título La Mirada que Habla.

(3) Alemania no merece vivir. Se refiere al plan del 19 de marzo de 1945, Hitler emitió la Orden Nerón para poner en marcha la táctica de tierra quemada tanto en Alemania como en los territorios ocupados. La orden de Hitler, por sus términos, privaba a Speer de cualquier poder para interferir con el decreto, por lo que el arquitecto se enfrentó con el Führer diciéndole que la guerra estaba perdida. Hitler le dio 24 horas para reconsiderar su posición, y cuando se reunieron ambos al día siguiente, Speer respondió «Estoy contigo incondicionalmente». Fuente Wickipedia.

(4) La muerte de Adolf Hitler, jefe del Partido Nazi y Canciller de Alemania de 1933 a 1945, se produjo el 30 de abril de 1945; Hitler se suicidó por medio de un disparo en la cabeza junto a su esposa, Eva Braun, que recurrió al envenenamiento con cianuro. La falta de información pública referente al paradero de sus restos y los informes confusos al respecto animaron los rumores de que Hitler podía haber sobrevivido al fin de la Segunda Guerra Mundial. La duda se suscitó intencionadamente por las autoridades de la Unión Soviética, que ocultaban información relevante sobre el suceso. Fuente Wickipedia

Fleming crea la Colección de Literatura Erótica

Hemos valorado con Gocho Versolari esta nueva Colección de Literatura Erótica que aparecerá en 2019 amparada por Fleming Editorial, tal vez podría opinar y sustentar los aspectos que la impulsan pero cada vez me hago más maduro, que es lo mismo que decir más tolerante en la Sociedad Líquida que nos habla Z. Bauman. Por ello la colección irá acompañada por la fundación de MasticadoresErótica&o, un blog que invita a los cientos de escritores a que colaboren con sus textos, y además aparecerá un Premio de Literatura Erótica Hispana a los textos, que entregaremos en Marzo /o abril para Sant Jordi, del que ya revelaremos datos.

that’s all folks! – j re crivello Editor Fleming Editorial

Ahora les invito a leer la presentación de Gocho Versolari

En el inicio de 2019, Editorial Fleming lanzará la colección de literatura erótica “La Forma de la Piel”. Uno de los primeros títulos será un clásico contemporáneo: la novela de Jaime Fiol “Amparo Herrera – o “creo que voy a tener que matarte” como se subtitula en esta edición. Beatriz Isoldi, escritora argentina y cuya trayectoria  se enumera al pie del artículo, nos da una idea precisa de este fabuloso texto que en cuestión de días verá la luz tutelado por nuestra editorial. 

amparo, angela 1
Jaime Fillol

By Gocho Versolari

Prólogo de Beatriz Isoldi para “Amparo Herrera, una pasión”/Jaime Fiol/2003

Los perfumes, las esencias, el arte de los perfumistas ha sido objeto de abundante literatura. El tema nos remonta a ámbitos medievales y a la inusitada capacidad y duro entrenamiento de quienes estaban destinados a este bello quehacer. También a referencias literarias como la novela “El Perfume” de Súskind cuyo protagonista fabrica una esencia irresistible con los fluidos corporales de las mujeres que asesinaba.

Cuando las síntesis aromáticas dejaron de usarse para hacer ofrendas a los dioses o para conservar a los muertos, los perfumes se convirtieron en elementos invalorables a la hora de seducir.

Una variante sobre esta temática es la que aporta Jaime Fiol: La capacidad hiperolfática que no tiene que ver con “los narices” que en Francia trabajan en los laboratorios, sino con una característica de los personajes de “Amparo Herrera”

Para Amparo, “los objetos tienen olor a madera, a flores, a cítricos, a secreciones, son dulces, salitrosos, secos, húmedos, independientemente del material que lo constituyen, de la forma, y de la utilidad. Toda cosa, dice, posee aromas”

Se da en ella la olfacia para unos perfumes, el Vol de Nuit y el Lou Lou, y el de una mezcla de cítricos, naranjas y limones. Esta receptividad provocada, acaso, por la presencia de un ganglio olfatorio en el hueso vómer, en involución en los humanos, sería la causa en la protagonista de un agrandamiento del clítoris y como consecuencia de ello, de una incontrolable actividad sexual.

Pero Amparo es mucho más que eso. ¿Acaso una personalidad enferma? ¿Una perversa sexual? ¿Una homicida? ¿Una contrabandista de drogas o una guerrillera? ¿O es víctima de su miedo a ser lo que cree ser?

Amparo, que cambia de apellidos como de personalidad, escapa a todo tipo de rotulación.

Jaime Fiol, con profundos conocimientos sobre la materia y gran imaginación, crea con Amparo un personaje multifacético, notablemente humano.

Es de destacar que en una primera novela, el autor revele total manejo de la situación dramática. Con la rigurosidad e economía de medios propio del cuento, el autor elabora esta breve novela que nos traslada a diversos lugares geográficos y diversos tiempos. No hay circunstancias ni personajes que no aparezcan como signos de algo; de este modo se va dando forma a una trama ajustada que cierra con la precisión de un policial. No es raro teniendo en cuenta que el autor es Licenciado en Criminalística.

Se maneja una focalización múltiple que permite sean los mismo personajes quienes van aportando su mirada sobre los hechos, y fracturas de tiempo que unen el comienzo y el final de la historia. Esta habilidad narrativa es una invitación al lector a involucrarse activamente en la historia para desentrañar su sentido oculto.

Beatriz Isoldi

Beatriz Isoldi nació en Buenos Aires. Profesora de Literatura y periodista, jurado en numerosos concursos literarios, coordinadora de talleres literarios. Entre sus libros publicados figuran: Cuentos desde Amogán, Los amores imposibles(Novela – Premio del Fondo Nacional de las Artes), Encuentro con Venus (Cuentos – Faja de Honor de la SADE), Paisaje de la Batalla (cuentos), ¿Dónde estás? (cuentos infantiles), La noche de la luna roja (Cuentos – Primer Premio otorgado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires), El Pacto Secreto (Ensayo – Primer Premio otorgado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires) y Variaciones sobre un tema de Salieri

D. Roccosick


Amigos:

He releído, y corregido este clásico de cuentos que edite hace unos años, y he cambiado su portada también. Editorial Fleming lo publicará en los próximos días. Solo tienen que comprarlo y esconderlo en el bolsillo de alguno como premio a su amistad,,, en estas navidades y contar el tic tac hasta que estalle (y reírnos de nuestro amigo/a) -j re

Mother -05: la Masacre de Ezeiza (a)

Portada B

Lara me previno, recuerdo que por aquellos días me dio por escribir en una agenda loque me parecía más importante -era el 18 de junio- y había apuntado un mensaje en papel que me habían entregado: “estaré allí por la noche, estamos preparando la llegada de Perón y solo dispongo de la noche. Y hace frio, mucho frío y espero pasar una cálida noche. A ver si cambias de menú, tanto sándwich me está saliendo un culo que… Ensalada… prepara un plato de ensalada”. Y así fue, después de casi una semana encerrado y mirando por una ventana a la calle o por la otra al jardín interior, me afeite y decidí comprar lechuga, tomate y algún aderezo. En un lado del comedor se amontonaban las cajas de pizza a domicilio y en el otro las cartas de Mother. Seguía con el tema del 122 y lo que le había costado comprar ese asiento en el avión de regreso de Perón. ¡Una millonada! Y ahora meterían a algún alcahuete, a algún seguidor. Estaba de muy mal humor. Me importaba un pito. Las calles deBuenos Aires aparecían empapeladas por los sindicatos y la foto del que llegaba. Y autobombo por doquier. Mi humor estaba desquiciado con tanto recibimiento. El tendero de la esquina un árabe del montón no paraba depreguntar: “¿Irá? Si va me puede traer un papelito. Dicen que tiraran papelitos, millones de papelitos”.

¡Que mierda!–pensé. Aguantar que el cielo y todo ese campo cercano al aeropuerto de Ezeizase transformara en una fiesta popular. Agregué una botella de vino y algo de fruta a la compra. A Lara le gustaban las manzanas, aquellas rojas que traían del Sur. En la puerta ya estaba la carta del día de Mother, ni la abrí. Limpiela cocina y el baño. Y luego en el piso de arriba cambie las sabanas. Ni siquiera me atrevía a poner la televisión, estaría conectada con algún comentario desde Madrid que decía que el viejo ya tenía las bolas afeitadas y redondas y sus secuaces la máquina paracontar el dinero. En fin decidí leer un libro hasta la noche. Al mediodía sonó el teléfono. Era la señora que atendía a Mother que preguntaba si había leído la carta. Prefería contestar con un sí, una mentira. Y escuchar nuevamente: “Y… ¿Qué?” —dije

— Veo que no la ha leído, dígame algo que su madre quiere respuesta. Colgué. Estaba de muy mal humor.
Lara llego cerca de las 8 de la noche. Estaba radiante, al verla entrar mi corazón dio un salto, hacía tiempo que no amaba hasta la medula. Comimos en el comedor y ella pregunto.
—Y bien ¿Irás a recibir al General?
—Si. Iré solo y en bici.
— ¿En bici? Su risa lleno el ambiente. Te la robarán.
—Por ello, tengo una bici antigua y le dejare en un descampado. Todo aquello es un gran descampado, luego regresare en algún autobús de militantes. Me colare. Me dejarán pues tengo cara de peronista. Esta última observación acida, de gente sin fe ni amor al cambio, de populista aborregado, le disgusto, pero ella me contó, que estaría detrás de una gran pancarta que cruzaría de punta a punta muy cerca del escenario y que diría “Montoneros”. Luego agregó: “nos preparamos para copar el acto y soltarle cuatro frescas a los que rodean al General. ¡Se verá quien manda en el pueblo!” Asentí, sentía que esa pelea no me afectaba, que ellos irían a por todas y los otros… también. Nos fuimos a la cama pronto. La noche especial se transformó, pude ver como ella se dormía exhausta.

Mother: Perón y Evita -04

Portada A…

Esta novela ya tiene dos portadas hoy aparece una de ellas, pues tengo dudas cual elegir -j re

“Usted huele como a mí me gusta,coronel. A cigarrillos Condal y a pastillas de menta: sólo le falta un poquitode colonia Atkinsons” Tomás Eloy Martinez, dialogo imaginario de Evita y Perón.(1)

De la caja de mi abuelo, que hace días deseaba abrir, pude poner sobre una mesa las diferentes hojas sueltas, todas escritas por detrás en la parte trasera de las facturas impresas en los años 50, en una imprenta que ponía Hermanos Carrizo. Sumaban varios montones y en todos con un bolígrafo rojo desgranaba ideas o sentimientos de aquella época. Nunca me pregunté si mi abuelo había sido escritor, pero delante de mí estaban observaciones, pautas, ideas y hasta imágenes de ficción como la siguiente:

“El General se insinuó. Ella fue directa y sin arrepentimiento. Le entretuvo dentro de su magia. Un compromiso mutuo había nacido. De aquel granado intercambio de genes y ambiciones, cada uno pagaría su cuota. Ella quizás, siempre sobreactuada, aunque marcaría un estilo y una adecuada razón de existir. El Estado le daría un sitio sublime, que sin torta y pan, este ajuar le sabría un buen resultado. Sin más deseo que el carnal, supo montar en sus sueños, para demostrar que alguien venido de provincias puede ser dueño de la imaginación del pueblo.

Él, camarada genial de la mentira. Supo desde aquel primer día, que la mujer adscrita a su poder, tenía más diligencia que una buena amante. Le hizo un sitio, le amo a su manera. Inclusive permitió que su existencia, fuera hasta más allá de la realidad. Y, cuando el sueño se hizo grande, él, un grande, Perón, tuvo que aguantar que el globo estallase, para con ello llenar a todos de pecado, y a él, de recuerdo. Pero el tiempo se agotó. Y los últimos años, aquellos que van del 52 al 1955, sin aquella lírica investida de mujer, sólo fue, un antiguo jefe de escuadrón de aventureros, en las cuales, unas adolescentes, le alegraron retina y carne”. Desde luego —pensé, que refleja muy bien aquella época, dejé el papel dentro de una carpeta y lo subtitulé con antes del 1955.

Iba a mirar otro, cuando sonó el timbre, bajé y vi que una carta de Mother que había pasado debajo de la puerta. Ahora ya no me llegaban a través del correo sino que pagaba a alguien para que me las diera, ponía:

Con respecto a lo que preguntas de tu abuelo, no era escritor, pero escribía en bolígrafo rojo todo lo que se le venía a la cabeza. Está todo en el altillo en una caja. Hace calor, parece que Buenos Aires se derrite. ¿Cuándo vendrás a verme? M.

Siempre firmaba M, no era capaz ni siquiera de dejar salir todo lo que sentía. Me asomé a una ventana, el jardín de la casona dejaba que mi espíritu se uniera  a él y me tranquilizaba. El día seria largo, faltaba poco para el 20 de junio en que llegaría el General. Estaba harto de esta milonga y de su retorno. Su regreso traerá envidia, rencor y mentira. Vuelve senil y solo es un recuerdo de su poder. En ese acolchado de ego, el país se derretirá en sangre, para que este converso recupere galones, siesta y poder. Tome una hoja y escribí a Mother:

No usaré el asiento del avión, el 122 que has comprado y regresa con el General. Puedes dárselo a alguno a cambio de un favor. Mario. Lo tenía decidido iría a Ezeiza, a la concentración que recibiría a Perón. Bueno, todos estarían allí. Todo el país.

(1)Nota:Texto tomado de La Guarida del Lobo.Pág 259. Autor Javier Juárez. Editorial Malabar, 2007

(2)Ezeiza y el regreso de Perón: El15 de junio de 1973,el presidente de Argentina en ejercicio, Héctor José Cámpora viajó en visita oficial a España paraacompañar a Perón en su retorno definitivo al país. Perón no fue a recibirlo alaeropuerto ni concurrió a su alojamiento en el Palacio de la Moncloa por lo que el Presidentefue a verlo a su residencia de Puerta de Hierro. Al día siguiente, Perón sequejó de la falta de decisiones de su gobierno que favorecía a los provocadoresy le anticipó que no concurriría a la cena de gala con la cual FranciscoFranco agasajaba esa noche a Cámpora.

Para la recepción a Perón se organizó un acto cuyo lugar el expresidente dejó con calculada indiferencia a la elección de las autoridades partidarias.2​ Una vez desechadas las propuestas de quienes proponían hacerlo en la Plaza de Mayo o en la Avenida 9 de julio. Cámpora optó –a proposición del general retirado Jorge Manuel Osinde– por el cruce de la autopista Ricchieri con la ruta 205, sobre el puente del Trébol, a 3 kilómetros del Aeropuerto de Ezeiza. (Fuente Wickipedia)

El tamaño no importa: Mini-cerebros y Robots

8ca875fc274c2cc38a8d209a9ddf5731

Le invito a leer la serie que publicaré esta semana: Sexo, reproducción de la especie y robótica; El tamaño no importa: los mini-cerebros; ¿Los robots nos enriquecerán o nos reemplazarán?; ¿Podrá la conciencia –algún día- emigrar al robot? -j re

“Hyun recordó a un investigador, en tono de broma, que el laboratorio había cantado “Feliz cumpleaños” a un organoide cuando cumplió un año. Algunos investigadores están implantando organoides en cerebros de roedores, donde pueden permanecer con vida por más tiempo y crecer más maduros. Otros están construyendo múltiples organoides que representan diferentes partes del cerebro, como el hipocampo, que está involucrado en la memoria.¿Podemos imaginar bolas de células cerebrales humanas super-especializadas? Es posible. Y además, que piensen tan rápido en una dirección o en otra generando mundos esquizoides y depravados con capacidad de atemorizar a los robots y disputarles su terreno más seguro: el genio matemático transformado en bits” (Fuente Infobae)

Los nuevos ‘mini-cerebros’ son en realidad bolas de células cerebrales humanas que crecen y son capaces de formar estructuras similares a las del cerebro en tan solo dos meses. Su tamaño es de solo 350 micras, y pueden ser reproducidos de manera exacta en un número de varios cientos de millares –en una placa de laboratorio caben hasta un centenar de estos ‘mini-cerebros’.

Transcurridas ocho semanas, los ‘mini-cerebros’ desarrollan cuatro tipos de neuronas y dos tipos de células estructurales –astrocitos y oligodendrocitos– que finalmente generan mielina, que además de recubrir los axones neuronales permite una comunicación más rápida entre las células cerebrales.

El escándalo Bio provendrá del desarrollo de mini-cerebros con capacidad reflexiva. ¿Podemos imaginar deportistas estimulados por los avances de la ciencia para competir y romper marcas inimaginables? Es posible. ¿Podemos imaginar bolas de células cerebrales humanas super-especializadas? Es posible. Y además que piensen tan rápido en una dirección o en otra generando mundos esquizoides y depravados con capacidad de atemorizar a los robots y disputarles su terreno más seguro: el genio matemático transformado en bits.

Con lo cual, la energía y la capacidad de procesar bits será un terreno de luchas de caníbales metálicos o bolas de células agrupadas para dominar la Humanidad. La ética habrá muerto, la moral no existirá, y la razón estará prisionera de utopías futuristas basadas en el poder.

Solo el mundo resistirá… si el trabajo cooperativo destruye las alianzas e instaura reinos de paz. Pero lo veo difícil, muy difícil. Y además surge la pregunta de Insoo Hyun de la Universidad Case Western Reserve:

“Si, en el ocaso de la vida, el cerebro es lo que examinas para saber si alguien ha muerto, al comienzo de la vida hay un punto en el que puedes decir: ‘Mira, ¿el cerebro está al principio de la vida?”.

Este artículo aparece en mi libro, Monos&humanos, Bios y Robots Link

 

¿Monos? ¿O humanos genéticamente avanzados?

b64840211384323cbfb67eea66e98457

Amigos, con este artículo abro la serie de la próxima semana -j re

Sexo, reproducción de la especie y robótica; El tamaño no importa: los mini-cerebros; ¿Los robots nos enriquecerán o nos reemplazarán?; ¿Podrá la conciencia –algún día- emigrar al robot?

“Simplemente somos una raza avanzada de monos en un planeta menor de una estrella mediocre. Pero podemos entender el universo: esto nos convierte en algo especial”. Stephen Hawking

La raza avanzada de monos ha superado las expectativas, podemos debatir respecto como una inteligencia se desarrolla, pero caeremos extenuados ante una constatación: la Inteligencia humana está sometida al siguiente cambio futuro, por un lado enfrentarse a una Inteligencia que convive pero despertará en su competencia: la I. Artificial y los Robots y la propia que surgirá de la selección de las técnicas aplicadas sobre ella misma.

“Estoy seguro que durante este siglo, la ciencia hallará la forma de modificar tanto la inteligencia como instintos tan complejos como la agresión física”, escribe Hawking en uno de sus artículos. “Probablemente, las leyes que se aprueben sean en contra de la ingeniería genética practicada en humanos. Pero algunas personas no podrán resistirse a la tentación de mejorar la condición física, la memoria, la resistencia a las enfermedades o una mayor duración de la vida”(declaraciones del científico en ‘The Guardian’).

“Una vez que aparezcan tales seres”, vaticina Hawking, “habrá problemas políticos de gran envergadura con los humanos normales, que no podrán competir contra ellos. Presumiblemente, morirán o dejarán de importar. En cambio, habrá una raza de seres mejorados a sí mismos que diseñarán personas y que avanzarán a un ritmo cada vez mayor”

En mi libro Los monos humanos, luego Bios y Robots aparecido en el año 2016 ya argumentaba este cambio que Stephen Hawking deja para la posteridad en su libro ‘Breves respuestas a las grandes preguntas’ (Crítica, 2018). Decía en Bios y Robots:

La pregunta que nos debemos hacer al concebir una tecnología que se caracteriza por la Máscara –los robots- es cuales de estas características transferiremos a nuestros nuevos sujetos de la civilización próxima. Deberíamos convenir que el sexo será intransferible, la capacidad de cuidar a otros tal vez, pero la lucha y la cooperación lo consideramos básicas, por lo cual estará en su génesis.

La siguiente cuestión es si llegado un momento de su fase de despliegue, es si ellos no crearan algo más allá de la Máscara, si concebirán su capacidad reflexiva convirtiéndose en un sujeto, en un yo, y utilizaran esa virtualidad para aliarse, para dotarse de territorio y poder, o trabajar cooperativamente.

El periodo de los grandes simios culturalizados ha abierto la época de las alianzas entre Bios y Robots para construir espacios históricos jamás soñados. Lo que ocurra luego será una incógnita aunque estará marcada por la existencia de dos inteligencias de origen diferente.

Ello nos llevará hacia la competencia y emulación entre la Máscara (o Robots o I. Artificial) y los Humanos alterados por la ingeniería genética. Y nosotros los Mono-humanos seremos desechados. Los Humanos como los (y nos) conocemos ahora (con razón y emoción) nos extinguiremos lentamente por no decir que podamos caer en redes esclavistas como intuyen grandes películas de ciencia ficción. Para algunos esto puede ser pura especulación o basura filosófica, al agregarse Hawking antes de su muerte a estas intuiciones reflexivas tal vez las confirma, pues él es uno de los primeros Bios, humanos que han necesitado de la I. Artificial para sobrevivir y comunicar.

 

Ha nacido masticadoresdeLetrasColombia!

09cff8a7a1d136122e998fd81793de1f

Amigos como siempre espero vuestro extraordinario apoyo. Para aquellos que quieran aparecer como colaboradores o enviar un artículo (o reseña, o ideas) para publicar serán bien recibidos a fleminglabwork@gmail.com

-j re crivello, me acompaña en esta aventura Hector Medina jovén escritor colombiano

Daros de alta como seguidores… en

https://masticadoresdeletrascolombia.wordpress.com/ y…como siempre:

MasticadoresdeLetrasEspaña

MasticadoresdeLetrasUSa

¿Alguien se atreve a acompañarnos en otro país? por ejemplo Mexico

Mardi Grass: ¿Jesussaves o Godisfake? -04

c76bf6bb412691f994b7f91463b8b4dc

Regresan las tardes con Mardi Grass, he hecho algunos retoques je, je! -j re

El tío calvo que hacía de psicólogo en las reuniones de Alcohólicos Anónimos,  paso por una calle estrecha cerca de las dos de la madrugada, es posible que nadie viera su rastro, o que aquella membrana de salvación que todos los humanos recitamos cada tanto fuera en su contra. Y de frente se topó con Brenda y Bronco Newman. ¿A dónde iban? -pensó Marc Merot, pero ellos tenían la misma pregunta en su boca. Calle del caballo y del crack, de muertes violentas y de ácido para fracasados ese no era un lugar para un profesional de la medicina y les dejo boquiabiertos, de repente eran ellos los que deseaban una respuesta de un tipo que hablaba poco y patinaba mucho. Las gotitas de sudor de su frente alargada saltaron más de lo normal y aquel vivo rojo de su cara al sentirse en infraganti le llevo a decir:

—Tomamos una bebida —de azúcar con malta agrego. La línea divisoria del barrio bueno y del barrio que deseaba vivir del trabajo estaba a doscientos metros, luego desde allí un bar cercano de cafetería de aquellas de los 50, donde los animales humanos y los frikies se sientan por igual. Esos territorios llenos de una coexistencia plagada de intercambios para tribus que se olfatean, se observan y a veces se intercambian favores. Era el martes. Dentro de algunas horas estarían los tres en el círculo mágico de los AA. Al entrar una mesa libre y mucho bullicio. Cada mesa era un espectáculo. Los dos gays del comienzo, los tres cabezas rapadas del medio, la señora llena de té y masas que olía a loción de sexo, el cura y su amigo que predicaban un cuento diferente durante el día y blandían su sexo en busca de satisfacción en la noche y, un guitarrista boquiabierto de tanto sarao que cobraba por cantar melodías descompuestas. Ante lo cual, Brenda dijo: “aquí comencé yo, con ropa ligera y mucho impulso rockero” y, es verdad enseguida una serie de tipos le solicito un autógrafo y más de uno le beso en la mejilla, pero la noche era más intensa para los tres y la mesa de sillones altos forrados en tela roja que escogieron, le protegieron. Fuera, detrás de ese amplio cristal, se veía una gasolinera en la esquina y una calle rellena de fobia. De mucha fobia a los de la NYDP, los tipos de los coches azules de las series de televisión que ve el mundo entero. El calvo debía hablar, así lo pensaba Bronco y le haría saltar una vez tuviera su chocolate en la mesa, porque había pedido eso, un chocolate caliente con masas, y ellos una cola y dos caprichos, que habían bautizado a un huevo encima de un trozo de pan con buena pimienta.

—Os debo una disculpa –dijo el calvo. Vengo por aquí para ver si encuentro a un amigo. Desapareció hace tiempo, participaba en el anterior programa y me enamore de él. Desde aquel día, tres veces a la semana vago sin rumbo. Por ello en una sesión llegue con un ojo morado, o hace unos días con aquellos cortecitos de hoja de afeitar. Cuando me canso vengo al Rodrigo´s bar, o uno más abajo que está abierto hasta las 9 de la mañana, de nombre insulso en español, al que no sé lo que significa: “múdate de piel”. Bronco Newman rio de buena gana, el nombre del bar explico era una buena lección para un psicólogo y su búsqueda de su galán.

—En Cuba –dijo- las novelas que vemos están hechas en Venezuela y los galanes, los machos son amanerados y tiesos. Llevan siempre unos peinados con laca que les hace parecer como los boy scauts, aquellos que dicen: “siempre listo”.

—Así era mi ex –dijo Marc Merot. Era de aquella zona. Se peinaba con una mezcla de brillantina y crema de ajonjolí que preparaba con una receta de su abuela, luego lo guardaba en un bote azul con piedrecitas de colores, y el cabello le quedaba tieso y brillante que al mirarle no me resistía.

—Pero él se marchó así como así, sin más –pregunto Brenda

—Fue una mañana, antes de irme al trabajo, le deje su taza de leche con pan de ajo y le rogué encarecidamente que no faltara a la sesión. Cuando regrese tenía una carta, o mejor una hoja de papel con solo una x –bien grande- en el centro. Y la sacó del bolsillo, arrugada, sin más que un gran garabato en el centro, eso sí escrita con lipstick (1).

—Y porque en lipstick –pregunto Brenda

—No sé –respondió M Merot. Pero Bronco más rápido y sensual agrego:

—En mi Cuba escriben así, siguiendo la tradición de las telenovelas. A una carta de desprecio la escriben en lispstick para mostrar que sexo y rechazo van unidos.

— ¡Muy heavy! -dijo Brenda. El psicólogo se revolvió en su silla y con un lápiz escribió en la misma hoja sexo=rechazo, luego la doblo y la guardo en su bolsillo, para decir: “lo del sexo me parece muy bien, pues él era muy cumplidor, ahora lo del rechazo no me lo puedo explicar”. Y desolado se hundió en el sillón, fuera había comenzado a llover y el calor húmedo hacía estragos en su calva. Bronco y Brenda desolados ante su fatal angustia no sabían que decir, se animó el cubano, pero tal vez con el riesgo de no mejorar:

—En Cuba –y venga con Cuba pensó el calvo, las telenovelas hablan del rechazo como una maquina ante la mierda de… responder sin ganas.

—Brenda dedujo: ¿sin ganas? Eso tal vez es lo que nos quiere decir, su tipo estaba ocupando su vida con sexo fácil y nada más –y agregó- ello me recuerda una canción que decía, y de viva voz comenzó a cantar una estrofa seguida de otra, lo que llevo el público a mirarla. La última pausa le libero con un párrafo:

Cuando venga por mí, estaré preparada

Le lavaré los pies con mi pelo si lo necesita

Lo perdonare cuando su lengua

mienta a su cerebro (2)

El público aplaudió y aquello enloqueció. Los tres se pusieron de pie y Brenda y Bronco perdieron de vista al psicólogo. En esas apreturas Bronco grito en voz alta: ¡Dios es un impostor! y la muchedumbre se abalanzó sobre ellos en una rara reacción ante una afirmación provocadora, los golpes les derribaron hasta regresar la calma. La nube formada se estiro hasta cada tribu que pareció retomar a su propia libertad. Los dos decidieron salir. El garito siguió en su sitio y marcharon hasta el bar: “mudate de piel”. El bar estaba en una esquina, lleno de colores verdes y pinturas era un puro “hardcore” de gente que sorbía líquidos creados por el artista de turno metido detrás de una chaqueta tubular que agitaba una coctelera donde metía de todo y al que pidieron sin alcohol. En la mesa asignada por un turbio tipo lleno de nalgas al aire y ojos con dos recipientes azules les dejo allí tirados y decidieron escuchar la música que ahora se llevaba, donde Dios era negado y elogiado desde la angustia de aquellos que caen al vacío.

Nota y traducción

¿Jesús salva o Dios es un impostor? Nombre de dos módems diferentes de Nueva York y es una inspiración del artículo que lo menciona en El País Semanal: “Mi WIFI se llama Pepita”, cuyo autor es Karelia Vázquez

(1)   Gay slang abbreviation for “androgynous dyke.” A lesbian who is neither “lipstick” or “butch”, ie., neither overly masculine or feminine. The term “andro-look” and simply “andro” are also commonly used. O “lipstick”: barra de labios

(2)   “Cuando venga por mí, estaré preparada
Le lavaré los pies con mi pelo si lo necesita
Lo perdonare cuando su lengua
mienta a su cerebro Aún después de tres
veces, me traiciona”  Lady GaGa Nombre de la Cancion : Judas

 

 

144 artículos en Mundiario

2018052110541847971

Puede visualizar y consultarlos en este link. Los hay muy interesantes -j re

@mundiario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: