Giulano hazan Pasta Clásica

A paso de cangrejo Umberto Eco

“Realmente creemos que los niños que leen historias de magia cuando sean adultos creerán en brujas. Todos hemos experimentado un miedo saludable antes orcas y licántropos, pero de mayores hemos aprendido a no tener miedo de las manzanas envenenadas, sino del agujero en la capa de ozono”. A paso de cangrejo, pág.88 305, Umberto Eco

Umberto Eco parte en esta reflexión del boom de Harry Potter, y de su magia y atractivo. Magia y miedo van indisolublemente unidas. Detrás de la magia parece que reparamos injusticias ya sean emocionales o la imperturbable capacidad del tiempo de ir hacia delante. También con la magia negra trabamos relaciones que buscan el daño hacia un tercero. Esta dicotomía entre bien y mal viene de lejos, a veces no podemos tener una vida equilibrada, estos fantasmas de la maldad y compañía se transforman en categorías humanas. Acechan, se especializan, nos incluyen en sus vidas. Tres millones de prisioneros están encerrados en las cárceles de EEUU. Tres millones de malos, o de simples rateros o vendedores de droga. Es una cifra que nos aleja de la maldad de los monstruos de Harry Potter.

La maldad es una oficina gigantesca dispuesta a maquinar certificados de astucia. Y… ¿dónde queda la magia? Tal vez late siempre en nuestras creencias de animales culturalizados, es el ruido de la sabana africana, de aquellos monos que se bajaron de los arboles e iniciaron la conquista del planeta Tierra. Y al conquistarlo, se desarrollaron como humanos.

¿Es un latido antiguo? Tal vez, ese miedo es adivinatorio de dificultades, como en esta Pandemia. Un virus esta y no esta. Y millones nos encerramos y contamos las horas hasta que decaiga el contagio.

Los niños crecidos bajo la Pandemia no creerán en brujas, sino tan solo en virus que mutan desde la voracidad de algunos humanos por comer animales no incluidos en la dieta normalizada. Pero hasta esto es antiguo, y sino esa expresión que usamos: me he tenido que comer muchos sapos, no habla un poco de cómo somos los humanos.

Es lunes, tal vez la magia nos ayude para construir una semana de bondad.

Y la Receta…