Buscar

Barcelona / j re crivello

Escritor y Editor

Etiqueta

masticadoresdeletras

Charlas con mi gato by j re crivello

¿Qué lees? —pregunté a mi gato

—Una carta —dijo. Estaba allí dentro de un libro, al empujarlo salió fuera. Es de un tal Pascal, cuenta que se encontró con su mujer y dedujo que venía de visitar a un amante. Describe su encuentro, en medio de un campo cerca a los antiguos galpones de los ferrocarriles abandonados. Las mangueras, los raíles oxidados, la soledad y la estación con un nombre raro Oliva. Con la a caída al suelo y rota. Se detuvo un segundo en un caminillo estrecho y marrón. La brisa le golpeaba la cara como en un tic tac, como un rumor. Luego llegó a su casa y se pegó un tiro.

—Los suicidios son parte de la vida —dije. ¡Que iba a decir! Mi gato no acepto que fuera tan diplomático.

—Les dicen a los niños que los hombres no pueden llorar. —afirmó mi gato. Pude volver a evadirme, pero no me lo permitiría. Fuera llovía de nuevo y con intensidad. “Las mujeres hablan con las madres. A los hombres nos cuesta sacar aquello que nos asfixia. Leí un estudio en el Reino Unido que los hombres visitan a las consultas primarias un 32 % menos”                 —agregue. Mi gato dijo:

—Por ello comunicación y abuso del alcohol son más cercanas a los hombres.

—Si —dije. Y recordé a mi padre y su alcoholismo. ¿Cuánta culpa cargaba?

Mi gato se acurruco en el sofá. Eran las tres. En el aire flotaba el ruido del disparo de ese tal Pascal.

¿Qué es mejor on demand o distribuidor? II parte

Hace unos días hablábamos de la impresión bajo demanda, hoy publicamos un avance de los cambios que están dándose en la producción de libros de tiradas de menos de 100 ejemplares de los cuales el Consejo de Edición de Fleming Editorial considera es una manera de acercarse a otro publico menos masivo pero que intenta descubrir la casi exclusividad.

Sin descartar otras vías, hace unos días un comentario en este blog de Claudia argumentaba que había comprado uno de mis libros en una cafetería de Vilanova i La Geltrú (tenemos 25 cafeterías que mejor o peor aceptan colaborar con nosotros de manera gratuita con un expositor de Fleming). Aquí la experiencia es desigual, pero el día de Sant Jordi muchos irán a sus cafeterías y luego comprarán un libro para regalar, ese día ¡nuestros libros estarán allí!

Sin contar que para Sant Jordi haremos una experiencia del Premio Xuxes en tres colegios de escritura rápida y editaremos los 30 autores finalistas

J re crivello

Con ustedes el cambio…

LIBROS

‘Dragona’, la máquina que imprime libros a la carta en menos de diez minutos

El grupo sevillano Lantia estrena en su librería Isla de Papel una máquina de impresión bajo demanda

Chema García, responsable de la editorial Lantia, muestra la primera máquina en España capaz de imprimir un libro en un intervalo de cinco a ocho minutos
Chema García, responsable de la editorial Lantia, muestra la primera máquina en España capaz de imprimir un libro en un intervalo de cinco a ocho minutos. Paco Puente

Amalia Bulnes 29 ENE 2020 – 18:47 CET

“Como una dragona que escupe libros”. Así presentan sus responsables, instalada en la parte trasera de la librería sevillana Isla de Papel, la primera máquina en España capaz de imprimir un libro -con tapa blanda y encuadernación, tal como se encuentra en los estantes- en un tiempo estimado de entre cinco y ocho minutos. Un sistema con el que los gestores de este establecimiento, perteneciente al grupo editorial Lantia, pretenden combatir el concepto del libro agotado y el back list -libros de los que se venden menos de 100 unidades al año-, al tiempo que amplían su oferta.

De momento, Lantia ofrece un catálogo de 30.000 referencias de 142 editoriales, tanto de sus propios sellos como de grandes grupos como Planeta (Universo de Letras), Penguin Random House (Caligrama) y Zenda Aventuras, el proyecto editorial puesto en marcha por el escritor Arturo Pérez-Reverte. Las editoriales ceden los archivos y Lantia les factura un porcentaje por cada libro impreso. “Nuestro catálogo irá subiendo en función de los acuerdos a los que lleguemos con las editoriales”, asegura Chema García, director y cofundador del Grupo Lantia. Por comparar, García comenta que hay 80.000 títulos en la Casa del Libro de Callao en Madrid, considerada la más grande de todo el territorio nacional y 10.000 en su propia librería.

Este catálogo se puede consultar en el establecimiento. Hay novedades, pero sobre todo, fondo editorial. Según explica García, los dos libros más demandados son El prisionero de Zenda, de Anthony Hope, y El diamante de Moonfleet, de John Meade Falkner, ambos de Zenda Aventuras.

‘El diamante de Moonfleet’ de John Meade Flakner es uno de los libros más demandados. Paco Puente

De este modo, en el tiempo en que el cliente puede tomarse un café en el bar de al lado o seguir ojeando novedades en los estantes, la dragona despierta, ruge y escupe los títulos que, bajo demanda, imprime, encuaderna, seca y pega.

Instalada en Sevilla desde el pasado mes de noviembre, el proyecto se gestó durante una visita a Nueva York, donde vieron una “express book machine” que imprimía libros en tiempo real, recuerda el director de Lantia. Con esta idea regresaron a la capital andaluza, desde donde han trabajado con la empresa tecnológica Ricoh, con la que han desarrollado un prototipo. Sin querer dar pistas de la cuantía a la que ha ascendido esta operación comercial, el director de Lantia reconoce que ha sido “una inversión muy importante”. “La idea, a medio plazo, es poderla implantar con renting en otros establecimientos”, aclara Link para continuar leyendo…

Tres nuevos colaboradores en MasticadoresdeLetras

MasticadoresdeLetras incorpora tres nuevos colaboradores. Hemos llegado a los 73. Y estamos orgullosos de ellos, variados, de diferentes estilos y ciudades del mundo.

También han aparecido MasticadoresBrasil en lengua portuguesa de la mano de Odilon Machado de Laurenço, y hace muy poco MasticadoresMéxico dirigido por Stephani Ruix y Jessica Castillo. El mundo MasticadoresdeLetras ha llegado a 9 blogs, cada uno original y dispuesto a recibir y dar cultura, y además nos acompaña un décimo blog, de José Ángel Ordiz con su mundo Fleming.

Una aventura no tiene caminos prefijados, solo son sus referentes: la creatividad y la autonomía.

¡Gracias! j re crivello Fundador de Masticadores

Presentamos a nuestros nuevos colaboradores

Aneizar L. Su proyecto de 52 relatos dará a luz en MasticadoresEspaña y México, será semanal. Compartimos un fragmento de su blog:

“Como odio cuando me dicen que tendría que haber previsto algo…

Pues no soy bruja y no lo vi…

Pero normalmente mi respuesta suele ser algo como…

—¡Si hombre! ¡Ahora sacooo mi bolaaa de bruja y lo veoo todooo!

Y después de eso suele haber varias opciones:

1- Que se rían.

2- Que me manden algún lugar lejano con alguna grosería.

3- O directamente se quedan tan pillados que ni contestan”.

www.infiducia.wordpress.com

Un nuevo colaborador será Carlos Usín, escritor, ha publicado El Club de los asesinos anónimos, Tras las huellas de una sombra, la lucha de Clodomiro entre otros. Su pluma visitará MasticadoresFocus con un cierto tono de crítica ante la situación actual.

“Decía Winston Churchill que el éxito consistía en peregrinar de fracaso en fracaso sin perder el ánimo. Una reflexión que se puede aplicar perfectamente al protagonista de este libro.Inasequible al desaliento – aunque, como todo ser humano sensible, tenga sus momentos de debilidad – lucha sin tregua por alcanzar lo que todo individuo busca en esta vida: la felicidad. Lo que nos distingue a unos humanos de otros es, precisamente, lo que cada uno entiende por felicidad” (fragmento)

En Masticadores también nos visitará Sir Bran (su seudónimo) quien es Benito Piñeiro Sanjorge nace en Marín en 1963, desarrolla sus estudios completando su formación como Mecánico Naval, su trabajo le lleva a recorrer países de otros continentes. Desde muy joven practica la escritura como método de reflexión. Su afán lector le acompaña en todo momento, desde la novela al ensayo pasando por la filosofía generando ideas y nuevas perspectivas que van encontrando su forma de expresión en la poesía.

Su escritura se define como intimista, con una clara evolución hacia poemas que tienden a estabilizar su mundo emocional, y de alguna forma irradiar ese mismo concepto hacia sus lectores.

ACTIVIDAD LITERARIA:

Desde hace unos diez años figura entre los componentes del  Grupo Literario URDUME, a través del cual intercambio creaciones literarias con otros/as amantes de la literatura. Y participa en recitales poéticos de su entorno más próximo.

PUBLICACIONES:

En 2013 publica su primer poemario en la editorial “El Taller Del Poeta” que lleva por título “INMOVERSO”. En 2018 publica “Los Créditos del Equilibrio” que viene a ser su segundo poemario.

He participado en la Antología “Diez voces y un océano” publicada por la editorial El Taller del Poeta y Coordinada de forma conjunta por los Talleres de escritura creativa “El Museo De La Máscara” de México y “Jorge Cuña Casasbellas” de Pontevedra.

Actividad en la red: Blog  “Sentir Puro y Dedos Entrelazados”

2019: Les invito en los próximos días a seguir el resumen

2019 ha sido un año esplendido por proyectos y resultados, el blog Barcelona donde escribo y publico ha roto todos los records, les agradezco profundamente pues este motor permite que los MasticadoresdeLetras se desarrollen. Como cada año resumo en unos días lo sucedido, por ello publicaré:

El artículo más agrio de 2019, el más político, Los 3 más emocionales, Los 2 más ridículos, mi artículo preferido de 2019, Los dos menos leídos, los tres más leídos, el más rompedor (por el título y nuestro futuro), El más leído de 2019 (con 524 lecturas)

Este año agregaré:

El personaje del año: Greta thunberg, Semblanza, claros y oscuros

El proyecto del año: Masticadoresdeletras y no me corto, pues así lo considero… Semblanza, claros y oscuros.

Septiembre by Jorge Aldegunde

Hoy presentamos a un autor que utilizando un método de escritura (Lakin) en el Taller de Escritura j re crivello ha realizado un relato ¡perfecto! y mañana sale ¡en tres MasticadoresdeLetras a la vez! –j re

Septiembre by Jorge Aldegunde

(De madrugada)

Sueño con humo blanco y ceniza gris, color cemento. No alcanzo a ver el fuego, así que es inútil intentar apagarlo. Salen de una nube grande y amorfa que me persigue. Por más que intento correr siempre me alcanzan, hasta convertirse en todo cuanto respiro.

Entonces, abro los ojos.

(8.32h, estación de bomberos Engine 205/Ladder118, 74 Middagh St., Brooklyn, Nueva York)

Me gusta desayunar con los chicos, aun cuando haya terminado el turno. Es divertido charlar con ellos. Son jóvenes y están llenos de energía; cualquier incendio estaría acojonado de tenerlos enfrente. Hoy hablamos de fútbol. No del americano, sino del que inventaron los ingleses, saben jugar los brasileños y (casi) siempre ganan los alemanes. Hacemos planes –y equipos– para el fin de semana, aunque todavía estamos a martes. Miro a través del ventanal: la mañana luce radiante bajo el sol de septiembre. Antes de que me venza la modorra, intento reengancharme a la conversación; Sanders cuenta un chiste, tan verde y malo como los anteriores, pero eso no impide que resuene un coro de risas.

Suena la alarma. Todos nos activamos como un resorte. El capitán Wilkins habla por radio; gasta una expresión bien seria. Hamlin pregunta y Wilkins masculla por lo bajo. Debe de haber jaleo en el WTC: parece que una avioneta se ha estrellado en la Torre Norte.

Echamos mano del reflectante y del casco. Mientras subo al camión un conspicuo letrero me recuerda que vivimos en el ojo de la tormenta.

(8.41h, Parque de Bowling Green, Bajo Manhattan, Nueva York)

Hace diez minutos salí de Battery Park, tranquila y relajada, casi ausente. Vi cómo atracaba el ferri procedente de St. George, anunciándose con su color butano. El edificio de la terminal vomitaba un número fabuloso de almas que, con insondable determinación, viajaban a sus quehaceres diarios.

Me fumo un último cigarro y cumplo con el ritual de tocarle los testículos al toro: hoy necesito acopiarme de toda la suerte del mundo. He tenido que engrasar voluntades pero, por fin, la posición de directora financiera de Morgan & Stanley está a solo una entrevista de distancia. La altura metafórica no me asusta; antes al contrario: sé que me merezco el puesto. Distinto es subirme al piso cincuenta y cuatro de la Torre Sur. La idea de meterme en esos ascensores supersónicos no me hace ninguna gracia –quedarme encerrada entre dos alturas es una de mis peores pesadillas–. Tomo aire y llamo a un taxi, profundamente amarillo. Me tranquilizo: es martes y once; nada malo debería pasar. El conductor, un chicano con aires de sabelotodo y mirada cínica, espera que le desvele la equis que marca el lugar.

En la radio suena música, aunque pronto se interrumpe la emisión. En su lugar, surge una voz agitada, que no consigo escuchar. Pago los ocho dólares que reclama el taxímetro más el treinta y, al salir, el mundo parece otro. Algo ocurre; no paran de llegar bomberos y policía. Todos miran arriba y corren, despavoridos. Una densa y oscura humareda, en lo alto de la Torre Norte, se desparrama hacia el sur. Muchos salen del edificio, ayudados los unos en los otros; los rostros embozados y su ropa cubierta de una suerte de hollín extraño y blancuzco. Parece que vinieran del mismísimo centro de la tierra.

Aprieto el paso; espero que me dé tiempo a tener la condenada reunión.

(8.44h, Planta 54 – Torre Sur, WTC, Bajo Manhattan, Nueva York)

No quiero llevar el nudo de la corbata demasiado flojo, así que lo ajusto. Miro por enésima vez el expediente de Porat –brillantísimo–. Más que una entrevista, parece un puro trámite por el que no hubiera hecho falta moverse de Broadway. Intento concentrarme en la impresionante vista –la confluencia entre el Hudson y el Este–, a pesar del dolor de cabeza que, como cada mañana, empieza a martillear.

Consulto el reloj, una vez más. Algo retumba y se escucha un estruendo. Temo que sea dentro de mi cráneo, pero no: tiembla el edificio entero. Por un instante fallan las luces, aunque no es más que un guiño. Salgo del despacho, en la oficina reina el revuelo y muchos están saliendo al vestíbulo. Sarah sigue en su sitio, las gafas posadas en su aguileña nariz –la viva imagen de la concentración–:

–¿Qué es lo que ocurre…? ¿Un terremoto?

–No lo sé, sr. Watts. Dicen que un helicóptero ha colisionado con la Torre Norte.

–¿Qué…?

–Yo tampoco lo creo, sr. Watts. Por cierto, la cita con la señorita Porat empieza a las nueve horas –añadió con eficiente sonrisa–. ¿Puedo ofrecerle café?

(8.55h, WTC Plaza, Bajo Manhattan, Nueva York)

Vaya sangre fría la de la gringa. Ni se ha inmutado, tiene pinta de ser de las que no se amilanan. Miro sus piernas largas, esos tacones –me da que no los consiguió de a grapa–.  Camina rápido, sin mirar atrás; se dirige al rascacielos. El otro tiene fuego arriba y escupe humo denso, negro como la noche. Por la radio no aclararon mucho: parece que un avión mediano se ha estrellado. Menuda pendejada.

Por aquí reina el caos. Todos se largan y yo debería hacer lo mismo. Me entretengo con la propina de la ejecutiva y me digo que no voy a ser menos, así que dejo el coche y tiro para allá. Noto que la garganta se me seca; las manos empiezan a sudar.

Hay un corro en el centro de la plaza. En el centro un tipo moreno, con cara de cantante de boleros. Gesticula y habla español con un bombero; alrededor hay más, todos pendientes de su jefe, que conversa por radio, sin perder de vista lo que ocurre en los pisos superiores del edificio.

–…Siempre que podamos coordinarnos para entrar, claro –terciaba el bombero.

–Estamos a la espera de órdenes; no deberíamos hacer la guerra cada uno por su cuenta –añadió, contrariado, uno de los policías.

–Escuchen –añade el hispano–: yo tengo una llave maestra; puedo abrirles camino por la escalera. Lo conozco bien. Hay que llegar hasta los pisos superiores y evacuar a la gente.

(9.00h, Vestíbulo principal de la Torre Sur, WTC, Bajo Manhattan, Nueva York)

Espero por uno de los ascensores, que no termina de bajar. Quizás llame al Sr. Watts; lo más sensato es cancelar la entrevista. Sigo absorta en mis pensamientos cuando escucho un estruendo y una enorme explosión. Se sacude todo el edificio, y empiezan a caer trozos del techo. Las puertas del ascensor se abomban frente a mí, acaban cediendo a una enorme presión que escupe una lengua de fuego. Una fracción de segundo después comienzan a salir los ocupantes del interior, en medio de un mar de confusión y llamas. Hay un individuo trajeado, con una corbata estampada, de las caras. Grita, desesperado, las manos cubriéndole la cara. Se arrodilla ante mí y se descubre. Acaso alcanzo a descubrir alguna semblanza con la foto de un sonriente Sr. Watts en el rostro desollado del tipo que se retuerce de dolor frente a mí.

(9.03h, WTC Plaza, Bajo Manhattan, Nueva York)

El impacto nos ha dejado sordos. Todos nos hemos arrojado al suelo, por puro instinto. Apenas alcanzamos a escucharlos, pero caen fragmentos de cristal y acero, la piel del edificio, sobre la plaza.

-¡Tenemos que salir de aquí cagando leches…! Vamos a la Torre Norte.

El hispano y los bomberos salen disparados hacia el rascacielos. Los policías se miran; deciden entrar en la Torre Sur. Absorto en las alturas, donde se ha desatado un infierno, los acompaño como si fuera un pelele, un autómata. Recién recupero mi sentido del oído; algo me llama la atención: un objeto aterriza en el suelo, con un ruido seco, sordo. No lo puedo creer. Se tiran, se están arrojando al vacío.

Esto se está yendo bien rápido a la fregada, así que me largo; no me esperen.

 (9.15h, Planta 70 – Torre Norte, WTC, Bajo Manhattan, Nueva York)

Todos se han largado, pero yo sé que nos sacarán de aquí. Tan solo hay que esperar. Parece una locura, pero es ahora cuando me encuentro inspirado. Dentro de todo este caos, es cuando consigo ponerme a escribir. Es como si mi cerebro necesitara toda esta mierda para sentirse vivo. No funcionan los ordenadores, pero tengo todo lo que necesito: mi vieja Montblanc va como un tiro. Aquí escribiré el final de mi novela y, cuando la coloque, venderá millones. Contaré a todos que la terminé en el mismísimo infierno.

(9.57h, Planta 45 – Torre Norte, WTC, Bajo Manhattan, Nueva York)

No funcionan las radios. Estamos bien jodidos. El tal Rodríguez se está portando como un jabato; ha abierto un sinnúmero de puertas de emergencia que –cosa inexplicable– estaban cerradas. Le digo que se marche, que no hay tiempo. Que más arriba no llega nadie.

Solo los bomberos.

(10.27h, Planta 70 – Torre Norte, WTC, Bajo Manhattan, Nueva York)

Se afana en abrir la puerta. La golpea, lo intenta con su propio peso. Ha visto como caía la Torre Sur y ha puesto en marcha un contador en su cerebro que, por más que se engañe, está próximo a cero. Desesperado, usa la llave de Rodríguez. No atina, se le cae. Grita para saber si quedan supervivientes, pero no obtiene respuesta. Un último esfuerzo: a duras penas, consigue abrirla. Del hueco emerge un individuo que, abrazado a un fajo de papeles, enfila las escaleras sin mirar atrás. El calor se ha vuelto insoportable; apenas consigue ver. Apenas le queda resuello.

Suenan unas detonaciones y su cuerpo se pone alerta, se tensiona.

Entonces sabe lo que ocurrirá. Se prepara, mira hacia arriba. Ajusta el casco. Se desprende de la radio, ya inservible. El tiempo parece detenerse, mientras él esboza una extraña sonrisa.

Entonces, cierra los ojos.

FIN

Dedicado a los más valientes de Nueva York.

MasticadoresdeLetras incorpora nuevos colaboradores (ya somos 60)

MasticadoresdeLetras incorpora nuevos colaboradores. Un proyecto de este tipo, colaborativo y en el cual ya hemos llegado a 60 escritores y 6 blogs, necesita de la paciencia y el alma de la comunicación. Todos pueden participar, pero la exigencia de regularidad es un aspecto que siempre destacamos.

Nuestros lectores quieren escuchar voces variadas y diferentes, y un nivel de talento que les invite a mencionarnos e invitar a otros lectores. Siempre decimos, en el área de Barcelona tan solo (damos un ejemplo) 450 millones de desplazamientos se hacen en tren-bus-metro y cientos de pantallitas buscan nuestra presencia.

Bienvenidos (después del rollo, uff!) y… publicarán cada 10/15 días. Poco a poco revelaremos  sus historias personales en entrevistas en el canal de MasticadoresYoutube

-j re crivello, Fundador de MasticadoresdeLetras

Nuevos colaboradores

Felicitas Rebaque

Conchi Ruiz

Feliz José Rosales Antunez

Amira Armenta

Crono Axel

Carmen Romeo Peman

Adrian Percha

Aurelio Cañizares

Julia Ofes

Jessica Castillo

Alicia Rocha Garcia

Sandra Garcia

Luciana Veneranda

Roberto Spinelli

Juan Acosta

Octavi Franch

Agosto -08: La vida detrás del Espejo by Marisa Doménech

Esta ilustre lista de escritores invitados me sustituye. Buenas vacaciones a todos! 02: Antonio Caro Escobar 2 Agosto 03: Verónica Boletta 3 Agosto 04: Pedro J. Guirao 4 Agosto 05:  Melba Gómez 5 Agosto 06: Diana González 6 Agosto 07 Felicitas Rebaque 7 Agosto 07: Marisa Doménech 8 Agosto 10: Elloboestaaqui Rafael Lopez 10 Agosto 11: Felix Molina 11 Agosto 12: Ricardo R. Martí 12 Agosto 13: Marie Estelle Picouto 14 Agosto 14: JJ Zaratruciano 15 Agosto 15: Jorge Aldegunde 16 Agosto 16: Lucas Corso 17 Agosto 17: Carlos Usín 18 Agosto 18: Claudio Nigro 19 Agosto 19: Diego Sergio Miranda 20 Agosto 20: María José Moreno 21 Agosto 21: Romanticismo Rafael R. Costa 22 Agosto 22: Una Fingal 23 Agosto 23: Victor Chamizo 23 Agosto 23: Arturo NG 24 Agosto 24 F J Martín 25 Agosto 25 Awilda Castillo 26 Agosto 26 Victoria de la Fuente 27 Agosto 27 Francisco Peregrina 28 Agosto 28 Paloma Grandon 29 Agosto 29 Jean Carles Cacay 30 Agosto 30 31 Agosto j re crivello ¡De regreso!

Agosto 08: Marisa Doménech LA VIDA DETRÁS DEL ESPEJO

“El espejo y su materia para un ser humano es la resultante de la percepción de los cinco sentidos, de su peso, de sus átomos y de su masa; su perspectiva, sus formas y aspectos, su simetría con la imagen reflejada. Bidimensional, pues en apariencia, pervive en anchura y altura”.

Estaba leyendo artículos. Solo cuando ella se miraba, el movimiento se ejecutaba al contrario de la medición paramétrica habitual, de modo que, podía observar que, por ejemplo, la raya del cabello se encontraba al revés a cómo se la peinaba. A menudo, pensaba que si realmente existía vida al otro lado del espejo era un misterio que seguramente jamás se resolvería. Había leído, sin embargo, que para los astrónomos los espejos tienen vida propia pero científica. Consideran que son un instrumento potencialmente útil para retratar el Universo. La literatura y el cine también usan su misteriosa simbología sin llegar a ninguna conclusión certera. No obstante y según estudios acumulados de la Nasa, construyendo un espejo ladeado se genera un alta gradación de Rayos X. Dicha energía desprendida, muy intensa, junto a la elevación de un globo sonda en la atmósfera han proporcionado abundantes datos relevantes. Se le llamó en su momento el experimento Hero.

–Seguro que muchas cosas que conocemos se deben a estas investigaciones- se dijo. Recordó también cómo el psiquiatra Jacques Lacan descubrió empíricamente que un bebé no tenía percepción de su imagen en un espejo y que mediante repeticiones sentía un gran júbilo al descubrirse. Suspiró con nostalgia y volvió a mirarse. Al cabo de unos instantes, el servicio estaba como siempre pero ella no se encontraba allí, frente a su icono. Había metido la cabeza dentro de él.

Proyecto 2020: Fleming y MasticadoresdeLetras

Aunque publicamos a 50 escritores por año, Fleming Editorial ya habría cerrado. Pero se mantiene pues se inscribe en la libertad de publicar por servicio a la cultura y a los escritores poco conocidos. Sin la poderosa fuerza de MasticadoresdeLetras (en julio otra vez han recibido la visita de 5000 lectores) no podríamos decir que aquella edición no encontró un lector. El siguiente paso será publicar en papel, tiradas de 30 números a precios reducidos, de hecho ya esperan para septiembre 300 libros de 7 autores, están en sus cajas, frescos, con olor a tinta.

Estamos en la onda de este artículo que invito a leer más abajo, solo que además unimos red con Masticadores, dos clubes en Messenger y 44 escritores que colaboran. Acercate a nosotros a fleminglabwork@gmail.com

That´s is folk -j re crivello

Artículo publicado en Página 12

El fenómeno de los editores artesanalesPublican libros de tiradas reducidas –-de 30 a 100 ejemplares como máximo– y desarrollan un modo completamente alternativo de producción, desde el armado hasta la venta. Este sábado y domingo se los puede encontrar en la Feria de Editores, que se desarrolla en Ciudad Cultural Konex. 

El compromiso físico con los libros nace en las manos. Las editoras y editores artesanales ponen el cuerpo en papeles de calidad, ilustrados con tipografía o con obras originales de artistas plásticos, para generar libros de tiradas reducidas –de 30 a 100 ejemplares como máximo- con textos insólitos de poesía y narrativa en español, francés y alemán; primeros libros de autores contemporáneos, pero también la literatura afrodescendiente de América Latina, con un protagonismo central nunca antes contemplado. En la inmensa galaxia que propone la 8º Feria de Editores (FED), que se está desarrollando en Ciudad Cultural Konex (Sarmiento 3131) y se extenderá hasta este domingo con entrada libre y gratuita de 14 a 21 horas, con más de 250 editoriales de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay, hay un puñado de editoriales artesanales que son como la periferia de la FED. Antonio Werli y Sol Gil de Ínsula, Lucas Oliveira de Funesiana -la decana de las editoriales artesanales creada en 2007-, Ariel Fleisher de Ediciones Kalos, Sol Correa de Buchwald y Matías Cukierman de Amauta&Yaguar hablan con Página/12 del gesto político que implica el trabajo que hacen como “una vía alternativa a los modos imperantes del mercado editorial”.

Cukierman plantea que ser editor artesanal en el siglo XXI es “desafiar lo común” porque “estamos acostumbrados a que todo lo hace una máquina, que cada vez más va reemplazando al hombre en las actividades que va haciendo”. Para el editor de Amauta&Yaguar el desafío consiste en “retomar formas de trabajo antiguas que resignifican el valor del libro artesanal dentro de lo industrial”. “Hay un compromiso físico con los libros, más allá de un compromiso intelectual –subraya Sol Correa de Buchwald-. En lo artesanal está el cuerpo presente en todo el proceso. Eso es la ontología de lo artesanal; un compromiso total desde elegir el material, poner la mano en el papel y coserlo, que genera que el libro sea diferente”. Werli, de Ínsula, hace hincapié en los procesos artesanales de edición. “La idea de Ínsula, que tiene un taller completo de impresión y encuadernación y hasta fabricamos papel, es más bien vernos como artesanos del libro que como editorial artesanal. ¿Qué significa esto? Significaría que al momento de hacer un libro queremos elegir el texto, editar el libro, hacer el diseño, la composición, y después también la materialización, la impresión, la encuadernación, la elección de papeles. Queremos ponernos en el lugar de la tradición del libro que empieza con la invención de Gutenberg”.

Un gesto político

En su página web Buchwald informa que concibe la edición artesanal “no como un fetiche en relación a los materiales, sino más bien como un gesto político, una vía alternativa a los modos imperantes del mercado editorial”. Correa precisa que lo artesanal permite jugar con las reglas. “No estamos fuera del mercado porque queremos vender y sobrevivir, pero tenemos unas reglas bastante propias, sobre todo en la distribución porque nuestros libros son ediciones acotadas y nosotros decidimos dónde ponerlos o no. Por eso en nuestro caso decimos que no es tanto por bibliofilia que elegimos lo artesanal, sino para poder jugar con otras reglas adentro”, explica la editora de Buchwald. El editor de Funesiana cuenta las dificultades iniciales del proyecto. “Nos costó ponernos de acuerdo porque se encarecía mucho la idea de lo que podía valer nuestros libros. Para nosotros era barato hacerlo y saltamos a un lugar en que las reglas las teníamos que poner nosotros. Lo que sale 100 no te cuesta 100, pero esto en el mercado vale 100. No queríamos vender a 100, podemos vender a 80. Los que estaban vendiendo a 100 un objeto de peor calidad lo veían como una competencia tremenda –recuerda Oliveira-. También tuvimos que salir de esa lógica en la que estábamos de creer que competíamos con la gente que estaba en las librerías. Y nada que ver. Fue todo un aprendizaje. Soy editor por amor al libro y por la necesidad de poner el cuerpo, de estar ahí encuadernando, doblándome y pinchándome. Es clarísimo que puedo no hacerlo si voy a una imprenta. Ser editor artesanal también es llevar adelante tu propia idea; es una responsabilidad mucho más grande, es poner en juego un tipo de cultura editorial, un tipo de concepto de autor y un tipo de perfil. Ser editor artesanal no es solo saber coser un libro, sino también ver adónde te vas a meter”.

El editor de Funesiana subraya que él decide los lugares dónde va a estar. “El librero me resulta un intermediario innecesario. Cuando lo planteo, el primer enojado es el librero que piensa que le estamos denigrando su trabajo, pero lo que simplemente estamos haciendo es obviándolo. No es agresivo, sino que es parte de una política. Es algo más complejo que decir no me gustan los libreros. Mucha gente se enoja porque cree que estás en contra de las librerías. Para que esa opinión se valide -o no- decimos que las librerías son el cáncer de la literatura. Y nosotros somos la cura”.

De elefantes y avispas

A Oliveira le gusta provocar, meterse con ciertos lugares “sagrados”, con el sentido común del mundo de la edición que parece postular “mejor no hablar de ciertas cosas”. Fleisher interviene y opina: “Peor son los distribuidores, que se llevan entre un 40 y hasta un 50 por ciento del precio del libro –precisa el editor de Ediciones Kalos-. Somos libreros y distribuidores nosotros mismos y participamos en distintas ferias, donde vendemos nuestros libros”. Correa comenta que en su caso, por los libros de Buchwald, se lo compran en firme un puñado de librerías como El gran pez (Mar del Plata), Mal de archivo (Rosario), Casita de Libros (La Cumbre, Córdoba), Malisia (La Plata) y varias librerías en la ciudad como Corneja (Villa Urquiza) y Falena (Chacarita). “Ese comprar en firme es un acuerdo que no todos consiguen –advierte Oliveira-. El librero entiende de literatura y lo compra porque le da valor a su librería. Más allá de que estén de acuerdo o no con que las librerías son el cáncer, no se puede hablar, es un tema tabú. No se puede decir que el acuerdo que un autor hace con una editorial es malísimo y solo beneficia al librero y al distribuidor, otro personaje súper importante que tiene una camioneta con nafta. Esta discusión la daba antes en los blogs, pero después la empezamos a dar con los libros en sí, probando que se seguían publicando y que llegaban a la persona que los pedía. Hay editoriales que son como elefantes, muy lentas para moverse. Nosotros somos como avispas que respondemos de modo más cercano. Mi trabajo es llegar y yo llego”.

Fleisher cuenta que Ediciones Kalos tiene un taller tipográfico donde hacen los libros con tipografía de plomo. “Usamos una máquina que se llama linotipo. Hacemos 40 ejemplares, imprimimos con ese plomo y después lo volvemos a fundir. Nunca reimprimimos las ediciones. Como hacemos campañas de suscripción, cuando un lector está interesado en un ejemplar lo compra antes con descuento y se le ofrece la posibilidad de que el colofón lleve su nombre: impreso especialmente para… y cuando recibe el libro queda con su nombre como parte de la tirada y se hace una distinción entre los ejemplares numerados y los nominativos, que son los que llevan el nombre. Todo esto lo hacemos con un maestro impresor de 86 años, que se llama Rubén Lapolla”. Cukierman señala que como Amauta&Yaguar tiene tiradas de 50 ejemplares no pueden estar en librerías. Pero han escogido algunos puntos estratégicos como Espacio Malcolm (Villa Crespo), un centro cultural de la comunidad afroargentina, la librería del Centro Cultural Conti, la librería La Libre y el Centro Cultural Rosa Luxemburgo. Werli, editor y traductor que nació en Francia y vive en Argentina, trabajó doce años en librerías y desestima que sean una enfermedad. “El problema no es la librería, el problema es el funcionamiento del sistema. La distribución se lleva una parte importante del precio del libro, la librería tiene un margen muy chico en comparación con otros productos. Para los libros artesanales la librería no es el canal de venta adecuado. Los editores artesanales tienen que encontrar otra manera de difundir su trabajo porque si hacen 50 o 100 ejemplares no los pueden distribuir en librerías”, admite el editor de Ínsula.

Primeros libros y rescates

Buchwald, que empezó en 2017, ha publicado varios libros de Walter Benjamin (La tarea del traductor. Franz Kafka, Calle de una sola mano y Angelus novus. Textos sobre filosofía de la historia); Viajes y hoteles de Joseph Roth y Nuevos poemas, edición bilingüe, de Rainer Maria Rilke, entre otros títulos del alemán. Correa puntualiza que el nombre de la editorial es bastante polisémico. En alemán “buch” es libro y “wald”, selva o bosque. “Editamos autores alemanes que estén en dominio público hasta que tengamos un soporte como para poder pagar derechos”, reconoce Correa. Ediciones Kalos arrancó en 2013 y está especializada en poesía. “Todo surgió por el interés de Rubén Lapolla por la poesía, en particular algunos autores en rescate, argentinos medio olvidados de la década del 20. A mí me interesan los contemporáneos clásicos con materiales muy dispersos y que no se pueden conseguir. Nuestra política es que si nos gusta a nosotros, que no somos tan especiales ni tan raros, le tiene que gustar a muchos otros lectores”, plantea Fleisher sobre el catálogo de Kalos integrado por Tour Eiffel de Vicente Huidobro, Poemas (1918-1921) de Ricardo Molinari, Metapoemas de Jacobo Fijman y Maspleonasmo de amor, de Oliverio Girondo, entre otros.

Aunque el proyecto se ideó en 2009, hasta que se inauguró el estudio y taller y se publicó el primer libro de la Amauta&Yaguar, en 2017, Con todos los que soy, de Antonio Preciado, pasaron ocho años. Después fueron saliendo Canciones del fin del mundo de la ecuatoriana Yuliana Ortiz Ruano, Horas de meditación de Horacio Mendizábal (1847-1871), obra dedicada al entonces presidente Domingo Sarmiento en la que despliega un abanico de poemas que tratan de las sensaciones de los afrodescendientes frente al desdén y el rechazo; y Tirarle al blanco y pegarle al negro de Candelario Obeso (1849-1884), precursor de la poesía negra en Colombia, entre otros. “Detectamos que hay un sector de autores que no tienen circulación y queremos mostrar a esos autores que no están en los ámbitos literarios. Queremos recuperar autores que en su momento fueron reconocidos, pero que acá no llegan, pero también darle lugar a autores nuevos que no se conocen porque hay cierto criterio de que el autor tiene que ser blanco, caucásico y católico, el hombre blanco europeo. Nosotros mostramos esa otra parte de la cultura americana que no tiene lugar en el canon”, revela Cukierman. Ínsula –editora nómade, imprenta tipográfica, librería errática, textos insólitos- lanzó su primer título en 2016. Desde entonces ha publicado Nomenclatura y apología del carajo de Francisco Acuña de Figueroa, El tiempo en el arte de Alfred Harry y Ensayo sobre sí mismo precedido de Yo y yo de Victor Segalen, entre otros. “Publicamos textos que nunca se habían publicado acá o que no estaban circulando –comenta Gil-. Queremos que nuestro catálogo redefina el canon literario clásico, tratamos de crear nuevas genealogías, por ejemplo, para ser concretos, publicamos el Manifiesto de la cocina futurista, de Jules Maincave, un texto que a pesar de que el movimiento futurista es conocido estaba inédito. También publicamos Los fusilados, la única novela que escribió el mexicano Cipriano Campos Alatorre, que sirvió de influencia e inspiración para que Juan Rulfo escribiera Pedro Páramo”.

Funesiana, la decana de las editoriales artesanales, ha publicado primeros grandes libros que han hecho y siguen haciendo mucho ruido, como Escolástica peronista ilustrada de Carlos Godoy y Luro de Luciana Sousa, novela editada en 2016 por la que fue elegida entre las 39 mejores escritoras latinoamericanas menores de 39 años como parte del proyecto Bogotá39. “Yo publico primeros libros porque me gusta meter gente en el mercado editorial, darles visibilidad desde un primer libro. A los dos años que salió Luro, Tusquets la volvió a publicar, nunca vi algo así. Lo que pido es que pongan que el libro fue publicado primero por Funesiana por respeto al trabajo de edición; con eso ya está: me siento pago. Las grandes editoriales ya no descubren a autores: descubren editores que están descubriendo autores. Se ahorran un paso en términos de pragmatismo. Algunos están siguiendo atentamente el trabajo de editoriales como Funesiana. Ya no leen más a los autores, sino que ven qué estamos publicando los pequeños editores”. 

Entrevista a Antonio Caro Escobar y J. re crivello sobre MasticadoresColombia

Próximamente presentaremos aquí entrevistas a los otros gestores de MasticadoresdeLetras (Mel Gómez, Esteban Suarez, Diana Gonzalez, Victoria de la Fuente y Jean Carles Cacay)

¿Qué les llevo a crear Masticadores Colombia? ¿No es una zona aparentemente que no está en los circuitos culturales al uso?

Antonio Caro Escobar Desde que empecé en el mundo de la literatura, gracias a Juan que fue el que me (prácticamente me obligo) inscribí en el taller de escritura, y después de dos años trabajando con él y otros muchos escritores, me apetecía dar un paso más allá. Juan me propuso ser editor de Masticadores Colombia y aunque me lo pensé (lo reconozco). Los países latinos me atraen mucho, su forma de hablar, su cultura, sus costumbres, todo en general, así que porque no ayudarles a que sus escritores indis; que tengan la oportunidad que he tenido yo de llegar más allá de mis límites, que sin plataformas como Masticadores y todos los escritores, editores y editorial que hay detrás no sería tan fácil. No todos tenemos una editorial como planeta, punto rojo etc. detrás que nos dé a conocer.

J re crivello La relación con Antonio que viene desde el taller de Escritura y que le he editado un libro y ello me llevo a pensar que era la manera ideal para editar un blog juntos. Esa región es nuestra región. En un mundo globalizado lo que aparentemente está lejos es tal vez un espacio de creatividad que otros no han podido acceder para su lectura. El proyecto Masticadores impulsa el intercambio y las diferentes texturas culturales

¿Qué has publicado últimamente A. Caro y cuáles son tus proyectos? 

Bueno este año he publicado mi segundo poemario en solitario y me he embarcado en la literatura fantástica con la primera parte un libro titulado  “Los hijos de la tundra” se trata de dos libros en uno, ahora estoy trabajando en la segunda parte que consta de otros dos que espero tener lista a final de año o principios del siguiente.

¿Qué has publicado últimamente j re crivello y cuáles son tus proyectos?

He publicado 12+1 libros, estoy satisfecho. Pero tengo abundante material, tal vez los próximos vayan en la dirección de mis pre-ocupaciones reflexivas: la sociedad líquida, la I. A. y los robots.

En un mundo en red ¿es compatible la vida familiar, el trabajo y la actividad de activista cultural que los dos desempeñan?

Antonio Caro Escobar Es  difícil la verdad, más si tu pareja no comulga contigo en las actividades que haces, me refiero a que no es lectora asidua o escritora, respeta mi dedicación aunque a veces, puede sentirse un poco molesta por el tiempo que le dedico.

En cuanto al trabajo, en mi caso no tengo problemas ya que por desgracia, debido a mi enfermedad estoy incapacitado, que fue este hecho el que me llevo a reabrir mi blog y dedicarme más de lleno al mundo literario y cultural.

J re crivello Si… dejando de ver el futbol y Tele 5. Bromas aparte, hay 200 millones de Smart que circulan en los trenes que rodean Barcelona y otras ciudades. Vamos a por esa nube de lectores/ojos/chafarderos que buscan nuevas propuestas. Luego, trabajo en mi empresa (la otra Fleming dedicada a formación desde hace 20 años) solo 5 horas, y la vida me permite con mucha agenda de por medio llevar el proyecto Masticadoresdeletras que ya reúne 7 blogs y la Editorial.

Pero solo no podría, Masticadores reúne a 7 escritores conectados en distintas partes de América y España que cubren sus necesidades y que algunos se reúnen por video-app cada lunes (Diana Gonzalez, Melba Gómez, Esteban Suarez, Antonio Caro Escobar, Victoria de la Fuente, Jean Carles Cacay y yo. Y 25 escritores que participan en los cuatro talleres online y 44 escritores que han aceptado colaborar y escribir en los 6 MasticadoresdeLetras. ¡De ellos es este éxito!

¿Coral? Si, nuestro proyecto es muy coral y basado en el respeto. Cuando me preguntan si me jubilaré en diciembre, les contesto que amo esta manera de vivir y crear comunicación y cultura.

¿Para cuando el canal de YoutuBe?

Antonio Caro Escobar Yo tengo abierto mi canal en youtube desde hace ya unos años 5 años en los que publico sobre todo vídeo poemas, creados con poemas de otros/as poetas aunque inicialmente fue abierto con fines personales, vídeos de fotografías y otros temas.

J re crivello Ya, o casi ya. O sea incorporar un canal que muestres no libros, sino creadores de carne y hueso. Hablando… o mostrando los pajaritos que le rodean cuando escriben. Pero ahora, es consolidar el proyecto MasticadoresdeLetras. Es el objetivo y entre ellos MasticadoresEducación que editaré con Jean Carles Cacay y que abrirá en junio.

¿Qué es una Isla Creativa?

logo de MasticadoresdeLetras

Crear un paradigma creativo, es acercar creadores a la sombrilla del talento (esa es mi tarea en MasticadoresdeLetras –j re crivello

Esta mañana decidí caminar por la playa en dirección al final donde una roca gigante aparecía varada en el mar. Me preguntaba que abría detrás. El día estaba removido y se alternaba el sol y unas nubes que amenazaban tormenta. Casi en la cima pude ver otra playa sucesiva y un cañón de agua que entraba pegando con fuerza. Nadie era posible que me descubriera, pero nadie me salvaría de aquel espacio apartado y sometido al control de la naturaleza y la soledad. Pude sentarme y recordar una frase de Max Planck:

 “Una nueva verdad científica no triunfa por medio del convencimiento de sus oponentes haciéndoles ver la luz, sino más bien porque dichos oponentes llegan a morir y crece una nueva generación que se familiariza con ella” (1)

En esta soledad se veían las cosas más claras, para que surja una nueva teoría científica -me dije- es necesario que esa isla creativa germine y luego sea aceptada.
Las islas creativas son espacios que uno sumerge su ambición, sus deseos de explicar algo percibido por otros pero que pocos se atreven a dominar. En ese momento aparece con fuerza un impulso que intentamos escuchar pero que multitud de distracciones atraen para apartarnos del foco. Los escritores -y ese es mi caso aunque este varado en esta isla- descubrimos hilos finos que asoman. En la vida real el bistec puede estar salado, o la paella subida del sabor al marisco, y nosotros reaccionamos como la infinitud de mortales. Pero en las islas creativas que nos sumergimos nada nos dice, ni nos dirá que aquel pecado, o aquel marido celoso, o aquella señora que trabaja de mujer policía, no sean caras hambrientas que están dispuestas a vivir con nosotros hasta que les demos un espacio en un papel y el lector le anime en su imaginación.

Una isla creativa supone, como dirá Max Planck que ellos no aceptaran que sus miedos les impiden ver nuevos caminos, y la tarea es parte de una intuición ante algo que late pero nadie ha recogido.

#Nadie#


Notas:


La Estructura de las revoluciones científicas. Thomas S. Kuhn, Edit. Fondo de Cultura Economica pág. 235
Max Planck: “En 1900, descubrió una constante fundamental, la denominada constante de Planck, usada para calcular la energía de un fotón. Esto significa que la radiación no puede ser emitida ni absorbida de forma continua, sino solo en determinados momentos y pequeñas cantidades denominadas cuantos o fotones. La energía de un cuanto o fotón depende de la frecuencia de la radiación: donde h es la constante de Planck y su valor es 6,626 por 10 elevado a -34 julios por segundo o también 4,13 por 10 elevado a -15 electronvoltios por segundo.
Un año después descubrió la ley de la radiación electromagnética emitida por un cuerpo a una temperatura dada, denominada Ley de Planck, que explica el espectro de emisión de un cuerpo negro. Esta ley se convirtió en una de las bases de la mecánica cuántica, que emergió unos años más tarde con la colaboración de Albert Einstein y Niels Bohr, entre otros. Fuente Wickipedia.

¿Qué es un paradigma?
Thomas S. Khun: “El término «paradigma» designa todos los compromisos compartidos por una comunidad de científicos. Por un lado, los teóricos, ontológicos, y de creencias y, por otro, los que hacen referencia a la aplicación de la teoría y a los modelos de soluciones de problemas. Los paradigmas son, por tanto, algo más que un conjunto de axiomas (para aclarar su noción de paradigma Kuhn invoca a la noción wittgensteiniana de los «universos de discurso»)” Fuente Wickipedia

La dura lucha por la visibilidad

Escribir siempre he dicho que no es “un oficio de angelitos”, pero la tarea de situar los relatos en las redes de un grupo de escritores (al día de hoy 27) tampoco es tarea fácil. Algo que he aprendido es que los libros se venden poco si eres una escritora o escritor poco conocido, pero con una potente red te pueden leer mucho.

Y aquí recuerdo una frase de Melba Gómez: “los escritores queremos ser leídos” Y de esta manera fundé el proyecto MasticadoresdeLetras.

De lo que se trataba era conquistar lectores que apreciaran la calidad y poco a poco fueran subiendo las visitas. Para complicarlo un poco más serian tres Masticadores con ámbitos geográficos distintos, el de España de escritores que participan de mi tutoría en el Taller de Escritura, y a los de USA y Latinoamérica los reclutaría personalmente.

Para ello mi agenda ha crecido y contiene el mapa de las colaboraciones cada diez días de tres continentes. Ahora puedo decirlo. ¡Ya estamos aquí! La visibilidad es una red de complicidades con autores y lectores, pero tiene secretos:

Es gratuita, pues nadie gana dinero, pero si le leen. Debe ser coordinada y regular pues a los lectores les gusta seguir a quien leen. Y debe poseer una red que garantice que aquello ocurre como por magia.

Pues ya… ¡Tenemos magia!

Un siguiente aspecto ha sido montar una red potente de canales, y los canales no son sencillos, primero, es evitar que se quieran aprovechar de ello sin dar nada a cambio. Con lo cual es saber limpiar. El siguiente aportar valor, o sea que sean lectores de verdad, gente que ama leer sentado en la taza de wáter o en el tren (siempre digo que cada día se dan 250 millones de viajes en la periferia de Barcelona, que es donde vivo y todos van conectados). Muchos escritores lo conciben de una manera individual (como yo lo hice) pero las sensibilidades y estilo atraen a más lectores.

Y con ello he llegado a una comunidad de 50.000 lectores, que no estaré satisfecho hasta la cifra mágica de 100.000. Y donde están (en mi blog Barcelona/j re crivello que es un gran motor), en los tres Masticadores, en los tres grupos de Face Masticadores, Escritores Indies, La Senda, en un club de solo 100 lectores en Messenger al que se accede por invitación y en un canal cultural de Telegram.

Si amigos, la visibilidad es una ardua tarea.

¿Nos acompañas?

Puedes solicitar información en fleminglabwork@gmail.com o… aportar valor, creatividad, estilo, iniciativas.

MasticadoresdeLetras (colaboradores)

MasticadoresdeLetras es un proyecto nacido fuera de los circuitos culturales pero cargado de lectores. Lo fundé hace año y medio y esta desdoblado en tres (España, EEUU –sus latinos) y LatinoAmérica. Muchos han sentido como propio este proyecto y le están haciendo crecer, publico por primera vez una lista de los que colaboran una vez al mes, por quincena o semanal.

Nos queda mucha tarea aún, por ejemplo desarrollar MasticadoresEros, y tal vez MasticadoresMéxico. Con ello llegará un Premio de escritura auténtico e independiente. A la vez, mientras pueda mantendré la editorial Fleming como apuesta personal, aunque sea deficitaria, pero permita dar voz a muchos creadores poco conocidos.

Agradezco a todos vuestro empeño en que la cultura sea un nexo de unión de los matices de los distintos países donde hablamos un mismo idioma. También les invito a aquellos escritores y blogueros que se apunten, todos son bienvenidos (contacto:fleminglabwork@gmail.com)

J re crivello

(fundador de MasticadoresdeLetras)

MasticadoresEspaña          MasticadoresUSA     MasticadoresLatinoAmérica              

Conchi Ruiz                                        Pedro J. Guirao                     Diana González

Verónica Boletta                             Nior Natham                            Awilda Castillo

Francisco Rios                                   Félix molina                         Verónica Boletta

Mel Goméz                                       Scarlet C.                               José Ángel Ordiz

Esteban Suarez                                Mbnm (Mallorca)                    Fabio Descalzi

Francis J. Martín                              Ricardo Martí Ruiz                        Livia Ortiz

Awilda castillo                                  Gocho Versolari                          J. Re Crivello

Mabn                                                   j re crivello                 Anthony López Evans

Victoria de la Fuente                     Mel Goméz

Claudio Nigro

Estrella Rodriguez

Fabiana Laffitte

Manolo Echegaray

Diana Gonzalez

J re crivello

Agradezco también a los 40.000 seguidores de Facebook (MasticadoresdeLetras, EscritoresIndies, La Senda, FlemingLABTaller de Escritura y página personal de j re crivello) y a los 1200 seguidores de Linkedin y los 2000 de Twiter.

Crece Masticadores en Facebook

Hemos abierto (con la ayuda de Frank Spoiler) un grupo en Facebook llamado MasticadoresdeLetras, para MasticadoresUSa & MasticadoresdeLetras, ya nace con 4789 miembros (el 67% mujeres y el 39% hombres, el 0,3% otros). A ello se suman a los 15.000 seguidores de Escritores Indies y la Senda.

Como siempre una parte de los lectores está en España pero una gran parte de seguidores en Latinoamérica

Esperemos que sea de vuestro agrado y se sumen contribuyendo como lectores y escritores. ¿Amamos la cultura?

Saludos J re crivello

Editor & Fundador Fleming

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: