Buscar

Barcelona / j re crivello

Brainwriting

By j re crivello

El motor de esta técnica creativa es que al leer las anotaciones anteriores en la hoja de papel el cerebro de cada integrante reacciona mejor para generar nuevas ideas: las anotaciones previas funcionan como detonadores creativos. Otro punto importante es el hecho de que escribir es más impersonal que hablar en público, por lo que la técnica funciona muy bien con grupos que no se conocen previamente o con personas que no están acostumbradas a integrar grupos de trabajo de este tipo. Fuente Wicki.

Hasta hace poco la tormenta de ideas era una técnica que unía las intervenciones de un grupo, pero en mis Talleres de Escritura de FlemingLAB he llegado a la conclusión que los matices surgen de una lectura detenida de unas líneas. Nuestra mente trabaja obligada a argumentar en contra o a favor pero al escribir multitud de personas ven un escollo al construir largas frases, por ello algunos sitúan al brainstorming como más sencillo y eficaz si le definimos como: la búsqueda de ideas creativas en un proceso interactivo de grupo no estructurado que genera más y mejores ideas que las que los individuos podían producir trabajando de forma independiente (2) 

Y… el tiempo nos ha dado la razón a quienes imaginamos una comunicación construida sobre intercambios rápidos y audaces… muchas veces escritos. El tiempo y wattsap

La nota escrita multiplica el rebote de ideas. Unos con otros ven diferentes maneras de expresar una idea original que poco a poco encuentra su encaje creativo. En los Talleres de FlemingLAB, multitud de personajes hablan o actúan como deseando encontrar su sino de vida. En el Brainwriting es igual.

Si os apetece podemos seguir sus pasos: invitar al equipo, generar ideas individualmente y plasmarlas en papeles digitales o con la aplicación Candor, exponerlas libremente sin juicios de valor y reagruparlas sucesivamente, descartando algunas de ellas al percibir que pierden fuerza.

Luego viene lo que en el taller de Escritura denomino el juicio del público y es su publicación diaria en el blog. Lo que representa en términos de los equipos de empresa: generar votaciones de manera anónima.

Publicidad

taller-escritura-creativa-publi-3er-curso

PSOE, crack!

24bd01dc2e9957fdc6af4049b03e55a3

By j re crivello

F Sanchez aún no se va. Pero la historia le ha enviado al espacio. Un líder político esta donde esta si mantiene el caudal de respeto, de talento y no pierde elecciones, pero F. pierde una detrás de otra. Luego si F. no ha cumplido estos objetivos está fuera. Ya pueden venir “los simpatizantes más aguerridos” de los que cuidan del Comité Central, que le asaltarán y se lo quitarán.

¡Al Asalto del Comité Central!

Ahora solo nos queda ver esta danza prodigiosa de la cultura del poder para acabar con un partido centenario. Es como una transmisión de futbol. Al final la izquierda tradicional estará desmantelada. Veremos un PSOE dividido y ronco (no bronco) que precisará de tiempo para recuperar. Un Podemos atrabiliario y ansioso surgirá a pescar en ese festín de militantes de izquierda que: ¡están hasta las narices!

¡Pero esto lo veíamos todos!, menos F. Todos intuíamos que el cantante de tangos Pablo, aquel que delante de un micrófono es intuitivo y conversador con la capacidad de decir lo uno y lo contrario esperaba el asalto a ese partido centenario. A pesar que lo disfrace así:

Pablo Iglesias Cuenta verificada @Pablo_Iglesias_

Tengo muchas diferencias con Sánchez pero pretender hacer caer a un secretario general, elegido por las bases, con dimisiones es un fraude

¿Y el centrismo del PSOE? Ya esta libre, ya busca donde dirigir sus necesidades de reforma y cambio.

Que cada uno interprete donde esos electores depositarán sus ilusiones.

La remodelación política de la sociedad española ha comenzado, le seguirá la de Cataluña con el fin del nacionalismo a manos de Podemos

No soy soy brujo, solo intento seguir el movimiento histórico, al estilo Marx.

Kennedy Obscenity La Baraka –cap. 12 a-

82d5a9f1e14ff80e20e52f11cd8d2019

–Cap. 13 (a & b) Final de Kennedy Obscenity Los publicaré sábado y domingo. -j re

He recibido un mensaje de un miembro del Servicio Secreto. Me aconseja que en el viaje a Dallas mantenga la calma. Está escrito en un papel del lateral del New York Post: en Dallas pueden existir… cap 13

“–Chico, aún recuerdo cuando te montaste en mi taxi por primera vez.

–Era un novato.

–Tenías un aire de provincia.

– ¿Cómo cuál?

–Como aquel, y Braun P señaló un tipo medio rollizo de cabello peinado hacia atrás con un poco de gomina que bebía una cola en una de las mesas”. Cap 13

 

  -Cap 12 La Baraka (a)

–Hola. En la puerta de entrada de mi hotel estaba de pie un tipo gigantón con gafas de sol y rasurado al estilo maquina Philishave. Su peinado de nácar muy corto, amarillo y un lunarcito en el lateral de la nariz –del que no había reparado en mi última entrevista me decían que había charla. Salude al Director de la CIA; para Robert Rod aquella era una mañana fresca. En mi caso, Nueva York estaba en marcha desde la noche anterior e iba a ver el trastero gigante donde mi Director guardaba los documentos y… les acumularíamos durante años. Su cartel, lleva el pomposo nombre de “Grandes almacenes  de Servicios, Reserva y trasteros de N Y”.

– ¿Que quiere? –dije

–Me podría llevar hasta donde están los documentos de…

–Coincidimos –respondí, yo le llevo hasta allí y Ud. me da los datos del agente Joannides (1) que operaba con los cubanos. Mi insistencia no dio una solución, y rectifique buscando una colaboración, si el tipo quería visitar nuestra madriguera, preferí preguntar: “¿Qué necesita de allí?”

– ¿Tomamos un café? –respondió, como buscando un sitio para conversar. Fui tras él,  y dos moles llenas de cemento que le protegían nos siguieron. Entramos a un café asiático. Servían un jarabe hecho en África, que decían mejoraba la baraka (2). Nos sentamos en un estrecho habitáculo de casi un metro, mientras fuera montaban guardia sus colegas que por cierto hablaban con los dos de la CIA que me seguían a todos los sitios donde iba.

–Si Ud. me provee de un gráfico de los pistoleros que asesinaron a Kennedy que creo está en su poder,  yo puedo ayudarle a esclarecer este asesinato mirando en  nuestra base de datos.

– ¿Cómo conoce que existe ese grafico?

–En su momento estaba en manos del gobernador Rockefeller quien pago por el 100 millones de dólares, pero luego le perdimos la pista. No pude menos que preguntarme de donde tenía la información ¡Que estúpido! –pensé. Han oído alguna conversación en un móvil o algún mensaje. Pero no saben dónde está. “¿Por qué este afán de limpiar este asesinato?” –pregunté

–Ordenes de “el mago”

– ¿Clinton?

–Sí –respondió. Hasta ese momento no hubiera imaginado un presidente en  Washington, vestido con un turbante y haciendo favores mentales, pero  quizás tenía un don. Por ello dije:

–Tenemos el grafico pero no podemos establecer la relación con la cabeza que dio la orden pues pensamos que esa respuesta está en vuestros archivos. Aquel día se cambió el trayecto de la comitiva presidencial por la noche y, alguien dio esa orden. Ese factor y esa persona abrieron la puerta al asesino o asesinos. ¿Está de acuerdo en esta línea de trabajo?

–También lo vemos así.

– ¿Por qué tanto interés en un gráfico que tan solo prueba una hipótesis de trabajo?

–Si casamos ambos ejes –está vez parecía ser menos siniestro– estará resuelto un asesinato que resta credibilidad al sistema. La opinión pública piensa que le mato la CIA y la Administración, unidas con una parte de la Mafia.

–La opinión pública a veces es muy sabia –dije. Hace unos días estuve en Dallas ¿Sabe que me llamo la atención de allí? Su cara expreso extrañeza, pero conocía mi visita. En la empalizada detrás de Grassy Knoll, pone: “aquí estaba el otro hombre” escrita en diferentes colores,  por ciudadanos anónimos. Y ello me lleva a la misma pregunta, a la que me persigue desde hace meses: ¿Ud. conoce o intuye quien fue el cerebro?

–No, y no creo que tengamos en nuestros archivos el nombre del cerebro. Parecía transmitir una cierta frustración. Se quitó las gafas y por primera vez había un tipo de carne y hueso –dijo: he hablado de este tema con “el mago”, ha firmado una autorización especial para seguir unas líneas de investigación referidas a esos días y las comunicaciones intercambiadas. Estamos sinceramente preocupados ante las teorías de la conspiración que señalan que la catástrofe surgió desde la CIA

– ¿O fue dirigida? —dije. No sé por qué extraña situación ellos no sabían mucho más, estaba por primera vez ante una Agencia que había roto con su pasado, pero que no tenía aún capacidad de conocer los acuerdos de sus anteriores jefes; quienes por su parte, habían borrado las huellas. ¿Estamos ante un Watergate inverso? –pregunte. Su frustración de burócrata ejemplar apareció una y otra vez. Pero quizás observaba la parte en la que siempre habíamos pensado residía nuestra inocencia, considerar, que encontraríamos algún papel comprometedor y ello abriera una vía de investigación hacia el seno de la CIA y nos llevara hasta el cerebro que organizo el complot. ¿Y si no sabían nada? ¡Qué terrible! Tendríamos ante nosotros una investigación donde el cerebro habría engañado hasta al Estado. En ese aspecto mi Director era la pauta de una forma de entender el Complot alejado del terreno de la especulación. ¿Qué ocurre si Ud. convence a “el mago” y él nos brinda 10 agentes para revisar el material que hay en nuestro poder?, y del cual solo no tengo tiempo para repasar tantas cajas –agregué.

–Podría ser

–Pero esos papeles son intocables, son de una fundación que recordará el complot–puntualicé.

–Hablare con él y conseguiré otros diez hombres que revisen algunos documentos que intuyo pueden ser comunicaciones de los días previos y están a punto de ser desclasificados al cumplirse 50 años del magnicidio. Le haré llegar un mensaje en los próximos días para empezar. Hice una última pregunta antes de despedirnos

–Esos dos intentos de matarme ¿de dónde provienen? No contesto. Intuí que poseía un cierto conocimiento pero no dominaba aun la totalidad de la Agencia. Me despedí y decidí pasar antes por los Almacenes y hablar con mi Director personalmente. No sabía si estaría de acuerdo con el convenio.

 

 

–Ok. Trabajaremos con la CIA –dijo mi Director Frend Law. Estábamos en una terraza llena de grasa de alce. Debajo, en el edificio una inmensa fabrica propiedad de un chino, fabricaban potes de glucosa para hacer postres e incluían grasa de este animal para mejorar la textura. El olor que nos rodeaba era a un cierto jarabe de fresa que me daban para la tos en mi niñez. No podíamos movernos pues los barriles desparramados tapaban casi toda la vista al rio. La bruma y el color  de los ocres reinaban a nuestro alrededor. Estos sitios eran los que gustaba mi jefe para quedar y tener largas charlas donde repasaba desde la acción hasta nuestra situación anímica. A pesar de sus casi 90 años se mantenía ágil. En una mano apretaba una botella de anís pacharán, que había comprado en un súper como homenaje a nuestro trabajo en común. ¡Es la primera vez que estos miserables quieren colaborar! –exclamó. Intervine para decir que era una orden de “el mago”. Él no se inmuto, y sirvió aquel correoso líquido en dos copas brillantes y con garabatos de lagartos chinos. Venían de regalo con el anís. “El chino me dijo que si los utilizaba para disfrutar de la bebida, mis años de vida se extenderían otro siglo más”. Una mueca agridulce baño su cara. Para agregar: ¡Que imbécil!  Es probable que en esa pila de documentos que tenemos en aquellos almacenes este algo que les interese y en estos años no me haya dado cuenta. Pues bien, dile que sí y te ruego que no dejes entrar ni móviles, ni ningún artefacto que les permita copiar los contenidos. Te enviare dos colegas que harán de guardaespaldas, se han retirado hace tres años y desean volver a la acción. Ellos serán los perros de presa que impedirán que nadie salga o entre con ningún documento en su axila. Y sonrió. Estaba distendido, sus ojos brillaban y su mirada directa se atrevió a preguntar: ¿Será Carmen o Elsa? Por primera vez me hacia una pregunta personal. Pude pensar que se refería a una competición, a dos yeguas en las que cada interlocutor apostaba. Dije:

– ¡No son dos yeguas! El anís se vació y repetimos otra vez, la humedad se pegaba a los huesos. Nos despedimos y dijo:

–A mí me gusta Carmen.

 

To set Up –cap. 11 (b) Kennedy Obscenity

6

Segunda parte (b) by j re crivello

Mañana:La Baraka –cap. 12

Desperté a las 4 de la madrugada, bueno ella me saco de mi sueño y me llevo hasta el centro de su biblioteca. Insistió en subir por ese motorcito hasta bajar de nuevo la carpeta que le había dejado abandonada su tío el gobernador. Desde lo más alto, grito:

– ¡He encontrado algo que te puede interesar! No dejaba de ser extraño verla allí en lo alto con un deshabillé de seda y yo con tan solo unos calzoncillos verde oliva. Pero recordé los consejos de mi Jefe: “sígueles el juego” ¿Por qué se metía esa voz y esa orden en mi intimidad? ¡Joder!

–Mira –dijo. Ya había depositado encima de la mesa la carpeta y retiro desde allí un papel. Era un gráfico, no llevaba sello de secreto. “Es la letra de mi Tío” –dijo. El papel tenía en el centro la letra K, a su izquierda se desplegaban desde un centro metido en un rectángulo por arriba un tal Banister y una flecha  a otro rectángulo donde ponía CIA, por abajo la otra flecha iba directo a Clay Shaw. Entre ambos un tal Ferrie, que fue el piloto que llevo a esta gente a Dallas. Todos conocían a Jack Ruby que era un colaborador de La Mafia. Pero todos se encontraban en esa época en una oficina en 544 Camp que era propiedad de Banister. Un apunte en lápiz establecía: “tanto Clay Shaw como Oswald en sus papeles apareció la misma matricula de correo: P.O. BOX 19706. Oswald la utilizo para que el enviaran el rifle para disparar en Dallas”.

–¿Esta es letra de tu tío? –insistí en preguntar. Ella asintió. Luego debajo ponía en lápiz rojo: “El asesino A (Oswald) no sabía que existía el asesino B, ni el C, pero a todos les unía un elemento, aunque conocían la fecha y la hora del paseo de Kennedy por Dallas –a través de la prensa– el cambio del itinerario se realizó en la noche previa. Para que ello fuera posible se necesitaba en el recorrido un espacio triangular, como la Plaza Dealey. Allí coincidirían, la Pantalla A (Oswald) y el ejecutor B o el C” –Elsa dijo:

–Era necesario que A (Oswald) no supiera que existían ni B ni C

–Qué A fuera descubierto y ya tuviera una trayectoria personal, tal como el paso de Oswald por Rusia, Mexico, etc. –agregue. Y Elsa sonrió para insinuar:

–También B o C deberían ser tan secretos, que para ello se cumpliera una condición: que estuviera allí puesto por quienes tenían una unión de sangre entre sus miembros.

– ¡La Mafia! –Exclame para agregar–, pero quien construye A, B y C es la CIA. Es un cerebro del contraespionaje y… Elsa Rockefeller –dirá:

–Sabemos que A no puede tener escapatoria y debe conocer algún aspecto del complot que le obligue a detenerse en el edificio a beber un refresco. “O tan solo trabajar allí” –agregué. Y ella continúo: y B debe tener una salida rápida, por el Parking detrás de la Loma y un coche que le recoja y, un avión que le saque fuera de Dallas.

–Pues si –dije convencido que la trama se abria paso como un puzle gigante.

 

 

16 de noviembre 63

El paseo en barco en Newport fue intrigante y maravilloso a la vez. El ver en el mismo sitio sentada a mi izquierda a Jackie y a mi derecha a Mary Pinchot me produjo cierto desasosiego. Con Jackie estamos al borde del divorcio, en cambio ella, vestía un buzo azul, pantalón amarillo y sujetaba su cabello con un pañuelo azul celeste. Fue una tarde de intenso viento y muy nublado. Nos acompañaban Los Bradley, comimos en la cubierta. Hablamos –los dos– Aún recuerdo un dialogo, que saboreé y tu mirada que disimulaba la tentación. La firmabas con una sonrisa elegante y picara, te dije:

–Hace frio. Me pondré el abrigo.

–Sí, el viento está muy molesto

–No sé si podremos jugar al golf

–Si no, John –ese acento para John tan delicado y cantarín de Mary– podremos el 22. Aquella fue la señal que confirmabas que estarías en Dallas, por la noche, en un hotel. Me dije: Esa noche, en Dallas, no dormiré con Jackie.

 

16 de noviembre de 63

Al sentarme en la barca del viaje de Newport, estuve a su lado. Nos filmaron. El Presidente y Mary Pinchot —pensé. Será la segunda imagen que tenemos juntos. Tuvimos una charla corta y quedamos para el 22 en Dallas. Iban los Bradley y Jackie. Aún no sospecha nada. Me ha dicho que desea divorciarse. Que le es infiel, que su servicio secreto le tapa las aventuras. Ni siquiera se han mirado durante el viaje. A veces en nuestras conversaciones –en nuestras citas– aparece una suave resistencia interior. No le he preguntado, pero la imagen que proyecta en ese reino de felicidad se hunde en una terca soledad. Cuando veo que se despoja de su “estar en la historia” solo desea un contacto íntimo y salvaje. Pero, son momentos débiles y cambiantes, luego se impone su intensa personalidad que nos sujeta y embriaga ( a mí y a todos). Muchas veces he reflexionado al respecto ¿Qué une a estos grandes hombres? Una simbiosis: ¿tal vez con las líneas de la historia? Aquellas que los mortales desechamos y ellos interpretan como si fueran una música que les guía:

“Si, música quizás o, una vana penumbra que ilumina su intenso palpito interior”

 

 

Sabes ¡se cantar! –dijo Elsa Rockefeller. Serían las seis de la madrugada. Habíamos guardado la carpeta de su tío en la parte alta de la biblioteca. Se subió a una silla y con su blusa-camisón de seda que apenas cubría el comienzo de los muslos dejando ver unas piernas cortadas por un pincel. Entono un…

Las calles rabian

Y los caprichos son curiosos

Mi animal perdido. ¡Te espero!

Tra-la-la

 

Notas

(1)HollywoodEl hombre que guardaba los secretos Por Nick Tosches

(2)HollywoodEl hombre que guardaba los secretos Por Nick Tosches

(3)HollywoodEl hombre que guardaba los secretos Por Nick Tosches

(4)Sidney Korshack, según wickipedia

(5) El presidente Richard Nixon hablando senador Edward Kennedy. Comentario de Nixon fue grabado en una cinta de la Casa Blanca, 7 de septiembre de 1972.La cinta se estrenó al público treinta y siete años más tarde, el 28 de agosto de 2009, tres días después de la muerte del senador Edward Kennedy. Dirty Política Watergate, Nixon y el asesinato de JFK Mark Tracy

Otros datos

Sidney Korshack según New York Times “His reputation was made in 1943 when a mobster on trial for extorting millions of dollars from Hollywood movie companies testified that when he had been introduced to Mr. Korshak by a high-ranking Capone mobster, he had been told, “Sidney is our man.” Fuente http://www.nytimes.com/1996/01/22/us/sidney-korshak-88-dies-fabled-fixer-for-the-chicago-mob.html

Sidney who, you ask? Those with a passing pop-culture familiarity with the Mafia know that Chicago was famous for its Italian Mafiosos, like Al Capone and Tony Accardo. New York City, of course, had its share of “tough Jews,” including Meyer Lansky and Bugsy Siegel. But for much of the past century, the real center of mob power was a Chicago-born Jewish lawyer — or so says investigative reporter Gus Russo in his new book, “Supermob: How Sidney Korshak and His Criminal Associates Became America’s Hidden Power Brokers.” Fuente http://forward.com/articles/5977/mafia-jews-inside-a-genuine-cabal/

FBI FILE 92-5053 S Korshack

El diario de Mary Pinchot Mayer que desapareció: http://www.nytimes.com/1995/11/05/books/l-in-angleton-s-custody-016578.html

 

Déjame sola -001

77cea30c57569dc8d655771093465ad3

by j re crivello

“Déjame sola”, así se llamaba el aguardiente que esta joven emprendedora divorciada, con una granja y que vivía a dos pasos de la explotación de Emiliano C. y, destilaba aguardiente desde hacía tres años.

Dalia Z, había puesto todos sus ahorros en ello, eran 50 cajas de 12 botellas de color blanco cristalino que producía cada mes y llevaba al piso de Agapito Prudence. Él se ocupaba de venderlo en el mercado negro en Barcelona. Se recorría los garitos y los puticlub y poco a poco la marca “Déjame sola” era la etiqueta preferida de cada vez de más gente.

Para Dalia Z. la relación con A. Prudence era cordial y no exenta de historias extrañas. Un día le entrego 50 cajas en su propia casa y vio en una esquina del comedor que Agapito tenía un sofá cubierto de una seda de Oriente, dorada y fina. Al preguntarle el respondió: “es para la gata”. Allí quedo aquello, hasta que dos meses después en otra entrega en la cual él no pudo recibirle, mediante un mensaje en su móvil, le dijo: “Preséntate en  casa a las 16 horas y te recibiría el género mi gata”. Al llegar allí le atendió una señora vestida en estilo leopardo y con unos ojos rasgados y pintados con una línea que mantenía el recorrido de dos almendras de color azul. Le indicó con una mano donde sus dedos finos y uñas rojas señalaban donde dejar las cajas, y se estiro en el sofá desde donde le observaba. Cuando había dejado todo el pedido, aquella nodriza del sexo marco con su firma el albarán y se despidieron.

En el camino de regreso a la granja, Dalia Z, imaginó su nuevo producto, un ron oscuro y sutil con sabor a azahar y que llevaría el nombre de etiqueta “La gata”. Pero para ella la semana no dejaba de tener sorpresas, la fuerza de Brown G. aun replicaba en su cabeza, y una de sus frases: “escucho música y me hago unos bocadillos de pan de miga, pollo y leche con mayonesa”. Un tipo raro, pero potente y dueño de aquella manera de encarar el sexo. Le conoció en una disco un sábado tarde aburrida que encalló para tan solo beber una copa. Aquel recuerdo le llevo a pasarse la mano por su vagina y un suave escozor aun le recordaba cada tanto que sexo y amor estaban alejados o cerca.

¿Y si le llamaba? Y… Si le decía ¡mira, aquella pirueta me ha dado vidilla! ¿Y si le llevaba una botella de “Déjame sola”?, y con ello tenía una invitación segura. Sonó el móvil y detuvo la pick Up Ford F 100 de faldones pintados en rojo, al lado de la carretera, era A. Prudence. Un poco exaltado exlamó:

—Me parece que tu aguardiente ¡está triunfando! Me han pedido tres cajas de una de la disco más famosa. ¡iuiuy! Su grito de satisfacción sonó fuerte y seco. Dalia Z respondió: “Me puedes adelantar algo a cuenta, tengo que comprar botellas y aquello que pongo para darle sabor, me cuesta muy caro”.

— ¿Qué es? –pregunto “¿Cómo?” –dijo ella

— ¡Qué digo que le pones! —exclamó Agapito Prudence

—No lo puedo decir —respondió ella, debes confiar en la dueña del sabor. Por cierto, hare unas pruebas de un ron para que intentes venderlo.

— ¿Cómo le llamaras? “La gata”.

— ¡Que cojones! Ya veo que te ha impresionado mi compañera de piso.

—Sí y es muy particular. ¿Desde cuándo la conoces? —pregunto Dalia Z.

—Está en casa desde hace tres años, es mi ama de llaves. “¡Ya!”. Prudence capto la ironía y agrego: En esto del amor no hay nada diferente, sabes…. Dalia Z. se animó y preguntó sobre aquel amor del sábado noche:

—¿Tu qué harías si has conocido a un tipo y tienes ganas de invitarle en otro plan?

—Como dice mi gata: ¡Amárrale! Ponle una suave melodía “¿De?” —dijo Dalia Z.

—Tu aguardiente  y basta ¡joder! El sonido del móvil de A Prudence se cortó. Dalia Z. puso en marcha la pick Up mientras pensaba:

#Una corta moneda es abundante, pero un sorbo de licor, tal vez añade picardía y aligera# Y puso rumbo a la carretera estatal N 450 donde un proveedor le servía una hierba verdusca y arisca que bien machacada daba sabor a su aguardiente famoso.

Notas:

Intercambio de mensajes de dos lectores en Yahoo:

_Pregunta: Hola, por fa necesito su ayuda…………..tengo OH al 60% (200 litros) y H2O pura (500 litros) con esto necesito producir 300 litros de aguardiente al 30% vol………………como lo hago? es para la clase de química.

_Respuesta: Se usa la fórmula Ci.Vi = Cf.Vf  donde C es concentración, V es volumen, i es de inicial y f de final. La solución 60% es la concentrada, y como hay que diluir, esa será la concentración inicial.
Vi = Cf.Vf / Ci = 30%.300L / 60% = 150L
Entonces se necesitan 150 L de la solución 60% y se llega a volumen final de 300L con 150L de agua pura, para obtener los 300L de aguardiente 30%.
¡Espero que te sirva!

Fuente(s): estudiante de bioquímica. Yahoo preguntas y respuestas.

Culto y Misterio del Aguardiente
Según el diccionario, aguardiente es una destilación alcohólica que se obtiene por destilación del vino o de determinados cereales, frutas, semillas como el centeno, la cebada, las bayas de enebro, la cereza, el anís, entre otras.

Los árabes fueron los primeros en destilar vino para obtener alcohol.

Arnau de Vilanova y Ramón Llull pueden considerarse como los padres de los aguardientes que hoy tomamos, por haber recibido de los árabes los secretos de la alquitara y la destilación, y perfeccionar sus técnicas.

El auge de las preparaciones médicas y farmacéuticas del alcohol, influyeron en la popularización del aguardiente; para mejorar su sabor se comenzó a agregarle azúcar, limón, naranja, flores de azahar, pétalos de rosa, granos de anís y hasta pepitas de oro. Fuente http://www.lopaisa.com/aguardiente.html

Bolero: Déjame Sola cantado por Elena Burke:  http://youtu.be/Tf7HZStpFGw

 

Luz y aguardiente -serie, por las tardes, como en las telenovelas-

49b7df317af0a3e93561af5f794ec9af

by j re crivello

Apurados estamos en la búsqueda de elixires que nos den soluciones mágicas ante amores que se acaban o jefes llenos de alcohol amargo, o recuerdos de hormiguitas que nos visitaban para ayudarnos a sobrevivir y ahora necesitan ellas encontrar su camino.

La vida es puro aguardiente. Cotizan los machitos de rasurado suave en los parietales y pelo fresco y suelto en la cumbre, o mujeres de senos cargados como viejas vacas sagradas pero embutidas en trajes de luces como las hermanas esas de Usa. Pero los corazones justitos, que sueñan con la luna o palpitan por ser descubiertos en un roce o una bravura están desvalijados, o sea no valen en este largo recuento de gentes que salen en la tele o en las redes y se echan fotos hasta repetir cada detalle, de lado, de frente, en el orinal, en la cama, en la nevera mostrando sus cervezas de 0,25, o en sillones de hule a la antigua.

Por ello alguna de estas tardes, amigas, amigos subiré la serie “Déjame sola”. El nombre de un aguardiente que fabrica Delia Z., una emprendedora que vive en Barcelona. Dice al respecto de esta historia una lectora consentida por mi amistad, Conchi Minguez

“¿Sabes Juan?… Leer tus escritos es como ir en un coche de carreras o una moto de muchos cilindros (no entiendo de motos) Empiezo a leer normal y conforme avanzo me voy metiendo en el personaje, en sus pensamientos rápidos, en sus palabra a veces que atropellan de una manera genial… y la mente vuela ¡si, si, la hace volar para alcanzar los sentidos y sentires de los personajes!… Es como tomarse el aguardiente y salir corriendo, cuando llego al final además de quedarme pensando, tengo que respirar hondo. Y no te rías que es verdad… “

Abrazos

Capítulos

“Déjame sola” -001

Luz interior -002

Luz cenital -003

Luz suicida -004

Déjame sola y final -005

To set Up –cap. 11 (a) Kennedy Obscenity

 

Divido el capíulo en dos partes -j re-

6

 

“Su leyenda sedujo a la leyenda. El suyo fue el misterio oculto en el corazón de la caldera de la ilusión y el engaño (1). Para algunos, era el mal encarnado, para otros, el tipo más simpático del mundo”

De quien habla –pregunte. Mi Director levanto los ojos y con suavidad en una media penumbra dijo:

–Es Korshack, “il consiglieri” de la Mafia. Vivía en el 10624 Camino Chalon, en Bel Air, de Los Ángeles y era “el abogado de los chicos malos” (2). Su distinción, su sabia lujuria, las relaciones que establecía, daban a la Mafia un aire fresco. Pero en el FBI era el número de fichero 92-789ª, y nadie nunca le investigo.  Dominick Dunne confesó años más tarde que esa inmensa y lujosa mansión fue la “primera casa que fui en mi vida en la que había un guardia con un arma de fuego en la puerta” (3) Hizo una pausa para describir al verdadero Padrino. Era delgado, no muy alto, con una sonrisa agradable y multitud de contactos (4). Se cuentan anécdotas por miles, desde levantar una huelga en Hollywood por una llamada de Nancy Reagan a un amigo y el decir: “estará resuelta el lunes, pero dile a Reagan de quien viene el favor”. Mi Director hacia grandes esfuerzos por separarse de esa fantástica marea de simpatía que le impregnaba el Supermob, he intento entrar en la capa dura y espesa del asunto, con una sola pregunta:

–Tú piensas, tal vez. ¿Este no sabía de la trama del asesinato de Kennedy?

–No sé –respondí

–No se atrevían –los del FBI a tocarle. Durante años le instalaron un micrófono de los de la época conectado a la red telefónica. Le bautizaron “Pequeño Al”.

– ¿Le descubrieron algo?

–Poco, si conversaciones con los otros jefes mafiosos y siempre aparecía un tal Sr. Lincoln, del que aun dudamos si era el seudónimo que le identificaba o un personaje misterioso ubicado en otra esfera del complot. Frend Law se detuvo, dio vuelta a una hoja en la que tenía apuntada algunas ideas y señalo con el dedo: así lo veo yo, de las cinco familias mafiosas, él era el SuperMob, el grande. Su tarea era mediar entre el crimen y la legalidad. Luego estiro una hoja de papel y me mostro un gráfico de rectángulos conectados con flechas dibujadas con lápiz rojo. Aparecía CIA-Comisión del Crimen y entre ambas la unión era el Supermob: Korshack.

– ¿No es demasiada especulación? –pregunte. El respondió:

–Diríamos que lo visible es el grupo de Carlo Marcelo –el jefe de la Mafia de New Orleans– quien señala claramente la necesidad de asesinar a Kennedy, luego los hombres de Chicago agrupados en torno a Sam Giancana que colaboraban con la CIA para matar a Castro a través de un tal Maheu que conectaba con el Director del programa de Operaciones Especiales de la CIA Wiliam Harvey quien fue sustituido  a finales de 1963 por Desmond Fizgerald. Mi jefe se puso de pie, caminaba lentamente, luego se giró para mirarme y preguntar: ¿nos falta algo? En ese momento extraje un papel doblado y mostré otro gráfico y dije:

–Me obsesiona la conexión entre La Mafia y la CIA, y situarla antes del asesinato, pues todos hablan de un complot en general, pero no precisan, por ejemplo que un político como LB Johnson, no sería capaz de llegar hasta el límite de decidir asesinar, pero tal vez Richard Nixon. De su parte aparecen con respecto al Watergate, en las cintas grabadas en la Casa Blanca, ciertas expresiones que considero confusas, y son referidas al asesinato, por ejemplo: cuando dice a Edward Kennedy en 1972: “Si él recibe un disparo, es demasiado, condenadamente malo”. (5) O cuando se refiere a E. Howard Hunt en conversaciones grabadas por Haldeman referidas a aquel, en el libro, Watergate, el asesinato de JFK y la Bahía de Cochinos: “Por supuesto, esto Hunt, que va a descubrir un montón de cosas. Abre esa costra, hay un infierno de un montón de cosas, y nos parece que sería muy perjudicial que esto vaya más lejos…”

– ¡Un infierno! ¿A qué se refiere? –preguntó en voz alta mi Director.

–No olvidemos que Nixon estuvo en Dallas el día anterior –dije.

– Tal vez el no tuvo nada que ver, pero si azuzo a los elementos más derechistas de la época y… conocía bien a los que entraron en Watergate once años después. De los cuales  una parte de ellos fueron oficiales de la CIA que participaron en operaciones especiales en la época y son citados por Hunt antes de morir: Cord Meyer, David Phillips, William Harvey y Donald Morales. Pero necesitamos la pieza, ¡la pieza! que conecte ambos movimientos…

 

To set up

Llegue a casa de Elsa a las 22, era tarde, me había entretenido en una larga charla con un descendiente de “Mr X”, aunque no era el momento de hablar del tema. Braun P al traerme en su taxi me dijo:

–Esta chica es la que domina. Apuesto por ella y no por Carmen. Solo respondí con una sonrisa, en el fondo ambas me intrigaban y me alejaban de Barcelona y anteriores fracasos, como la última amiga de allí, lenta, inexplicable, cargada de celos. En esos cuatro años pasados el sexo parecía un desperdicio. Para follar, me veía obligado a saturarle de emociones y ante tanto capricho M W N siempre respondía de una manera extraordinaria. Pero una vez repuesto de tanta aceleración, me dirigía a un nuevo sometimiento hasta verla estallar. Preocupado por aquel estilo, una vez visite al médico y me diagnostico una fatiga crónica, y me rebele diciendo con mi particular cara de besugo: ¡Doctor es sexo! El quien me conocía desde hacía años, respondió, Mardi: “¿Qué dice?” No pude resistir a contarle todo el rollo, sabiendo que en las consultas este galeno escucharía cada cosa –y dije–

–Mire, tengo una pareja que me somete a largos periodos de abstinencia y luego se suelta. El Doctor me miro, abrió los ojos como si regresara de un profundo viaje y dijo:

–En mi caso, me ocurre lo mismo y, me tomo estas pastillas que me traen desde Argentina. Las mire, ponía “Billiken”, ¡pero si esto es para los niños del cole! –exclamé. Reímos, pero él insistió:

–Mardi ¡si quiere follar no se case! A los 5 minutos vi entrar a su secretaria, una morena ondulante y con estilo de gimnasio. Enseguida comprendí que mi Doctor además de las pastillas tenía otras soluciones.

 

Al entrar en el loft de Elsa Rockefeller aquellas imágenes de mi médico y su bomba sexual se disiparon. Su beso disparo mis sentidos. ¿Qué hacia un tipo a las diez de la noche visitando a su amiga? La respuesta sobrevoló sin tanto esfuerzo. Elsa me ligo entre sus manos y fuimos hasta la cocina, allí puso una botella de tinto español y dijo: “lo compre esta tarde en un espacio de Wins extranjeros” y le acompañó con tostadas, queso, pate de pimienta y unas anguilas de casi tres centímetros que traían de no sé qué país y se metían en la boca de una vez: “así mira” –dijo. La boca se abrió, su lengua palpito y aquel bicho venido de Sud América desapareció. Luego untó las tostadas con un picante que me subió hasta quitarme la palidez. Con la copa de vino, ella rebajo aquel incendio, al pasarla primero por su nariz y luego repetir  la escena de la anguila.

–Te juego que de las 6 anguilas que quedan soy capaz de arrastrar tres por mi boca ¡antes que tú! –dijo. Acepte el envite, los bichos se disiparon y también las copas de aquel vino  del Norte de España. Y luego se acercó para decir: “¡se han acabado! Y me introdujo su lengua viva y rápida como aquel aperitivo. No recuerdo casi nada, una o dos copas de vino directas de la botella, ella saltar encima de mi vientre o tal vez las anguilas que regresaban desde donde habían partido. Pero la excitación era tan salvaje que sumergido en aquel juego, mi mano repaso una piel suave que se hundía debajo de su barriga y ella quemaba, quemaba de… ternura.

Mañana parte (b)

Notas.

(1)HollywoodEl hombre que guardaba los secretos Por Nick Tosches

(2)HollywoodEl hombre que guardaba los secretos Por Nick Tosches

(3)HollywoodEl hombre que guardaba los secretos Por Nick Tosches

(4)Sidney Korshack, según wickipedia

(5) El presidente Richard Nixon hablando senador Edward Kennedy. Comentario de Nixon fue grabado en una cinta de la Casa Blanca, 7 de septiembre de 1972.La cinta se estrenó al público treinta y siete años más tarde, el 28 de agosto de 2009, tres días después de la muerte del senador Edward Kennedy. Dirty Política Watergate, Nixon y el asesinato de JFK Mark Tracy

Otros datos

Sidney Korshack según New York Times “His reputation was made in 1943 when a mobster on trial for extorting millions of dollars from Hollywood movie companies testified that when he had been introduced to Mr. Korshak by a high-ranking Capone mobster, he had been told, “Sidney is our man.” Fuente http://www.nytimes.com/1996/01/22/us/sidney-korshak-88-dies-fabled-fixer-for-the-chicago-mob.html

Sidney who, you ask? Those with a passing pop-culture familiarity with the Mafia know that Chicago was famous for its Italian Mafiosos, like Al Capone and Tony Accardo. New York City, of course, had its share of “tough Jews,” including Meyer Lansky and Bugsy Siegel. But for much of the past century, the real center of mob power was a Chicago-born Jewish lawyer — or so says investigative reporter Gus Russo in his new book, “Supermob: How Sidney Korshak and His Criminal Associates Became America’s Hidden Power Brokers.” Fuente http://forward.com/articles/5977/mafia-jews-inside-a-genuine-cabal/

FBI FILE 92-5053 S Korshack (65 páginas)

El diario de Mary Pinchot Mayer que desapareció: http://www.nytimes.com/1995/11/05/books/l-in-angleton-s-custody-016578.html

 

 

 

Entrevista a j. re crivello Por Frida Hewson

img_3712

Para Vilanews & Fleming Lab

Por si alguien quiere conocer más mis opiniones o emociones. -j re

 

¿Quién es J re crivello?

Actualmente soy el hombre de las mil pieles, doy clases a niños y adolescentes, soy empresario físico y digital, lidero 2 proyectos digitales de los cuales estoy enamorado. Y escribo a tiempo completo, como norma, publico 5 artículos semanales.

¿Qué te hizo escritor?

El divorcio de mis padres a los 8 años, el garaje de mi abuela Francesca plagado de lecturas posibles y los sueños de mi abuela Domenica.

¿Cómo te definirías?

Un tipo corriente

¿Quiénes son tus padres literarios?

Borges, Macedonio Fernández, Kafka. Toda la novela rusa con Solyenitsin a la cabeza. Luego los clásicos: Marx (he leído El Capital con 21 años y he dado clases como profesor invitado a los 22 años), Adam Smith, Hume, Platón, Mill, Freud, y un montón de escritores.

Último libro publicado, o publicación.

Un libro de ensayo donde especulo que la conciencia emigra al interior del robot, Monos humanos. Luego Bios y robots..

¿En qué estás trabajando ahora?

Siempre trabajo en varios proyectos a la vez que además tienen sus propias páginas Web:

La Sra Ling novela sobre una mujer que vivió la Revolución Cultural. Old Chevy –un tipo que en USA entierra furgonetas. The Pizza: libro de ensayo. Doce a quien no invitarías a cenar: una colección de tipas/os extraordinarios. Milton M: un cuento largo

Háblanos de ti, ¿qué te gusta, qué odias?

Odio a Tele 5 y sus personajes de salsa barata. Amo a mi gente, mi extraordinaria mujer, mis hijos, y mis amigos (los reales y los virtuales)

¿Alguna otra pasión aparte de la literatura?

Charlar con la gente –me hago mayor y hablo mucho.

Último libro leído.

Ya no leo libros a la antigua usanza. Leo fragmentos. En esto tengo una teoría… pero no es el momento de explicarla.

Una película favorita…

Bueno me pongo tonto… todas las de Fassbinder

Última obra de teatro vista…

En Buenos Aires Enrique Pinti, Salsa Criolla en la cual se ríe de las conchudas y de los conchudos ¿vio?

¿Qué hay de la música?

Paso…

¿Y el arte? Algún pintor que te guste…

Dalí. El Bosco.

¿Tu primer escrito?

Hacia los 19 años, antes escribía en un territorio al que vuelvo cada día: la memoria. Oficialmente: 2005, fui uno de los primeros bloggers en España (¡menuda boutade he soltado!)

¿Qué le dirías al público para que se interese por tu obra?

Nada. Si me leen les abro la cabeza o les transporto a territorios imaginarios. Hay muchos escritores/as buenos jóvenes que les descubran y se los digan.

¿Qué piensas de los escritores que ofrecen seminarios, talleres, cursos?

¡Maravilloso! El mundo está necesitado de estímulos. Les recomiendo a Natalie Goldberg en USA, o el Taller de Escritura

FlemingLAB, del que participo y soy alma mater. Considero que escribir es una forma de comunicar, sea en novela o en tuis, por ello un Taller estimula la comunicación.

¿Algún consejo para escritores noveles?

Escribir cada día y publicar, y aceptar que el lector opina. Y disfrutar, pero toda gimnasia tiene su lado de sacrificio.

¿Y para encontrar editorial?

Paso. Los chicos de Amazon son muy eficientes

¿Cuál es tu opinión sobre las redes sociales? ¿Qué piensas, crean o generan escritores?

No puedo opinar de algo en el que vivo inmerso. Como escritor las redes me conectan con el talento, ya sea un lector o un escritor. ¿A quién conecta Tele 5?

Hablemos de escritores en la cúspide, ¿algún consejo sobre cómo llegar y cómo mantenerse allí?

No hay cúspide. ¿O sí?… Mi madre decía que sí, y me ha costado visitar a dos psicólogas y una coach. Yo escribo para 1000 personas, soy escritor de minorías. Como dice j. a. Ordiz: “¿A mí me lo preguntas? Qué sé yo de eso, ni idea”.

¿Cómo ves el momento político—social actual?

Fabuloso. Te refieres a… Daremos un gran salto mental. La realidad aumentada, que no son las gafas 3D transformará nuestras vidas, con lo cual los políticos son efímeros, quien manda es la sociedad.

¿Y el momento cultural actual?

En España la cultura es una letrina. ¡Viva Tele 5!

¿La televisión y los medios generan cultura?

Paso. Aunque veo la tele. Las series son el núcleo de la cultura Post-moderna. Allí vemos nuestros sueños y desastres actuales y futuros. Spielberg es un gran escritor…

¿Cuál es tu sueño?

Escribir 10 libros más. Crear 2 empresas digitales más. Compartir mi talento con otros talentos. A pesar que una parte del talento solo desea convertirse en dinero, pero otros talentos aceptan trabajar en una base colaborativa.

¿Debemos cumplir con nuestros sueños?

Si, e inventarnos nuevos.

¿Cuáles son tus próximas metas?

Meta: Lugar o punto en el que termina una carrera. Dice el diccionario. No tengo entonces metas.

¿Cómo acabarías esta entrevista?

39 partidos ganando el Barcelona… Un lugar común ¡La vida está llena de lugares comunes! Seamos creativos… Por ejemplo, pertenezco y dirijo La casa 37, un punto esotérico en el espacio. Lo heredé de mi Tía Rita, que lo heredó de mi abuela Domenica, que lo compartía con su hermana Grazia del Norte de Italia. Un juego en suma, puede Ud. creer o asumir que lo paranormal nos acompaña desde que dejamos de ser monos.

Hace poco un alumno me preguntó: ¿Cómo podemos saber que venimos de los monos y no de Dios?

Por qué compartimos el 99% de los genes, algo que no nos ocurre con las víboras, por caminar recto, por comunicar hablado, escrito audiovisual y en realidad aumentada, y por convivir con los sueños y lo esotérico.

16 de marzo de 2016

Datos:

CEO de Fleming AC y FlemingLAB

Escritor

Actualmente es el hombre de las mil pieles, da clases a niños y adolescentes, es empresario físico y digital, ahora lidera 2 proyectos digitales de los cuales está enamorado. Y escribe a tiempo completo, como norma publica 5 artículos semanales.

Libros editados: Monos humanos, Bios & Robots, The Pizza, ¿Qué Tripa se te ha roto? En colaboración con Ana Fernandez, La Isla, Carne Frita, Tretze, Memorias de un Hombre Estúpido, Kennedy (obscenity), Agosto, Sicilia, DRoccosick, Icanheart, TNTe, Planeta Zapatero

Editor de Barcelona blog. Sus blogs han atravesado la barrera mitica de las 800.000 visitas. Sus 5 artículos semanales tratan de short stories, ficción, ensayo, y crítica de la sociedad. Sus libros han sido TOP 100 en España, Amazon USA y Amazon Mexico

 

Guardar

To set Up –cap. 11 (el lunes) y hoy: Don Elmer

6

To set Up –cap. 11

“Su leyenda sedujo a la leyenda. El suyo fue el misterio oculto en el corazón de la caldera de la ilusión y el engaño (1). Para algunos, era el mal encarnado, para otros, el tipo más simpático del mundo”

Kennedy Obscenity. El lunes continua y para hacer gusto a la boca, va una de Don Elmer -j re

Dom Elmer decidió salir del bar. Fuera hacía un calor tremendo. En esta zona de Sicilia se ve como el largo día se estira, hasta dejar a sus habitantes fastidiados. Tenía que ir a comprar un pollo. Su costumbre era visitar el carnicero que estaba al lado del garito donde jugaba a las cartas. La tienda era muy antigua y si uno le pedía le mataban el bicho en su presencia. Al entrar no había nadie, le dejaron elegir un pollo marrón de pintas doradas y espolones anchos y duros. El dueño solo dijo: “estos los traen de una localidad de Barcelona, del Prat, son muy sabrosos”. Dom Elmer pensó, ¡quien narices es capaz de vender pollos venidos de tan lejos! En dos segundos una vez muerto el animal, pudo comprobar cómo le sumergían en agua caliente y como sus plumas se ablandaban. “Es de 4 kilos” -dijo el carnicero. Dom Elmer siguió el recorrido visual del despiece, hasta que un detalle le llamo la atención. La daga que iba y venía, tenía unas inscripciones en chino. Nunca se había detenido a mirar a los empleados, al levantar la vista pudo comprobar los rasgos asiáticos del ayudante del carnicero. Ante lo cual, pregunto: “¿es Ud. chino?”. El tipo le miro y dijo: “si”. “¿De dónde?” -pregunto. “De Shanghái”.

“Hace mucho que vive en Sicilia” siguió insistiendo Dom Elmer, su interlocutor respondió: “no, tan solo llevo aquí tres años”. Dom Elmer era un buen coleccionista de historias, la respuesta le llevo a relacionar las noticias o rumores que corrían en los últimos tiempos. Que: si los chinos se lo están quedando todo, que tal o cual. O, que el mercado de la coca está siendo dominado por una triada de chinos que han llegado hace tres años. ¡Madre mía! -fue su exclamación que no entendieron sus dos acompañantes.

Fue hasta la caja a pagar. Luego mientras se despedía del carnicero amigo, abrió la puerta que daba a la calle, con un acto reflejo intento apoyarse en la manivela para bajar dos escalones y empujo suave, le tranquilizaba saber que fuera le esperaban sus guardaespaldas. Sin mediar pudo ver la reacción de tres chinos que le dispararon a quemarropa, al caer fue a dar con una esquina de la pared que le rozo la frente. Aun no estaba muerto, podía respirar, su cabeza zumbaba mientras susurraba ¡malditos hijos de perra! Un tipo de cara asiática y mirada felina le salto encima, su daga, ¿era la del pollo?, ¿era la del carnicero asiático? Y le entro directo por el pecho. Dom Elmer se abandonó. Si alguien hubiera podido estar en su cabeza, tal vez lo último en pensar hubiera sido:

“La triada ya nos ha ganado”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: