Buscar

Barcelona / j re crivello

Escritor y Editor

El libro de la semana; José Ángel Ordiz

El libro de la semana

Charlas con mi gato by j re crivello

¿Qué lees? —pregunté a mi gato

—Una carta —dijo. Estaba allí dentro de un libro, al empujarlo salió fuera. Es de un tal Pascal, cuenta que se encontró con su mujer y dedujo que venía de visitar a un amante. Describe su encuentro, en medio de un campo cerca a los antiguos galpones de los ferrocarriles abandonados. Las mangueras, los raíles oxidados, la soledad y la estación con un nombre raro Oliva. Con la a caída al suelo y rota. Se detuvo un segundo en un caminillo estrecho y marrón. La brisa le golpeaba la cara como en un tic tac, como un rumor. Luego llegó a su casa y se pegó un tiro.

—Los suicidios son parte de la vida —dije. ¡Que iba a decir! Mi gato no acepto que fuera tan diplomático.

—Les dicen a los niños que los hombres no pueden llorar. —afirmó mi gato. Pude volver a evadirme, pero no me lo permitiría. Fuera llovía de nuevo y con intensidad. “Las mujeres hablan con las madres. A los hombres nos cuesta sacar aquello que nos asfixia. Leí un estudio en el Reino Unido que los hombres visitan a las consultas primarias un 32 % menos”                 —agregue. Mi gato dijo:

—Por ello comunicación y abuso del alcohol son más cercanas a los hombres.

—Si —dije. Y recordé a mi padre y su alcoholismo. ¿Cuánta culpa cargaba?

Mi gato se acurruco en el sofá. Eran las tres. En el aire flotaba el ruido del disparo de ese tal Pascal.

Charlas con mi gato by j re crivello

Eran las 4 de la madrugada y sentí un ruido, mi reloj daba 8 grados fuera. Me levante y mi gato se lamia en el comedor. Vendría de dar su ronda.

—Algunas gatas huelen a sexo —dijo. Me sorprendí: ¿Las gatas dicen si a la primera?                — pregunte con sorna mientras miraba fuera en la ventana como el aire barría la calle.

No todas. Algunas hay que cortejarlas. Yo les maúllo y les doy vueltas como si quisiera acercarme, pero haciéndome valer.

—Ah —dije. Un tío mío dice que los paraguayos usan la guitarra para despertar el amor de las paraguayas —agregué

—Cuando digo que algunas de ellas huelen, es que sus armas son para todo el día. Que viven en el cortejo continuo pero rara vez se deciden —agregó mi gato

—¿Y…?

—A ellas no me dedico. Siempre busco gatas con ganas de cortejar.

—O sea que no todas dicen sí. “No muchas dicen no —dijo, pero otras huelen a sexo pero no es más que una señal traviesa, es como tú vas con tu coche y delante otro coche se ha dejado puesto el intermitente sin darse cuenta.

—Que diferente el alma de los gatos —exclamé. El bebió su leche. Yo regrese a la ventana y luego abrí un libro que había editado en estos días, decía:

Les annes d´aquest món, en el meu cas

Foren mare, germana, adés mortes,

En el teu, bon amic, dol de belleses… (1)

Mi gato me miró, luego dijo: “Los humanos son diferentes”. En mi interior retumbaba esa frase “Si, es si”

Notas Pág. 42, Deus Romàniques, Valentí Gómez-Oliver

Traducción no literal

Las Annes este mundo, en mi caso

Fueron madre, hermana, antes muertas,

En tu, buen amigo, duelo de bellezas … (1)

Charlas con mi gato by j re crivello

Czesława Kwoka – chica polaca asesinada por los alemanes en Auschwitz el 12 de marzo de 1943

—¿Qué lees? —pregunté a mi gato que se rascaba el pelo frente a mi Tablet. Y él respondió:

“La lectura silenciosa, que antes parecía un proceso absolutamente esquizofrénico, era la que ahora se abría paso para quedarse para siempre. Por el contrario, sería la lectura en voz alta la que empezaría a suponer la posibilidad de locura. El oído y la boca se desligaron de la lectura, el ojo llegó para devorarlo todo, y esos lectores-oidores del Siglo de oro español callarían su voz y atrofiarían su memoria para concebir a la lectura como el proceso solitario, casi egoísta, que es hoy en día”. Link Isabel Macías. Luego me miró

Mientras abría la nevera y llenaba su plato con leche, miraba fuera y a la vez pensaba. La aparición de la imprenta en el siglo de Oro español cambió una sociedad donde todos recitaban largas cadenas de historias para que otros las escuchasen y dio paso a una visión más individual y reflexiva de nuestra realidad o ficción. Dice Isabel Macías: El oído y la boca se desligaron de la lectura, el ojo llegó para devorarlo todo. “Interesante frase” —dijo mi gato a mis espaldas.

Nace la civilización del ojo, de la lectura y el espacio antes dejado para cubrirlo con grandes volúmenes de memoria oral para ser transmitirla da sitio al Yo que piensa. A Descartes. Al sujeto con capacidad para ser crítico y evaluar.

El ojo y la razón nos separan poco a poco de la religión y del mundo de los ideales. De la Iglesia y su salvación de las almas.

Pero el ojo se fascinara aún más con la imagen y creará la cultura de la imagen. —dijo mi gato. Y de la autoimagen —razoné. Mi gato terminó la leche y se escapó por la trampilla. Eran las tres de la madrugada, fuera el viento movía las plantas casi sin dejarlas descansar. En mi interior flotaba esa cultura basada en el oído y la boca. En las memorias que preservaban los relatos y los distribuían entre las familias o los clanes. Aunque diremos que esta independencia ha dado como resultado muchos genocidios, pues la cultura de lo escrito y la imagen puede ser dominada y censurada. El universo cerrado y de asesinatos de los campos de Hitler fue posible por esta separación. Nadie sabía lo que pasaba. En ese periodo 1 de 4 alemanes trabajaba como esclavo en la economía alemana.

La cultura de la memoria había desaparecido y las imágenes de una Gran Alemania cautivaban a millones de alemanes que se hundían en el fango moral. Su orgulloso país se había transformado en un gran campo de exterminio.

Me marché a dormir.

Colaboradores de Masticadores: Entrevista a Eduardo Schelle Stoller

Entrevista a otro colaborador de MasticadoresdeLetras. Con ello contribuimos a mostrar la calidad que atesora Masticadores y sus autores que ya han llegado a 85. Gracias! j re crivello

MasticadoresFocus- Editores: Ana de Lacalle & j re crivello

Agradecemos todo el equipo de MasticadoresdeLetras la opinión final sobre nosotros de Eduardo. Luchamos cada día por mantener la independencia y el respeto de cada autor (y la capacidad reflexiva asociada) creo Ana de Lacalle comparte esto. Saludos j re crivello

1,- A grandes rasgos cómo te describirías

Además de los seres queridos, hay dos grandes pasiones que definen mi vida; la filosofía y la música. Ambas arribaron a mí en la adolescencia. El punk, por ejemplo, contribuyó a que tempranamente me convirtiera en un ser crítico, pero tal crítica se basaba principalmente en la ironía. Fue gracias a mis estudios en filosofía que adquirí un pensamiento más metódico. Si bien fui formado (o más bien deformado) bajo la tradición analítica, la variedad de lecturas que ido acumulando en el tiempo me ha servido para ampliar la mirada, incluso más allá de la filosofía. Trato que mi vida deambule…

Ver la entrada original 598 palabras más

¿Alcohol? by j re crivello

Tras aquel día de absurdo y horror, Lenina consideró que se había ganado el derecho a unas vacaciones completas. En cuanto volvieron a la hospedería, se administró seis tabletas de medio gramo de soma; se echó en la cama y al cabo de diez minutos se había embarcado hacia la eternidad lunar pág. 173 Un mundo feliz, Aldous Huxley.

Nunca pude comprender porque mi padre se convirtió en alcohólico. Mirando atrás, aquellos años fueron de desidia, de alejamiento con cortos periodos de amor paternal. Me ha costado mucho perdonarle, o considerar que su pérdida era una enfermedad. La vida te puede demoler antes de salir de paso por ella. Te cautiva, pero también te somete a pruebas. No tengo material de su vida, más que episodios oscos, o su itinerancia por cientos de pueblos donde construía su subsistencia, o los amores esquivos u ocasionales. ¿Muchos se obsesionan por los legados paternos?. De, él tengo dos hermanastras y un hermanastro, de los cuales una se acerca intermitentemente para recordar que compartimos genes.

Un alcohólico deja al su alrededor un espacio vacío, como si hubiera estallado una bomba. Mi prima casi hermana Mónica le enterró junto con su hermana mi Tía. Ella acuño la frase “los genes de Mingo” para referirse a él.

Algunos coachs y psicólogos nos dicen que hay personas que regulan sus vidas desde la Prenomía, es ese periodo de 0 a 2 años cuando tú no eres amado, cuidado, o querido por tus padres. En las adicciones… ¿Qué se esconde?

Mi padre y sus turbulentos días dejaron una senda en los que le rodeaban, por omisión, por su propia repetición de errores, o por la intensidad dramática de las crisis con el alcohol. Pero tal vez cuando a alguien le rodea un familiar en esta condición uno recuerda la auto mentira como método para resolver la vida.

Y ello marca.

Ley de Libertad Sexual

Hoy no escribo, protesto.

Si no soy capaz de protestar yo, con 65 años ¿quién lo hará? No necesitamos legislar sobre la sexualidad. Esta es una superchería de izquierdas como las ha habido cuando Franco legislaba sobre no besarse en público en las Ramblas de Barcelona.

Prou! Basta Ya! Esta vicepresidenta de Igualdad rescatará los peores años del Franquismo en temas de moral.

Podemos cambiar el Código Penal, pero eso no se llama Ley de libertad, sino tan solo… ¡has violado y te cae el marrón!.

Carnaval: ¿Sátira o lentejuela?

En el Carnaval de Vilanova se abre paso el debate entre el modelo propio o el de Sitges que atrae espectadores. Es discutir si visitas una ciudad una vez al año, echas fotos y vez pasar carrozas por doquier o el ejemplo vilanoví de participación, sátira, debate y cierta rebeldía contra el orden establecido.

En ambos modelos late la participación, cuando hace unos días unos amigos que viven en Barcelona anunciaron que nos visitaban no pude menos que preguntarme: ¿saben en lo que se están metiendo?

Por ejemplo, los ríos de caramelos pegados en la acera o en las calles que te destrozan los zapatos formando una capa que asusta al que viene de fuera. No, este carnaval no está hecho para las visitas de japos, ni siquiera para las de Barcelona. Es un compendio de técnicas trabajadas durante años en los cuales cada habitante de este pueblo despierta 5 días y se transforma. Ayer, por magia, al asomarme pude ver que los vecinos cubrían sus balcones con caramelos de papel, con mantones y sombreros y el colorido despejaba los días grandes.

¿La sátira? En los videos de la tele del pueblo ayer ganaría la agrupación antifacista. No dejaba de sorprenderme que el escenario fuera un coctel de antifascismo como si estuviéramos al final de la democracia. En Sitges nuestra competidora, tal vez estarían preparando las mejores lentejuelas y plumas.

¿Diferencias? En los años de la monetización de cada cosa que hacemos, tal vez Vilanova aun resiste a un carnaval popular participativo pero sin guiños al turista.

¡Vamos! Nos vemos el lunes… ¡Feliz Carnaval!

La Sra. Ling y su visita -01-

09-zhao-guojing-_wang-meifang-29

By Wang Mei Fang and Zhao Guo Jing   Arte Gongbi

Ayer en una conversación con una amiga china (Jin) me preguntó porque escribia sobre China (y pensé sobre Kennedy o sobre la Alemania de Weber). Tal vez alejandosé uno reflexiona con más distancia. Con Ustedes re-publico La Sra Ling. -j re crivello

La Sra Ling pasó por la verdulería y se hizo partir con sumo cuidado dos rodajas de sandía, el vendedor conocía a esta bella dama desde los años 60 cuando la hambruna provocada por la Revolución Cultural les llevó a ejercer oficios en el campo.

La sandia fue descubierta de su fina piel con maestría y separada en carne y corteza, luego una media quedo entera y la siguiente fue transformada en un fino liquido al que le agregaron un poco de menta y licor. Ambos pedidos los envolvió en un diario de Shanghái que hablaba de las redadas a prostitutas de la policía china antes de la celebración de los juegos. Hoy venia un cliente nuevo que escondía su imagen debajo de una toga que cubría su cara y cuerpo –esa era la descripción de su vecino de hace un día–; además de la seda de color negro y los garabatos en su libro de visitas, colocado a la entrada de su casa con tan solo un mensaje: “¿puede Ud. mañana? CC” y una cuenta de twitter que le intrigaban. La señora Ling luego paso por su tradicional panadero y compro dos hogazas de pan y una mil hojas. El pedido lo llevaba un sirviente nuevo que era de la China de Mongolia. Alto, más bien delgado y con un perfil tenebroso agregaba a su negocio un aire de vitalidad imprevisible. Al entrar se descalzo, se desvistió en una salita y antes de cubrir su cuerpo con su bata dorada llena de dragones verdes, con mucho esmero se pasó una crema que olía a menta y tenía un espesor que al tocarle su piel, los dedos resbalaban dando al invitado una sensación de instantánea excitación. Ella compraba esa crema en un mercado que la traía desde una aldea que mezclaba un tipo de pescado raro con una herbácea que daba una flor parecida a la amapola.

La Sra Ling estaba desbordada, desde que su fama trascendiera a Occidente. Como siempre atendía tres clientes diarios, pero hoy esta primera visita –la tal CC, la había aceptado por un común amigo que vivía en Paris.

Ante la primera visita, ya lista y arreglada, se sentó con sus piernas recogidas y presiono en un timbre, la puerta se abrió, y una persona cubierta hasta la cabeza se situó en cuclillas de la misma manera. La Sra Ling comenzó con cuidado de desatar sus piernas y abrirlas. En la parte baja, un dragón unía la pelvis, de lo que dedujo que era una mujer. La señora Ling busco a su lado el zumo de sandía y se lo ofreció a su invitada, esta al girar su cabeza hacia atrás para beber, dejo ver una cabellera rubia y unos ojos empotrados en negro. Luego, la rodaja de sandía en manos de Ling, comenzó a rozarle e inundo de un suave descanso aquel dragón que protegía el sexo de su invitada. Solo se escuchó:

–Vengo sin saber… que era un átomo de excitación, y… desde hace… La señora Ling mantuvo su actitud firme e introdujo sus juegos inspirados en la China imperial.

Una hora después su clienta recostada hacia abajo fue despertada por el ayudante de la Sra. Ling. Antes de salir pregunto por ella. La Sra Ling salió desde un pasillo y saludo inclinándose, CC dijo:

–Si regreso otro día más antes de marcharme a mi país esta semana, ¿Sería posible que Ud. me recibiera?

–Venga mañana a las 10. Vera que la gasa que le cubre la zona, le despertara continuamente una cierta inquietud, elija un o una cuidadora del alma y enamórese sin miedo.

– ¿Mañana me lo quitara? ¿O?…

–Me lo traerá Ud. en sus manos –respondió la Sra Ling. ¿Puedo?… CC intentó acercarse para saludarle, la Sra Ling se inclinó suavemente.

Aquella tarde, al final de su trabajo, la Sra Ling acompaño su cena frugal con una mil hojas y un tinto de Ribera del Duero. La botella vacía rodo por la cama y ella durmió plácidamente hasta las cinco de la mañana. En el Este de Shanghái llovió abundante llenando los jardines de un musgo verde que sus habitantes explicaron a quién deseara oírles: “la primavera avanza su energía

Marte (Año 2080) -03 by j re crivello

Amanecer en Marte (enviado por mi amigo Durc desde allí en 2080)

“Acabamos de matar un mamut en una cacería tan afortunada que ni un solo hombre ha resultado herido. Los espíritus están complacidos con nosotros, no furiosos”

El confundido jefe meneó la cabeza. “¡Espíritus! No comprendo a los espíritus” pág. 304. El clan del Oso Cavernario. Jean M. Auel

El programa de ir a Marte en 2026 aceptó mi candidatura, ¡aquel día fue el más feliz de mi vida! De los 10 primeros, dos se quedarían definitivamente y tenía el convencimiento que yo estaría allí. Al regresar a casa esa noche, aun con dudas me senté frente a mi portátil. ¿Qué hacer? Sonó un clic y despeje mis miedos. La carpeta 2080 se abrió. ¿Tendría un email?

Un video grabado en Marte de mi amigo Durc le mostraba con sus primeros frutales y su inmensa alegría. ¿Llegaría a verle casi al final de mi vida? No quise preguntar desde cuando estaba allí, pero intuía que coincidiríamos alrededor de 2050. Escribí:

Estoy en el programa a Marte, sale en el 2026. Nos veremos. Luego mire la parte final del video, entre risas hablaba del silencio del planeta, y de sus espíritus indomables. Se estará desequilibrando —pensé. Pues en el programa 2026 hablaban mucho de esto. Y de que habría leyes especiales allí. Pero luego dijo: los vientos sin parar crean identidades mentales que intentan secuestrarnos, pero las plantas son tan sabias. Marte, te confieso: Será un planeta que terminará siendo verde. Y la comunicación se cortó.

Reflexione largamente en los espíritus. Mi abuela creía en ellos, los invocaba y mantenía una relación estrecha. Estarían los mismos allí. Tal vez iban en nuestra cabeza. Las preguntas se agolpaban. Como el confundido jefe, prefería no entender a los espíritus. Desde que dejamos de ser monos, aparecieron.

Estaban…

Marte (Año 2080) -02 by j re crivello

“Los carnívoros siempre nos están creando problemas” Este pensamiento no se le apartaba de la mente. Entonces, otra idea se le cruzó. Los carnívoros —pensó, los carnívoros pueden ser abatidos por una honda. Pág. 227. El clan del oso cavernario. Jean M. Auel.

Miré mi portátil, me intrigaba la carpeta 2080. ¿Habría llegado otro mensaje? El clic sonó con fuerza a las 4 de la madrugada en mi estudio. Ponía nosotros, lo abrí y decía:

Leo Marcelis, especialista de la Universidad de Wageningen y asesor del proyecto Mars One, decía hace años que para establecer una comunidad en el planeta rojo, la única forma de vivir en Marte sería a través del cultivo de frutas, verduras y leguminosas mediante un proceso de fotosíntesis artificial y siendo vegetariano. Su idea es que las personas que vayan a Marte estén preparadas para desarrollar sus propios alimentos”(1) Y nosotros vivimos de esta manera. Las plantas crecen con aceleradores LED y nos aprovechamos de la experiencia y tecnología para hacer crecer marihuana de los productores de autoconsumo de marihuana de los años 2020.

Seguí leyendo: Soy Durc, y estos emails-cartas te irán llegando a través del tiempo, he probado el nuevo sistema que permite conectar cuentas en desuso de hace 60 años y dejándome llevar por mi instinto he escogido la tuya. Si quieres contestar tan solo deja un mensaje en esta carpeta. Me preguntarás como funciona, te diré que no me importa. Te cuento, las lunas de Marte son débiles y se llaman Fobos (miedo) y Deimos (terror). Soy el granjero del Clan 68. En este sitio, las plantas crecen más lento, es crucial acompañarlas hasta que den de sí. Los días son largos y lentos, las borrascas de arena tapan el cielo pero poco a pongo la vida se recupera. Resuelto el problema de donde obtener el agua ahora queremos que las plantas se adapten al suelo marciano. Ya he logrado que corran lagartijas por el invernadero.

Somos todos vegetarianos. Los carnívoros no pueden adaptarse a vivir aquí. Saludos Durc. Clan 68

Estaba conmocionado. ¿Qué podía hacer yo en Marte? Vivía solo, sin hijos y tenía 40 años. Mi vida había terminado sin comenzar. Trabajaba en una gasolinera diciendo buenos días continuamente. Pero como podía llegar a Marte. Me rechazarían por ser mayor. Contesté:

—Cuéntame. Estoy solo. Hastiado no mejor decidí tacharlo. Aquí ya no quedan territorios para la aventura. Saludos  Jed.

  • Entrevista El financiero Link

Faltan mayordomos para tanto millonario

Esta semana analizaremos una nueva clase social, más allá de la leyes y límites: Los megarricos. Y comenzamos con ironía. Los editores de Focus

Las escuelas especializadas en formar a estos perfiles no logran cubrir la demanda

P. Sempere Publicado en Cinco Dias

Faltan mayordomos para tanto millonario

En el mundo de los ultrarricos también funcionan las leyes de la oferta y la demanda. Y ahora, las grandes fortunas, entre otras cosas, pelean por hacerse con los pocos mayordomos realmente especializados que hay en el planeta, un servicio prácticamente indispensable en los hogares y agendas de la gente con grandes fortunas, pero también escaso, según explican las escuelas especializadas en formar a estos perfiles. “Allí donde hay un multimillonario suele haber al menos un mayordomo. Y ahora, en un momento en el que los grandes patrimonios no dejan de crecer, empezamos a encontrar problemas para cubrir toda la demanda”. Así lo afirma Paul Huizinga, director de reclutamiento en The International Butler Academy, uno de los centros formativos más importantes de Holanda, que trabaja también a nivel global. Cada cual tiene sus problemas.

Según los datos de los últimos informes anuales de riqueza del banco suizo Credit Suisse, el número de adultos que posee al menos un millón de dólares (unos 890.000 euros) no ha dejado de crecer a nivel mundial a lo largo de los últimos años. Al igual que el número de hogares pobres: según datos de Oxfam, el pasado año la fortuna de los milmillonarios aumentó en un 12%, a la vez que la riqueza de la mitad más pobre, unos 3.800 millones de personas, se redujo en un 11%. Así, mientras que en 2014 se contabilizaron algo más de 34 millones de ricos en todo el planeta, la cifra ha ascendido hasta superar los 42 millones en 2018, un 21% más. En todo este tiempo, el crecimiento ha sido mucho más notable en países como China, que pasó del millón de ricos a los casi tres millones y medio. O en Hong Kong, que ascendió un 75%, Arabia Saudí (72%), Emiratos Árabes Unidos (69%) o España, que lo hizo en un 83%. El país que más fortunas atesora es, sin duda, Estados Unidos, con 17 millones.

“No todos los millonarios disponen de un servicio de mayordomo. De hecho, es difícil cuantificar cuántos de estos profesionales hay en el mundo. Lo que sí sabemos es que, con cada vez más frecuencia, nos llegan peticiones para contratar este servicio”, prosigue Huizinga. Este reclutador estima que la región del mundo que más sirvientes domésticos tiene en proporción a su población es Suiza, con entre 1.000 y 1.200 mayordomos.

En el resto del planeta “creemos que hay algo más de un millón, aunque esto es realmente difícil de verificar. También porque hay muchos que, sospechamos, no cuentan con la formación necesaria”. Estados Unidos, China, Oriente Medio, Europa y Rusia, con cada vez más peso de México y Argentina, son las zonas que mueven este negocio, añade.

En España, uno de los perfiles que más contacto tiene con este mundillo es Juan de Dios Orozco, director de la consultora Protocollum e International Butler School, la primera escuela del país especializada en este mercado. Él lo dice sin rodeos: “Aquí no hay mayordomos suficientes para poder cubrir toda la demanda que tenemos hoy. Nos piden casi todas las semanas a uno o dos, pero por ahora no podemos atender los encargos”. Esto se debe, por un lado, a la escasez de profesionales. Por el otro, a que los pocos mayordomos españoles que hay tienen muy buena reputación en el mundo, y son un grupo por el que las grandes fortunas del globo, sobre todo las latinoamericanas, pelean.

“México y Argentina nos piden muchos. El español es leal, afectuoso y tiene ese reconocimiento”. A esto se le añade, prosigue Orozco, la formación que se da en las escuelas españolas. “La mayoría vienen con una instrucción previa en centros extranjeros, muy al estilo de Downton Abbey. Nosotros la pulimos y la adaptamos a las necesidades reales de hoy”, agrega Orozco. En su caso, forman a cerca de 20 personas al año, una cifra que asciende a las 60 en el caso de The International Butler Academy. Ninguno de los centros hace públicas las cifras de colocación en cada país “porque este es un sector muy confidencial”, recuerda Huizinga. “Lo que sí confirmamos es que este es un trabajo con paro cero. Nadie que tenga la formación requerida está sin trabajo”, asegura Orozco.

Promoción de viviendas de lujo en China, con la imagen de un mayordomo occidental.
Promoción de viviendas de lujo en China, con la imagen de un mayordomo occidental.

Por eso, ambos recomiendan a los jóvenes interesarse por esta profesión, a la que dan futuro. Lo más atractivo quizá sea el salario medio, además de la oportunidad de conocer mundo, ya que es raro que una familia de ultrarricos se quede siempre en el mismo lugar. El salario promedio depende de su situación y de sus años de experiencia, “pero podríamos hablar de 60.000 euros anuales para alguien que acaba de comenzar y de algo más de 100.000 para otro experimentado”, dice Huizinga. Eso en el caso de los domésticos. En los hoteles el sueldo es menor, “pero se compensa con las propinas y además es menos sacrificado”, apunta Orozco.

El pasado año, la International Butler School cerró el contrato de un mayordomo español para trabajar en el hogar de un gran empresario argentino. “En su caso, su salario se fijó en 85.000 euros netos anuales, libres de impuestos y sin ningún gasto, ya que el mayordomo duerme en la casa del cliente y viaja con él. Es un trabajo que permite ahorrar”, asegura Orozco. Además, continúa, también se pueden negociar planes de pensiones, seguros médicos privados y pólizas con cobertura a nivel mundial.

No todo es de color rosa. Pese a las aparentes buenas condiciones laborales, reconocen los expertos, esta se trata de una profesión muy sacrificada. Sobre todo para los incorporados en los últimos años, ya que el perfil que se demanda ahora es a tiempo completo. “Se suele exigir una disponibilidad total, los siete días de la semana durante los 365 días del año. A partir de ahí ya se negocian días y fechas libres con el cliente, pero de entrada se requiere una disponibilidad total”, cuenta Orozco. Por eso, suelen ser perfiles, principalmente varones, sin ataduras familiares o sentimentales de ningún tipo.

Suelen requerirse perfiles disponibles todos los días, sin ataduras familiares o sentimentales

A día de hoy, cuando las grandes fortunas no paran quietas y viajan del Caribe al Mediterráneo, de la playa a la nieve o de la gran ciudad a una casa de campo, los perfiles más cotizados son los que tienen entre 35 y 45 años, con una edad que ya da muestra de algo de experiencia, pero todavía jóvenes para poder recorrer el mundo. No obstante, recuerda Huizinga, hay mucho tipo de peticiones: “Gente para fechas concretas, para trabajar en cruceros, para estar en el yate, para trabajar para una misma familia y dirigir el servicio doméstico en diferentes hogares, para embajadas, empresas…”, por lo que realmente no hay nada escrito.

Ante la falta de oferta, sobre todo de los perfiles occidentales, que son los más demandados en Oriente Medio y Asia, los expertos abogan por seducir a los jóvenes europeos para atraerles al negocio. Y además de la remuneración, consideran que es muy importante cambiar la percepción que socialmente se tiene del servicio doméstico. Y es que, si bien cada vez aparecen más personas que quieren dedicarse a esto, “si tú le dices a un recién graduado en Turismo o Protocolo que si quiere ser mayordomo, lo primero que dirá es que no, porque es una profesión con connotaciones de servilismo. Es una profesión muy desprestigiada de puertas hacia fuera”, apunta Orozco.

De ahí que los expertos se esmeren en recordar que la profesión poco tiene que ver con servir, aseguran. Para ambos, estos profesionales tienen mucho más de directores que gestionan equipos y personas. “Tener un mayordomo no es un lujo o un capricho”, señala Huizinga. “Es una necesidad que tienen los ultrarricos, que no pueden perder el tiempo en ver si su habitación está reservada, en saber qué ropa llevar a un evento o en asegurarse de que el avión no sale con retraso”, dice Orozco. Según las predicciones de Credit Suisse, para 2023 habrá más de 55 millones de personas con más de un millón de dólares, un 31% más que hoy. Si los ricos siguen necesitando para entonces un mayordomo para poder vivir, las escuelas especializadas tendrán que buscarlos hasta debajo de las piedras.

Marte (Año 2080) by j re crivello

“ ¡Un nombre! Ni siquiera había pensado en un nombre. Ni siquiera se había preguntado qué nombre escogería Creb para su hijo. Con gestos formales, Mog-ur invocó a los espíritus de los tótems del clan para que acudieran; después metió el dedo en el tazón y sacó una pizca de pasta roja.

Durc —dijo en voz alta. Pág. 441 El clan del Oso Cavernario. Jean M. Auel

Las primeras civilizaciones que marchen al espacio estarán construidas por clanes. Las fidelidades serán las que aguantaran ese esfuerzo de innovación. Esta mañana al levantarme por algo inexplicable he encontrado una carta digital. No sé cómo llego del futuro a mi ordenador. Se alojó en la carpeta 2080. La reproduzco en parte.

Marte es un espacio salvaje. La ensenada del orgullo Gay (le hemos bautizado nosotros), esta en un cañón profundo en las Tierras Altas, lo que nos permite disponer de una presión atmosférica mayor. Luego somos islas separadas protegidas  por una combinación química secreta y una burbuja artificial. Vivimos casi cien. Trabajo en el jardín y el huerto con dos robots humanoides, una humana y un resucitado. A los de esta especie le llamamos de esta manera, pues su inteligencia ha sido trasplantada a un robot y le ha humanizado. Los primeros cultivos, por ejemplo a las patatas si les aplicamos tierra marciana son más grandes de lo normal y las lechugas tienen el tamaño de una sandía.

Mi clan es de Los del 68. Con nosotros está el resucitado de Microsoft y su mujer, el financia este viaje. Los días son desiguales. La Tierra que hemos dejado se parece cada vez más a Marte, violentas tormentas, calor sofocante y CO2 muy alto, aquí el componente principal de la atmosfera 95% es el Co2. La larga noche mantiene los polos en oscuridad y esto hace que se condense el dióxido de carbono y se transforme en hielo, al estar cerca de los polos logramos obtener agua.

En el verano marciano el dióxido de carbono se transforma en agua y los vientos de 400 Km que barren los polos transportan agua y polvo. Somos la 10ma expedición que se ha instalado. Ya no regresaremos. Ya somos parte del Clan.

He tomado el nombre de Durc. Tengo 25 años, soy masculino. Cuando llegué, mi mayor miedo y angustia era el viento marciano, pero es débil y cambiante, salvo por la noche y en determinadas épocas del año (1). Aquí el silencio es el rey.

Me eligieron pues soy especialista en improvisación científica una nueva carrera muy de moda.

Notas

  • Las observaciones de Viking y Pathfinder mostraron que la velocidad media del viento en Marte es bastante débil: 1 – 4 m / s (alrededor de 4 a 15 km / h). Sin embargo, bajo ciertas condiciones extraordinarias – como en el caso de las tormentas de polvo global o local – se espera que los vientos soplan a velocidades de más de 30 m / s, o incluso más (> 110 km / h). Fuente link

Tribunales en Tiempos de Guerra, de Julían Fernández Cruz

Presentamos al siguiente libro de Julián Fernandez Cruz, sólidamente documentado quien según sus palabras: “Trato únicamente de relatar la vida judicial de ambos lados, desde el principio de 1937, todo lo que aquí se describe lo vivieron aquellos valientes letrados de uno y otro bando que tuvieron la difícil tarea de defender a sus amistades y clientes” (obra citada)

Como editor, antes hemos publicado en Fleming: El exilio republicano en México (link); La hija secreta de Companys (link); Los Hijos de la Postguerra (link); y hoy agregamos Tribunales en tiempos de Guerra (Guerra Civil Española)

Compartimos un fragmento. Tribunales estará a la venta el día el lunes 24 de febrero.

J re crivello / Editorial Fleming

Justicia de guerra, injusticia en la sangre (fragmento)

Los excesos cometidos por la mera, aunque rigurosa, aplicación de las leyes a través de las instituciones jurisdiccionales de nueva creación, lo que puede denominarse la justicia oficial, aún fueron superados por una justicia paralela u oficiosa, a la que antes se ha aludido, ejercida al margen de la ley por autoridades políticas, militares o incluso sindicales, cuya función no fue controlada o evitada por los gobiernos de uno y otro lado, a veces por impotencia, a veces porque, a través de estas fórmulas —instrumento de operaciones sucias—, se saciaban los deseos de represalia o se respondía a los más bajos sentimientos de odio que no encontraban satisfacción ni siquiera en las más inicuas leyes creadas bajo condicionamiento bélico ni en los procedimientos oficiales para su aplicación. Así, víctimas de quienes sustituyeron la ley por su mera autoridad fueron con frecuencia simples sospechosos, prisioneros o rehenes, y a veces hasta aquéllos que, habiendo sido previamente juzgados por tribunales oficiales, habían sido absueltos por ellos.

Y aún habría que añadir el no menos atroz balance de la justicia privada que, amparada en el clima bélico, especialmente en los comienzos de la contienda, hizo de la vulgar enemistad, de cualquier anterior ofensa personal o de la envidia de clase, pretextos legitimadores de crueles venganzas, satisfechas directa o impunemente, en unas ocasiones, y en otras por el sistema poco comprometido de denunciar al enemigo ante los tribunales oficiales o ante la justicia oficiosa, acusándole del entonces más peligroso delito, que era ser partidario de la facción contraria.

Probablemente estas últimas formas de justicia tengan en su haber el más elevado número de condenas y ejecuciones. Víctimas de la guerra fueron cuantos cayeron en los frentes de combate luchando por defender unos u otros ideales. Pero víctimas fueron también quienes sufrieron el peso de una justicia de guerra, implacable y vengativa, convertida en generadora de injusticias, no sólo al impedir la defensa en juicio de aquellos ideales, sino también al no garantizar la defensa del primero de todos los derechos, el derecho a la propia vida

Tú eres poeta o pandillero (¿Eres Bonobo o Chimpancé? By j re crivello

“Malou tiene algo en la mirada que no puedo describir. Cuando te mira sabes que allí dentro hay algo más. Es una criatura que me conmueve profundamente” Dice Brian Hare de una hembra Bonobo de 4 años y medio.

La aparición en escena de un buen amigo y poeta, me hizo preguntar por la poesía. Una inquietud un tanto retórica y con dificultades en un mundo donde aflora la violencia, el hambre y la inconstante irracionalidad humana. Pero pude recordar que en una clase de filosofía durante una charla mantenida con dos alumnos, en el texto que analizábamos se hablaba de los simios Bonobo:

“Como los únicos animales que eran capaces de separar las necesidades reproductivas de las necesidades sexuales”.

Aunque en un principio provocaría las habituales carcajadas, mi reflexión fue la siguiente: son los únicos que comprenden lo que significa mantener la especie e irse de copas.
En una entrevista Brian Hare define a los Bonobo como: “pequeños, con caras finas y negras y labios intensamente rosados. Suelen caminar largas distancias en posición bípeda. Yo quiero mucho a los chimpancés porque he trabajado con ellos, pero a los bonobos los adoro. Un chimpancé es ese chico del colegio que uno quería ser; el bonobo es aquel con el que uno siempre quería estar. Son muy divertidos, te miran directamente a los ojos y… sí, sé que no debería humanizarlos, pero se las ingenian para convencerte de que significas algo para ellos”.
Para retomar nuestro hilo de reflexión, hacer poesía es este segundo aspecto de nuestra calidad animal. Al escribir uno se enfrenta a la vasta sensación de soledad que provoca nuestra separación de la naturaleza primitiva. ¿Y qué enunciamos? Todo lo que no es reproductivo.

Nos guast hablar de la muerte, la des-validez, la furia del amor, la complicidad con el gusto inmediato y excitante, la miseria y el egoísmo, la imbecilidad del poder, la carencia de afecto paterno o materno. Pero todo le traducimos en imágenes y, con fe ciega lo incrustamos en nuestra memoria. Desde este territorio liberamos las líneas que impregnan los diferentes versos. Como por ejemplo:

Eran dos camaradas
Uno amaba lo oral
El otro el silencio
Hasta que se incrusto entre ambos
Una rabia y un odio que sepulto sus sonrisas (1)

Nuestro origen animal, mejor Bonobo condiciona aun nuestras estrategias. Siglos de cultura no han dominado esa raíz que aparece continuamente. Según el biólogo Richard Wrangham, de la Universidad de Harvard, quien estudia primates en libertad. Los chimpancés son como los pandilleros de las ciudades que no se llevan bien entre ellos. Van a las tribus vecinas a matar a los machos jóvenes, igual que los humanos cuando hacemos la guerra.

La secuenciación genética ya arroja muchas pistas: “chimpancés y bonobos difieren en un 0.4%; estos, difieren de los humanos en un 1.3%; los gorilas difieren de las tres especies anteriores en un 1.75%, y los más diferentes, los orangutanes, difieren de todos los demás en un 3%. (3)

Un 1% de nuestros genes marca la diferencia de cuando nos separamos de la rama común hace seis millones de años. Ese porcentaje y la cultura que atesoramos. Y los fracasos y éxitos de la experiencia social y política.


Notas:
(1) Los genes de Mingo. Libro de poesía no publicado.
(2) –“Algunos estudios dicen que evolutivamente los bonobos están por encima de los chimpancés.
–Sí, porque son más tolerantes unos con otros. Yo estudio cómo se relacionan entre ellos sin tener en cuenta el rango social, la jerarquía o el sexo. El objetivo final es hallar las raíces de nuestra propia convivencia. Si queremos conocer la evolución humana, necesitamos trabajar con bonobos porque nuestro ancestro probablemente era muy similar al suyo.
El biólogo Richard Wrangham, de la Universidad de Harvard, estudia primates en libertad. Según él, los chimpancés son como los pandilleros de las ciudades que no se llevan bien entre ellos. Van a las tribus vecinas a matar a los machos jóvenes, igual que los humanos cuando hacemos la guerra. Wrangham se dio cuenta de que los bonobos no son así. Nunca se ha observado una interacción fatal entre distintos grupos. Tienen relaciones pacíficas” -agrega en la entrevista Brian Hare. Fuente: revista Muy Interesante

(3)Link

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: